Imposición constitucional

Por Venezuela Real - 26 de Junio, 2007, 17:47, Categoría: Estado de Derecho

Juan Uslar Gathmann
TalCual
26 de junio de 2007

Los cambios propuestos a la Constitución, son el tema del día, y que no es banal, pues representan el futuro del país y requieren una discusión amplia que, hasta ahora, ha sido negada. De lo que se puede conocer a través de la prensa, el último o antepenúltimo texto es bastante irrelevante ya que, con que sea una fotografía de una de las fases de la discusión, revela el espíritu de los “constituyentes” convocados por el Presidente.

Así pues, estamos en presencia de otro ejercicio más en nuestra larga historia de reformas por parte de un grupo restringido que se atribuye (esta vez, es cierto, con apoyo legislativo), el derecho de cambiar nuestra Ley Fundamental para, ahora, intentar orientar al país hacia su versión del socialismo que Venezuela requeriría.

Muchos de los temas propuestos, como es el caso de los derechos de propiedad, cuentan con el rechazo de una sólida mayoría de la población tal y como se desprende de encuestas realizadas recientemente.

Igualmente, y como si fuera poco, el concepto mismo de socialismo no cuenta con un respaldo mayoritario, si no es el que existe en la mayoría de los países modernos, y que se refiere a mayor justicia social y acceso equitativo a las oportunidades.

En otras palabras, que estamos en presencia otra vez de un intento de cambiar la realidad por la vía legal, ruta estéril que ha sido tomada desde principios del siglo XIX por tantos de nuestros países para crear lo que el Libertador denominaba “Repúblicas Aéreas”, y que –tan sólo en nuestro país– ha producido unas cincuenta constituciones que sólo frustración y descrédito nos han traído.

Ante nosotros tenemos el ejemplo de Inglaterra que ni constitución tiene, o la de los Estados Unidos que sólo han tenido una con unas pocas enmiendas, lo cual ilustra bastante bien la diferencia entre nuestra aproximación “de arriba hacia abajo” como comentaba anteriormente, con la de abajo hacia arriba, que consiste en respetar lo que la gente realmente cree y practica y (eventualmente) darle forma de constitución. Claro, la segunda requiere una república de ciudadanos, paradigma del que nos alejamos cada vez más, al sustituir a éstos por el Estado que todo lo decide.

Independientemente de que uno crea que lo contenido en la nueva constitución es positivo o negativo, el hecho es que nace con plomo en el ala en la medida en que le dé la espalda a la realidad local y mundial.

Voluntarismo puro.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog