Quien tenga ojos para ver...

Por Venezuela Real - 25 de Junio, 2007, 20:12, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

RAFAEL DEL NARANCO
El Mundo
25 de junio de 2007

Mientras la oposición política existe sin más en la mente de algunas personas incapaces por razones individuales falta de unidad, apatía e indiferenciade organizarse responsablemente, y los jóvenes estudiantes, habiendo comenzado a despertar de un adormecido letargo no acaban aún de formar un frente común y agrupar en su en torno al resto de la sociedad civil en peligro de perder la libertad, Chávez está terminando de cerrar el círculo de su proyecto marxista.

"La libertad es necesaria para hacer posible la libertad", nos recuerda Isaiah Berlin. Hay que leer -ya sin lupa- el discurso del Presidente pronunciado ante sus partidarios el viernes. Allí, sin aforismos o dulcificación, se hace alarde del futuro inmediato que le espera al país: la completa implantación de la estructura ideológica cubana.

Han comenzando a sonar pitidos de alarma, pero igual que esos carros cuya bocina suena de forma horripilante demasiadas veces ante un presunto intento de robo, ya nadie parece hacer caso. A Venezuela le sucede lo mismo.

Al Jefe del Estado nada le importa más en lo inmediato que la consolidación de un gobierno autócrata bajo su personal mando. Las marchas, protestas, el caso Rctv, las opiniones de gobiernos u organismos internacionales sobre el cada vez más evidente cercenamiento de la libertad, le tienen sin cuidado. No es un demócrata y lo ha venido demostrando, por lo tanto esos valores intrínsecos no van con él ni los entiende.

Cuenta con poca solidez política; sí un extraño y portentoso carisma. Su carencia ideológica es suplida por toneladas de dólares del erario público manejados sin dar cuenta a nadie. Tampoco hace falta. Su corte de lisonjeros -el gobierno en pleno- es sumiso y cicatero. De igual manera el resto de los poderes que, en circunstancias más dignas, formarían el Estado republicano.

Una de sus alucinaciones en esas noches de pesadillas en el lugar secreto en que reposa su cabeza, es armarse hasta los dientes. Desea -y lo hará- ver a cada venezolano con un fusil Kalashnikov en sus manos.

Su Leviatán, el monstruo marino de la Biblia, es el Imperio y no descansará, si la razón no lo apacigua, hasta convertir al país en un arsenal de armas y enfrentarlo Dentro de unas horas sale hacia Rusia y lleva la chequera. Comprará submarinos y otros cachivaches, de eso no hay duda.

Con todo, hace falta más que discursos, dinero y cantilenas para gobernar un Estado. El visionario absolutista termina cayendo en su propia vacuidad.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog