La neurosis se vende a bajo costo

Por Venezuela Real - 25 de Junio, 2007, 20:05, Categoría: Dimensión Social

JUAN CARLOS SANTAELLA
El Mundo
25 de junio de 2007

Si alguna cosa se ha puesto realmente barata en Venezuela es la neurosis y toda su exquisita variedad de opciones "a la carta".

Hay tanto de dónde escoger y seleccionar, que la oferta casi raya en la gratuidad. Con la neurosis pasa lo mismo que con los celulares. Cada cual quiere el suyo y para ello las empresas de telefonía móvil los ofrecen a precio de gallina flaca. Quizá por esto, ser un elegante neurótico de la quinta república es poco menos que muy fácil, accesible y hasta amigable cuando el fenómeno alcanza extraordinarios niveles democráticos. Hay que decir que parecer un verdadero y solidario neurótico, implica no pertenecer a ese enorme ejército de ciudadanos excluidos y perezosos que pululan por ahí. Lo que verdaderamente está de moda son los ensamblajes patológicos.

Es decir, para poner un ejemplo típico de la posmodernidad política venezolana, la conjunción o el encuentro cotidiano de cuatro personas esquizofrénicas, maniáticas y compulsivas viviendo en la misma casa. Si ya nos cuesta una eternidad aprender a sobrellevar las propias miserias, imagínese el esfuerzo que significa tener como interlocutores a dos o tres neuróticos de alto calibre.


Las estructuras patológicas ensambladas a partir de extrañas paranoias, amables oligofrenias y psicosis solapadas, constituyen un panorama bastante desolador. Hay mucha gente exageradamente asustada, a quienes les gusta sentir el pavor de catástrofes privadas y públicas que a lo mejor nunca ocurrirán. También existen los admirables gestores del pánico, los descifradores incansables de conspiraciones y los incansables envidiosos de la prosperidad ajena. En realidad, la envidia se ha convertido en nuestro país en la primera virtud colectiva, democrática y ahora socialista. Es posible que antes no fuéramos tan envidiosos. Sólo basta que el vecino se compré una fenomenal cuatro por cuatro, para que este hecho desate cualquier pasión. Sin la envidia, parafraseando a Fernando Savater, es muy difícil que el socialismo funcione, porque este maquiavélico pecado tiene la habilidad de activar todos los motores de la ambición personal y, desde luego, del poder político. Las intrigas políticas tienen su base en la envidia que genera el que posee más poder. Es una especie de círculo vicioso donde el miserable envidia al rico y el rico festeja la ruindad del miserable. Claro que la envidia es cara y sus costos, por supuesto, son muchas veces inalcanzables. Pero lo que si es bastante barato es la alegría que, en secreto, sentimos por las desgracias de nuestros amigos. Salvo raras excepciones, dignas y auténticamente solidarias, nadie se lamenta por el fracaso, la orfandad y la pobreza de quien en mala leche le ha tocado vivir días apesadumbrados. Todo lo contrario. Hay un punto disimulado de alegría en ver a un amigo, a un familiar o a un extraño incluso, convertido en una mugrienta rata. Un pobretón de mierda caído en desgracia y sobre el cual, por lo común, llueven todos los salivazos. A mí me ha tocado ver el terrible periplo de amigos, en su momento muy solicitados, y hoy son objeto de pestilentes gargajos. Del último piso, directo a los subsuelos y a las cañerías del sistema democrático. El dolor es un espectáculo y se paga, como en las neurosis actuales, con abrumadores aplausos. En todo ello hay un poco de sadismo, de repugnancia y de castigo. Bien cierto es que la necesidad suele darle sentido a la vida y aunque esto no es del todo verdad, no obstante cabe la posibilidad de elegir entre ser un orgulloso esquizofrénico o un militante de la usura sentimental. Bien bueno que existe la Misión Negra Hipólita.

 «En realidad, la envidia se ha convertido en nuestro país en la primera virtud colectiva, democrática y ahora socialista»









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog