Viaje de nostalgias - El peregrinaje inoportuno

Por Venezuela Real - 1 de Julio, 2007, 20:14, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
01 de julio de 2007

Mientras en Venezuela la gente se concentra en los episodios, sorpresas y suspensos de la Copa América, el Presidente de la República decidió realizar un largo, muy largo y misterioso viaje a Rusia, Bielorrusia e Irán. Dejó así, atrás, el gran espectáculo del fútbol, para alejarse de la escena política de su país, y alejarse, asimismo, de un compromiso que sin duda alguna era prioritario para la nación, como la cumbre de Mercosur que simultáneamente se lleva a cabo, y en la cual era esperado. No cabe duda de que puestos los asuntos en la balanza, el peso de Mercosur no tiene comparación con los apremios que llevaron al Presidente, primero a Moscú, luego a Bielorrusia, y como última escala el país del guerrerista Ahmanideyad. No fueron pocos los tropiezos que, según los cables, afrontó el primer magistrado durante su peregrinación por Rusia.

El ingreso de Venezuela como miembro pleno de Mercosur, aspiración que para el Presidente fue considerada prioritaria, ha encontrado ciertos tropiezos, obra no por cierto de los adversarios, sino piedras puestas en el camino por el propio jefe del Estado. Ofendió, por ejemplo, a los senadores de Brasil, los llamó "loros de Washington", portavoces del imperio e instrumentos del adversario. A diferencia de otras instituciones o personalidades que han tenido trato simular, el Parlamento brasileño que debe votar por la rectificación del ingreso de Venezuela a Mercosur ha expresado que no lo hará hasta tanto no reciba las excusas debidas. La ofensa debe ser retirada, y los parlamentarios tratados con todas las consideraciones pertinentes. Así lo expresó el canciller Celson Amorim, quien reiteradamente ha demostrado tolerancia y paciencia, al propio tiempo que amistad hacia el Presidente venezolano. O hay excusas o no hay Mercosur.

En Rusia el Presidente exaltó a la antigua Unión Soviética y se lamentó que se hubiese derrumbado como se derrumbó. Esto no le debe haber caído bien a los miembros de la Duma, el parlamento ruso donde abundan y proliferan los adversarios del comunismo. Proclamar que la Unión Soviética debe restablecerse con puede complacer a ningún ruso consciente y menos aún al presidente Vladimir Putin, quien conoce nadie los horrores del sistema comunista. El Presidente aconsejó a los rusos a leer a Lenin. Debieron reírse de tal consejo porque pasaron la vida oyendo el "pensamiento único" que terminó por fatigarlos, aburrirlos y, en última instancia, dar al traste con todo el andamiaje marxista leninista.

Según los cables, el jefe del Estado negoció en Moscú la compra de cinco submarinos para las fuerzas navales de nuestro país. Crece de manera exponencial el capítulo de adquisiciones militares a Rusia. El país se endeuda peligrosamente y el arsenal se multiplica y se diversifica. Difícil conocer lo que será convenido en Bielorrusia, pues se trata de un país sometido a una autocracia tan anacrónica como hermética. De Irán, bueno, veremos qué nos traen los cables. Sorpresas, quizás.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog