La comida sube en el ascensor mundial

Por Venezuela Real - 25 de Junio, 2007, 19:41, Categoría: Dimensión Social

Ramón Sahmkow
TalCual
25 de junio de 2007

Mientras la demanda internacional de alimentos se incrementa y los granjeros en todo el mundo parecen incapaces de responder para bajar los precios, la seguridad alimentaria de Venezuela se ve amenazada por la dependencia en las importaciones

Como cualquiera que visita cada semana el automercado de la cuadra, los importadores de productos agrícolas revisan los mercados internacionales y regresan con la misma conclusión: los precios se han disparado. El fenómeno mundial de aumento de la demanda no preocuparía a los expertos, si al menos los productores respondieran con mayor rapidez.

Para Venezuela, que debe importar anualmente toneladas de cereales, azúcar y leche, sin contar con el ganado en pie que entra al país con boleto sin regreso a los mataderos, ir de compras en el exterior se ha vuelto, no sólo costoso, sino también difícil.

La producción anual de leche de 1.200 millones de litros es insuficiente para abastecer el mercado nacional que consume 2.300 millones. La cifra sería más elevada, si el venezolano consumiera 120 litros al año, como recomienda la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y no los 80 litros que bebe actualmente.

La industria láctea calcula que con 548 mil nuevas vacas que produzcan 6 litros diarios se satisfaría la demanda, pero hay que tener paciencia. “Cualquier proyecto necesita por lo menos cuatro años para ver los resultados”, dijo Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac).

Las importaciones son la respuesta inmediata, pero costosa. En 2006, los importadores venezolanos compraron más de 60.384 toneladas de leche entera, principalmente de Argentina y Nueva Zelanda, a un precio que oscilaba entre 2.273 y 2.906 dólares. Pero, actualmente, la tonelada se tasa por 4.080 dólares en el mercado de Oceanía y 4.800 dólares en Europa, según estadísticas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Teresa López, directora ejecutiva de la Cámara de Importadores de Leche (Cavelacteos), indicó que el precio incluso llega a 5.400 dólares.

CEREALES EN LAS NUBES

Las vacas no son las únicas volando por los cielos. Los precios de los cereales también se han disparado en el mundo. El arroz, el trigo, el maíz, y la cebada han subido más de 30% desde el 2005, según Merryl Lynch, lo que encarecerá igualmente el ganado y el cerdo, que se alimentan de productos derivados de esos cereales.

En ocho meses, la tonelada de maíz amarillo se incrementó en 87,7%, al pasar de 140 dólares a 260 dólares, según la Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro).

En el mismo tiempo, la tonelada de maíz blanco pasó de 165 dólares a 255 dólares.

Aunque la producción nacional de azúcar se abultó de menos de 600 mil toneladas a 780 mil toneladas en el mismo período, Venezuela todavía necesita importar un 40% de su producción. Aún más cuando el estimado de producción para el 2007 se reducirá a menos de 700 mil toneladas por el “rendimiento muy bajo de la caña”, según Rafael Chirinos, presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela.

En el 2006 se importaron más de 109 mil toneladas de azúcar cruda para la industria, principalmente de Brasil, Colombia y Guatemala.

Entre 2002 y 2006 el precio subió 154,9% hasta 359 dólares la tonelada, pero en los últimos meses reportó un descenso a 209,38 dólares.

El aumento de los precios del azúcar y el maíz se inscriben en el fenómeno de los biocombustibles, esencialmente el etanol. En Estados Unidos, el maíz usado en las destilerías de etanol se ha triplicado y los precios subieron.

Esto afecta directamente al Venezuela, que en 2006 compró toda su importación de maíz amarillo (25 mil toneladas) del país norteamericano, pues la producción, aunque va en aumento, no es suficiente.

Las Empresas Polar, la mayor industria de alimentos nacional, reportó que el problema del precio del grano es el principal causante de la escasez de aceite de maíz.

El incremento de los precios es fácil de explicar, según los analistas.

El creciente desarrollo de India y China está generando ciudadanos más prósperos y mejor alimentados.

En el curso normal, explican, la demanda se podría responder aumentando la producción, especialmente incluyendo tierras marginales al ciclo de cultivo.

Con el ímpetu de los combustibles “naturales”, los cultivos de maíz se han incrementado en el mundo, pero en detrimento de hectáreas para otros cultivos como el trigo, que se encareció 14,2% entre marzo de 2006 y el mismo mes de 2007.Venezuela, deficitaria en ese rubro, importó en 2006 más de 1,15 millones de toneladas de trigo y otras 586 mil toneladas del grano duro, provenientes principalmente de Canadá, seguida de Estados Unidos y Argentina.

Pero en general, las ganas de comer corren más rápido que los cultivos.En la década de los noventa, cuando el petróleo era barato y nadie sabía de biocombustibles, la demanda de alimentos subió 1,2% interanual, según la banca de inversión Goldman Sachs. Pero en los últimos años, la rata pasó a 1,4%, y en la próxima década la consultora calcula que crecerá a 1,9% . La Unidad de Desarrollo de The Economist, calcula que la demanda de maíz seguirá superando la oferta, al menos hasta 2009.

La consultora Merryl Lynch acuñó el término “agflation” para referirse al repentino aumento de los precios de los productos agrícolas.Para que los precios desciendan, aseguró un analista de Goldman Sachs, o los gobiernos deben bajarse del autobús del etanol o el petróleo debe ser más barato. Ninguna opción parece factible por los momentos.

 • GABINETE DE EMERGENCIA
El presidente de Fedeagro, Gustavo Moreno, llamó a conformar un gobierno agrícola de emergencia que incluya a los expertos en la materia para evaluar la situación de abastecimiento y desarrollar estrategias que aumenten la producción y disminuyan las importaciones, según una nota de prensa del organismo gremial.

En el comunicado, Fedeagro resaltó que la “tendencia ascendente” de los precios en el mercado internacional afecta el abastecimiento de los rubros en Venezuela, “tomando en cuenta los niveles de importación de alimentos que se realizan en el país”.

“Debemos pasar de las mesas técnicas de trabajo a mesas de análisis político de lo que está sucediendo a escala mundial (...) Todos los sectores debemos sentarnos a elaborar un plan para evitar una crisis de la arepa similar a la que vive hoy México con la crisis de la tortilla”, dijo Moreno.



 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog