AGROINDUSTRIA Precios bajos en Venezuela propician el contrabando de extracción

Por Venezuela Real - 26 de Junio, 2007, 17:15, Categoría: Economía

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
26 de junio de 2007

Alza del consumo creó problemas para abastecer
El presidente de Cargill señaló que no estaban preparados para el incremento de la demanda

El aumento del consumo de alimentos procesados en el país, impulsado por la recuperación del poder de compra, sorprendió a la agroindustria nacional. El presidente de Cargill, Roberto Moro, admitió que ni el sector privado ni los organismos del Estado estaban preparados para el incremento en la demanda de productos alimenticios.

"Ni la industria, ni las autoridades, ni el comercio, ni los transportistas estábamos preparados para enfrentar semejante crecimiento de la demanda, y los inventarios bajaron peligrosamente", señaló el industrial.

Aclaró que no es correcto hablar de desabastecimiento de alimentos sino de algunas dificultades para suministrar todas las cantidades que requiere el sector comercial. "Lo que estamos enfrentando son dificultades para abastecer. Es absurdo hablar de desabastecimiento cuando los supermercados reportan récord de ventas", resaltó Moro.

Según la Asociación Nacional de Supermercados (ANSA), la afluencia de compradores en estos establecimientos se elevó 30% en los últimos meses.

Moro indicó que justo cuando se elevó la venta de alimentos, entraron en vigencia varias normas que afectaron a las empresas que procesan productos de primera necesidad como pasta, arroz, azúcar, aceite, leche, trigo y otros.

Explicó que a principios de año, la emisión de los certificados de no producción o producción insuficiente, que impuso el Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio para poder importar algunos insumos y las limitaciones para realizar operaciones con los países que integran la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), agravaron la situación de las empresas, y comenzó a afectarse el inventario de productos alimenticios.

No obstante, señaló que en la actualidad la mayoría de los problemas relacionados con el inventario de materia prima y algunos requisitos para la importación de insumos están en vías de solucionarse.

Control de precios.

El industrial sostuvo que debido al control de precios de los alimentos hay una pérdida de rentabilidad. Los casos más críticos, a su juicio, son la leche y los aceites comestibles. La leche en polvo, tanto completa como descremada, está regulada en 10.670 bolívares (lata de un kilogramo) al consumidor final. Y en el rubro de los aceites está controlado el precio del producto vegetal (2.600 bolívares el litro), girasol (2.935 bolívares el litro) y de maíz en 3.160 bolívares.

Estos precios se han mantenido desde noviembre de 2004, y pese al incremento de los costos de producción no se ha autorizado aumento alguno.

Advirtió que si no se revisan esos márgenes continuará la poca oferta de estos productos en el mercado.

El presidente de Cargill comentó que la inflación no es un problema de Venezuela. "En casi todos los países del mundo la inflación de alimentos en el último año fue muy superior a la inflación general. No es un problema exclusivo de los venezolanos. Las razones de ese fenómeno son básicamente dos: aumento de la demanda de los países del Este (India y China), que en los últimos años ha producido un alza en los precios de los comodities; y las distorsiones que producen los biocombustibles. Grandes áreas sembradas de cereales y oleaginosas que se destinaban a alimentos se dedican ahora a producir combustibles. Consecuencia: caen los inventarios y los precios internacionales suben a valores jamás vistos", explicó el empresario.

Indicó que el país, por ser un importante importador de cereales, oleaginosas y harinas proteicas, no puede escaparse de ese efecto. A su juicio, la solución es producir más e importar menos: "Pero eso toma años. En Cargill estamos haciendo esfuerzos para aumentar las áreas sembradas de soya y girasol. Pero a pesar de nuestros esfuerzos y el de otras empresas, aún las necesidades de importación son muy importantes".

El industrial reveló que la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA), empresa del Estado encargada del suministro de productos a la red Mercal, es el mayor cliente de Cargill.

"Alrededor de 30% de nuestra producción va a esos programas. No participar de ese mercado es dejar de lado un mercado importantísimo", expresó.

Indicó que la preocupación del Gobierno por el aumento del contrabando de extracción es totalmente legítima. Aseguró que este comercio ilegal existe desde hace años y, en la actualidad, está alimentado por los bajos precios que tienen los alimentos en Venezuela. Un kilo de pasta cuesta al público en Venezuela 55 centavos de dólar y en Colombia cuesta 1,20 dólares.La diferencia es demasiado grande.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog