Tan eterno como el aire y el poder

Por Venezuela Real - 22 de Junio, 2007, 22:27, Categoría: Cultura e Ideas

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
22 de Junio de 2007

Era un pergamino y por él corrían venas. Los ojos no tenían luz, tampoco la necesitaba.

Él miraba y hablaba hacia adentro. Su mundo era interior, místico y asexuado. Se comprende: vivió hasta los 95 años con la mente clara y el espíritu acechando.

Hablamos del presidente Joaquín Balaguer, con motivo de la publicación de un libro dedicado a su vida literaria y política. En esas páginas sombrea el poder dictatorial del trópico, mientras los mampuestos del régimen, ministros, militares y jueces, hacen el trabajo impúdico.

Habiendo subido a la presidencia en 1966, se mantuvo en ella con solamente tres interrupciones en la sombra hasta su muerte en julio del 2002, aunque su presencia seguía ahí, como un ciguayo mezclado de taíno, es decir, socarrón, astuto y silencioso.

Durante años fue el comodín del generalísimo Rafael Leonidas Trujillo. "El chivo" veía en ese ser taciturno, conversador, religioso como un fraile trapense, la persona dispuesta a oír sus monólogos envueltos en frustraciones y enredos familiares, con imperturbable serenidad.

Balaguer fue en vida una especie de arzobispo laico. Su figura y actos de asceta son un caso extraño en la política caribeña por sus dotes para sobrevivir por encima de toda turbulencia. Quien haya leído la novela de Mario Vargas Llosa La fiesta del chivo, podrá captar la forma implacable de actuar del cacique Trujillo ante el sempiterno don Joaquín, en ese momento presidente de la República con el beneplácito del tirano.

El Benefactor le pide un día ascender a capitán a un teniente. Balaguer se incomoda, sabe de las atrocidades de ese militar. Trujillo le mira fijamente y le reclama: "Usted tiene la suerte de ocuparse sólo de aquello que la política tiene de mejor: Leyes, reformas, negociaciones diplomáticas. Pero gobernar tiene una cara sucia, sin la cual lo que usted hace sería imposible. ¿Y el orden? ¿Y la estabilidad? ¿Y la seguridad? He procurado que usted no se preocupe de esas cosas ingratas. Pero no me diga que no sabe cómo se consigue la paz. Con cuánto sacrificio y cuánta sangre. Agradezca que yo le permitiera mirar al otro lado, dedicarse a lo bueno, mientras yo y otros teníamos tranquilo al país, para que usted escribiera sus poemas y sus discursos. Estoy seguro que su aguda inteligencia me entiende de sobra".

Sabiamente el diminuto hombre tomó el papel y firmó el decreto. El poder no es eterno, pero decirlo es quimérico: perdura de la misma forma que el agua y el aire desde los albores de la humanidad.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog