Notas sin margen

Por Venezuela Real - 30 de Junio, 2007, 22:16, Categoría: Cultura e Ideas

RAMÓN HERNÁNDEZ
EL NACIONAL
30 de Junio de 2007

El casto e inefable Pedro Carreño, con su cara de palo y sus ideas de la edad de piedra, ahora sacó de su chistera de mentir "la milla fifa"; Maripili, sin abominar de la narcolepsia ni del misticismo anacrónico que la acompañan, ha tenido el atrevimiento de transfigurar el código de ética del periodista en tablas de la ley neomarxista; Jorgito, el ex prodigio del CNE y sus números de fantasía, reveló que tiene un revolucionómetro que le garantiza que el proceso va por el camino correcto, en Audi, claro; y Maduro es canciller (!) y está de viaje.

Ante tal suma de disociación psicótica, y por rebote, yo, casquivano, con humildad debo decir que he descubierto por qué la literatura venezolana tiene tan exiguo arrastre popular, tan bajas ventas: la diversión está en otra parte y no precisamente en los videojuegos. No corro riesgo alguno de equivocarme si le pronostico el más estruendoso fracaso a la editorial que, con las iras de Facundo, imprimirá libros con la misma facundia y velocidad con que los gallegos producen chorizos –tiernos y curados–, longanizas y morcillas. La clase sale.

El talento que despliega la camarilla gobernante, sea en el armado de explicaciones y justificaciones o fuese en el destramado de las ineptitudes, léase ocultamiento de errores, equivocaciones y pifias, ensombrece y aturde el relámpago creativo de los literatos de profesión; es más, los convierte en prescindibles, sin importar género ni estilo. Hasta Tarek sobra, aunque sea peor gobernador que poetastro.

La cotidianidad, el día a día rojo rojito, demuestra que la nomenclatura tomó por asalto el quehacer de los escritores y los ha superado en el ámbito en el que los polígrafos se creían inexpugnables: la imaginación.

No se trata de la videocracia, la vida expurgada de letras y libros, que anunció Giovanni Sartori, sino la ficción montaraz y rastrera como estadio superior de la demagogia y la argucia, sin lucimientos estéticos ni babiecades gramaticales.

La montaña mágica, Terra Nostra, El otoño del patriarca, Los 120 días de Sodoma y Yo, el Supremo –para no hacer comparaciones con las letras nacionales– son cagarrutas, placebos estíticos, si se contrastan con la florescencia oral y lírica del alto funcionariado, que aún teniendo como consigna vital un plagio (patria, socialismo o muerte, venceremos) se ha destapado como fiduciario de un sentido del humor automático que ya hubieran querido poseer los hermanos Marx y Chespirito. Sin la estrafalaria y baratona indumentaria de Cantinflas –al contrario, adornados con las mejores prendas–, nos restriegan que están dispuestos a matarnos de risa y sin contemplaciones, por ahora. ¿Mientras preparan el paredón? Corre, Tascón. Suspendidas las transacciones.
   





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog