Preocupante que medios televisivos guarden silencio en cierre de RCTV

Por Venezuela Real - 19 de Junio, 2007, 15:11, Categoría: Libertad de Expresión

El Carabobeño
18 de junio de 2007

Marcel Granier, Grave señal de autocensura    

Marcel Granier califica de preocupante que medios televisivos guarden silencio frente a un hecho tan grave como la suspensión de la licencia de transmisión a Radio Caracas Televisión pues se "está demostrando el poder del Estado para intimidar, coaccionar y promover la autocensura. La mejor señal de lo deteriorado que está la libertad de expresión la dan los casos de autocensura".

El presidente de las Empresas 1BC, de la cual es filial Radio Caracas Televisión, concedió esta entrevista a El Carabobeño, durante su visita a esta ciudad, la semana pasada. Distinguido y sereno, Marcel Granier respondió a nuestras preguntas con amabilidad, con cierto aire de desesperanza quizá por la impotencia de no poder responder, de la misma forma soez y vulgar, a quienes lo convirtieron en su enemigo por defender la libertad de expresión.

¿Es cierto que RCTV hace gestiones para convertirse en un canal por cable?
- Estamos buscando todas las fórmulas posibles para mantener activa la empresa. Pero ésos son mercados muy pequeños. De manera que tenemos que inventar más cosas. No estamos seguros de si podremos hacerlo.

Cuando dice inventar ¿a qué se refiere?
- A nuevas formas de generar ingresos, que permitan mantener la fuente de trabajo.

¿Cómo están haciendo para pagarle al personal?
- Estamos pagando las remuneraciones con cero ingresos. Eso es finito en el tiempo.

¿Cómo se ha sentido con el tratamiento que le ha dado el gobierno y el apoyo recibido del pueblo venezolano?
- Uno siente gran satisfacción por el respaldo de la gente, por el apoyo. Nos damos cuenta del cariño que el país siente por RCTV, por su trabajadores, por sus artistas. Por otro lado, es bochornoso ver el abuso de poder, la manipulación de los poderes públicos, la forma cómo el gobierno, de manera ilícita, se apoderó de nuestras instalaciones, sin pagarnos compensación de ninguna especie.

Las instalaciones ya están deterioradas por el maltrato. Es muy preocupante ver cómo el gobierno cierra una de las pocas empresas que han venido creando empleos durante los últimos diez años.

Lo insólito es cómo actúa el Poder Judicial, siguiendo instrucciones del presidente, sin tomar en cuenta los daños que se están causando, cómo se confiscan las propiedades, sin indemnización y sin pensar en las consecuencias que esos actos tienen. Es evidente que el proyecto totalitario del presidente Chávez avanza de una manera preocupante.

¿Se atreverá el presidente Chávez a cerrar Globovisión?
- Hemos visto un gobierno que no tiene capacidad de diálogo con nadie, que no tolera ninguna opinión distinta a la de ellos. Lo vemos en ese esfuerzo de adoctrinamiento de los niños, que está en marcha, la guerra contra las universidades autónomas, contra las escuelas privadas, contra los sindicatos, contra los partidos políticos. De manera que, en la medida que la sociedad se lo permita, seguirá avanzando hasta implantar -como ellos han dicho- un régimen similar al de Cuba.

¿Eso será posible en Venezuela?
- En Cuba, que era un país con buenas reservas, fue posible. Lo mismo en Alemania. Yo espero que en Venezuela no lo sea, pero eso depende de nosotros los venezolanos, que resistamos la avanzada hacia el totalitarismo, el endiosamiento del Jefe del Estado, el personalismo.

¿A que se debe la enemistad de Chávez con usted?
- Yo no creo que haya algo personal. Creo que es una enemistad por opiniones distintas. Por estar en contra del diálogo y el entendimiento. En un régimen totalitario las personas son meros accidentes. Lo que el régimen no tolera es una opinión diferente, no importa de quien venga.

¿Usted ha procurado el diálogo con el presidente Chávez?
- Nosotros siempre hemos planteado el diálogo. Lo hemos planteado en público y en privado, en todas las formas posibles.

Sin diálogo no hay progreso. Basta con ver la situación en que se encuentra el país, con ocho millones de desempleados, con tres millones de personas dependiendo del Estado, con una de las tasas más altas de criminalidad en América Latina, con narcotráfico y secuestros que son las actividades que están en pleno auge. Todo esto, fruto de un gobierno que no dialoga, que no da acceso a las personas que pueden ayudarlo a resolver el problema. Porque los cargos públicos se dan por la lealtad al Jefe del Estado y no a la competencia y capacidad. De manera que eso deriva en lo que estamos viendo: mucha ineficiencia, mucha corrupción.

¿Cuál es su opinión del movimiento estudiantil que ha despertado esperanzas?
- Es un reflejo de que esos jóvenes tienen el ejemplo que han recibido en sus liceos, en sus universidades y en sus casas. Es un ejemplo de valores, de defensa de la democracia, de la libertad. Es reflejo de todo lo sano, de todo lo bueno que hay en la sociedad venezolana, que no acepta el régimen totalitario, a pesar de la lista Tascón, la persecución, los presos políticos, las palizas a los estudiantes.

¿Le afectan las agresiones verbales del presidente Chávez y de sus voceros?
- Esas agresiones a quienes descalifican es a ellos. A uno le da fuerza, ver todo el apoyo que recibe de la gente. Ese lenguaje grosero, que usa el presidente, directamente o a través de algunos programas que él controla personalmente a quien descalifica es a él. Porque el papel de un Jefe de Estado no es andar ofendiendo a las personas que piensen distinto. El papel de un Jefe de Estado es conciliar todos los intereses del país, en busca de soluciones.

El presidente dice que admira mucho a Mao. Yo no sé si lo ha leído, pero Mao decía que un líder, que no es capaz de sentarse con los que lo adversan, no merece dirigir un país. Eso se le aplica a él, bastante bien.

¿Con estos sucesos, usted cree que el presidente mantenga las simpatías en el exterior y sea recibido con honores por jefes de Estado, como antes?
- La impresión que uno tiene es que, quien lo recibe, es para meterle la mano en el bolsillo. Y como él es tan generoso con el dinero de los venezolanos hay mucha gente dispuesta a recibirlo.

¿Pensó que Venevisión iba a dejar solo a RCTV habiendo de por medio vínculos familiares?
- No. Pensé que la solidaridad, frente a un ataque tan ilegal, tan arbitrario, tan abusivo como éste, generaría solidaridad no sólo en el plano empresarial sino en el plano personal.

Lo que ha ocurrido, con Radio Caracas Televisión, es muy grave para la democracia y para la libertad en Venezuela. De hecho, vemos cómo la autocensura está cogiendo más espacios. Hay mucho temor.

Es preocupante que medios televisivos guarden silencio frente a un hecho tan grave. Se está demostrando el poder del Estado para intimidar, coaccionar y promover la autocensura. La mejor señal de lo deteriorada que está la libertad de expresión lo dan los casos de autocensura.

Este es un régimen que se va imponiendo por el terror. Salen los muchachos a manifestar y le sacan la fuerza militar, les caen a golpes, los meten presos ilegalmente, los torturan, tratan de intimidarlos. Así ocurre con cualquier persona que se atreva a disentir.

Si un caricaturista hace una caricatura que no gusta al presidente, su respuesta es una sarta de insultos. Pero quien se descalifica es él mismo, no el ciudadano que es víctima de sus calumnias, de sus improperios.

¿Cuáles acciones legales tiene previstas RCTV?
- Está pendiente el recurso de nulidad de la sentencia por la cual el gobierno se cogió todas las estaciones, transmisores y repetidoras de RCTV.

Está pendiente la demanda, introducida por la Comisión de Derechos Humanos, contra el Gobierno de Venezuela por violación a la libertad de expresión. Se han abierto dos nuevos casos en esa misma instancia por violación al debido proceso.

Hay conciencia en el país de que el régimen cruzó una raya peligrosa contra el derecho que tiene la gente de escoger la programación que más le guste, el derecho a buscar la información, donde mejor le parezca.

¿Teme por su vida?
- No. Creo que todos los venezolanos tememos por nuestra vida. Los índices de delincuencia y criminalidad se han cuadriplicado en estos años. Cuando salimos a la calle, todos estamos expuestos al hampa, a bandas de delincuentes armadas por el gobierno.

¿Cuáles medios se están repartiendo la pauta publicitaria que quedó libre con la suspensión de RCTV?
- La pauta publicitaria de Radio Caracas Televisión era muy grande. Por eso, daba empleo a tres mil personas, bien remuneradas. Pero eso no fue lo que movió al silencio, es más el temor que el interés económico.

Si queremos democracia y libertad, tenemos que luchar por ella. Venezuela está gravemente amenazada por un gobierno netamente totalitario, con el culto a la personalidad que ha caracterizado a los peores regímenes totalitarios: el castrismo en Cuba; Mughabe en Zimbawe; Hitler en Alemania, Stalin en Rusia.

En medio de esto, que podríamos llamar tragedia, ¿ha tenido satisfacciones?
- A nivel personal: todo el esfuerzo que han hecho los trabajadores de RCTV, el apoyo del país entero. Pocas veces se ha visto una empresa que reciba un apoyo tan gigantesco para rechazar, en más de 80 por ciento, una medida en su contra. Nos han respaldado las organizaciones de Derechos Humanos más prestigiosas del mundo y muchos congresos de América y de Europa.

La sentencia

¿Qué hizo usted ante la decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, confiscando las antenas, torres, transmisores, microondas de Radio Caracas Televisión?
- Es una de las decisiones más monstruosas y de peores consecuencias que ha tomado el Poder Judicial. Demuestra la sumisión al Poder Ejecutivo, que no se para en nada y que está dispuesto a torcer la ley, con tal de complacer al Poder Ejecutivo.

La decisión redefine, totalmente, el derecho de propiedad en el país. De manera que imagino eso tendrá efectos negativos en las inversiones. Porque el gobierno está cerrando una de las pocas empresas que ha duplicado el empleo, en los últimos años, cuando lo que ha crecido es el desempleo y la buhonería.

Si a una empresa que ha invertido consistentemente se le trata de esa manera, cualquier inversionista sentirá inseguridad. Esto no sólo afecta a los empresarios. También a los trabajadores porque, el empeño del régimen, en destruir el empleo productivo, debe mover a preocupación.

Hay interés en convertir a la gente, en dependientes del Estado con dádivas, a cambio de lo cual exigen obediencia absoluta y confiscación de la personalidad. Eso es muy peligroso porque es lo que caracteriza a los gobiernos totalitarios, que no admiten que nadie pueda pensar distinto al régimen.

Por eso el empeño en el partido único, la Ley Habilitante, la reforma constitucional, el juramento: patria, socialismo o muerte y todas esas manifestaciones que viene dando el gobierno de culto a la personalidad y de totalitarismo.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog