El traje del emperador

Por Venezuela Real - 21 de Junio, 2007, 8:20, Categoría: Economía

VenEconomía
20 de junio de 2007

Conindustria, es una de las pocas instituciones privadas que ha sido consecuente y clara con las críticas constructivas a las políticas del Gobierno de Hugo Chávez. Ahora, en su 37° Congreso Internacional se dejó al desnudo que Venezuela está inserta en una crisis económica y política.

Las deliberaciones del Congreso dejaron en claro que como resultado de la política anti empresarial de estos últimos años, la producción interna está siendo cada vez menos capaz de satisfacer las demandas de una economía cuyo crecimiento está sustentado en el ingente gasto público y el consumo. Y señalan que esto tiene como agravante que el control cambiario promovido por el Gobierno, ha terminado siendo un factor de estímulo para transformar a Venezuela en un país netamente importador. Por ejemplo, citaron que en 2006 las importaciones eran equivalentes al aporte de la manufactura al PIB, y superaban el aporte del PIB petrolero. Según proyecciones, las importaciones llegarán a $40 millardos en 2007, lo que representaría un incremento de 25% en el año.

También se dejó en el tapete que el bolívar está peligrosamente sobrevaluado en 34%, que la inflación general acumulada ha sido de 98%, y que la de alimentos fue de 153%, en los últimos cinco años.

Esto se suma a lo previamente demostrado en la investigación de Conindustria "Cerco empresarial 2007", sobre el tamaño y las dimensiones del cerco que ha impuesto el Gobierno al sector a través de una creciente y excesiva legislación, reglamentación y control. En esta investigación se demostró que como consecuencia directa de la política del Gobierno, desde 1998 el parque industrial registra una merma de casi 40%, (de las 11.117 de entonces, quedan apenas 6.756). A esta contracción industrial contribuye además el giro que le ha dado el Gobierno a la definición de propiedad privada, así como las limitaciones a la rentabilidad y la pérdida de competitividad debido a los crecientes costos laborales, controles de precio y de cambio.

Pero, el Congreso de Conindustria no sólo sirvió para reconfirmar que en Venezuela hay una crisis en ciernes en lo económico, sino que además se está socavando su sistema democrático.
El juez español Baltasar Garzón, uno de los conferencistas del Congreso, indicó que, entre otras cualidades, una verdadera democracia consagra los principios de la no impunidad y de la equidad. Puntualizó que debe existir "una ley para todos sin que nadie esté por encima de ella, para controlarla o limitarla". Y afirmó que "una sociedad construida con justicia sobre la existencia de responsabilidad y sobre la erradicación de la impunidad es una sociedad más libre, más democrática y, por ende, más firme en sus valores y aspiraciones".

También aseveró que "la grandeza del sistema democrático es que todas las opiniones discrepantes pueden oírse". "La credibilidad del sistema radica en la existencia y en la realidad de los controles con los que se somete el poder; quien más poder tiene debe ser el más controlado", enfatizó.

Es cierto que el juez Garzón no hizo referencia específicamente a la política del presidente Chávez. Pero, si se toman en cuenta el ingente de poder que ejerce el mandatario sobre toda actividad económica y política en el país, así como el evidente cercenamiento a la libertad expresión, la coerción y represión a la disidencia política, amén de su control sobre todos los poderes del Estado, puede concluirse que el emperador no viste el traje democrático.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog