Reforma constitucional está en terreno especulativo

Por Venezuela Real - 2 de Julio, 2007, 20:59, Categoría: Estado de Derecho

DORYS VILLARROEL
El Mundo
02 de Julio de 2007

Opositores quieren participación vía constituyente
El presidente Chávez despejará las incógnitas del proyecto a mediados de mes

Caracas. A la mesa para la reforma constitucional propuesta por el presidente de la República, Hugo Chávez, aún no se le ha colocado ni el mantel y menos se le han servido los platos a ser consumidos por un número tampoco definido de comensales.

Por eso la expectativa sobre lo que muchos especialistas han considerado como una sustanciosa comida para fortalecer o desaparecer a la democracia, según los criterios, está a nivel de especulaciones sobre los ingredientes.

En esto coinciden el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Roberto Hernández; el vicepresidente de la comisión de Política Interior del Legislativo, diputado Juan José Molina y los ex parlamentarios Alfonso Marquina y Julio Montoya, al recomendar paciencia y cordura para esperar que el chef, en este caso Hugo Chávez, le anuncie al país cuál será el menú definitivo, a fin de que cada cual pueda tomar los cubiertos y se puede preguntar con qué se comen los alimentos ofrecidos. Por supuesto, sin olvidarse que es el pueblo, en referendo, quien aprobará o rechazará la receta. Por cierto, estos alimentos reformistas de la Carta Fundamental de los venezolanos, se prometieron para comienzos de 2008, pero todo indica que se adelantarán quizás ante la escasez de algunos ingredientes en el mercado.

"Los sectores tienen a todos los medios de comunicación para opinar. Cualquier opinión que se haga ahora sobre la reforma constitucional es prematura, porque no sabemos exactamente qué es lo que va a proponer el Presidente", dijo el diputado Roberto Hernández.

El segundo vicepresidente de la AN, recuerda que Chávez ha planteado algunos temas dentro de la reforma, que están en debate y que son constantes en las jornadas de parlamentarismo social de calle. Algo así como un adelanto de los ingredientes para que el soberano se vaya familiarizando con su sazón.

En ese sentido, escuchamos hablar de reelección indefinida, nombramiento de varios vicepresidentes y una nueva geometría del poder, entre otros. "Pareciera que la única razón que motiva al presidente de la República a proponer esta reforma es la presidencia vitalicia y concentración absoluta del poder, cuando lo importante en este momento no es una nueva Constitución sino que se cumpla la vigente. Una nueva Constitución no vendría a resolverle en nada los problemas sociales y económicos que padecen los venezolanos", comenta Alfonso Marquina.

PURO PARLAMENTARISMO

En enero de este año, cuando estaba en ebullición el tema de la Ley Habilitante otorgada por la AN al presidente Chávez, una comisión de ex parlamentarios de la oposición, formada por Alfonso Marquina, Pedro Pablo Alcántara, Julio Montoya y otros, acudieron al Palacio Federal Legislativo para hacer sus observaciones sobre la materia. Allí se cruzó la reforma constitucional como tema y se les propuso un día de participación ad honorem en las sesiones para que hicieran sus aportes al respecto, en función del derecho a la participación.

Actualmente, al evaluar cuáles podrían ser los mecanismos de participación de todos sectores del país, especialmente de políticos opositores, en los complejos debates que se predicen sobre la reforma constitucional, todo indica que no habrá convocatoria adicional a las jornadas de parlamentarismo social de calle y quienes antes fueron invitados ahora sólo se sienten motivados a asistir si reciben una tarjeta que diga Asamblea Nacional Constituyente. Es decir, la gran comida reformista se complica, porque se teme que el precio de las entradas sea muy elevado. "Todo lo estamos llevando a las jornadas del parlamentarismo social de calle que se convocan de una semana para otra. Allí no hay invitaciones posibles, pero todo el que quiera participar puede hacerlo. Más abierto no puede ser, ya que si fuera por invitación estaría restringido a los invitados.

No está previsto, ni en la Constitución ni en las leyes, hacer invitaciones especiales.

Ellos (los ex diputados) pueden solicitar un derecho de palabra en la Asamblea, como se hace cada rato. En casi todas las decisiones tenemos sectores que participan, de manera que eso ya es tradición entre nosotros", dijo el diputado Hernández.

El directivo de la AN, recordó que a los estudiantes "de la oposición" no sólo se les dio derecho de palabra sino que se les hizo cadena nacional y la desaprovecharon.

Asimismo, hubo partidos políticos y movimientos de la oposición que no quisieron participar en las pasadas elecciones para la Asamblea Nacional, abandonando el escenario fundamental de discusión. Entonces, "son ellos lo que no quieren discutir".

CUESTIÓN DE PRINCIPIOS

El ex diputado Julio Montoya no espera que las invitaciones para la reforma constitucional salgan del escenario "escondido" del gobierno. Sin embargo aclara que, vista la complejidad del tema, en donde a su juicio "no se plantea una reforma sino una nueva Constitución", sectores de la oposición sólo se sentirán convocados al debate a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

"Allí se habla de la geometría del poder, que es suprimir estados y municipios, están planteando un estado centralista, reelección indefinida y otros aspectos que son de fondo y que tocan el concepto democrático. Para nosotros, la apertura a esa discusión es una situación sine qua non y es inaceptable la manera como ellos (el Ejecutivo) la están planteando. La única manera de hacer una reforma así es a través de una Asamblea Nacional Constituyente", apuntó Montoya.

El vicepresidente de Política Interior de la AN, Juan José Molina, tiene una criterio muy diferente al respecto. Asegura que la reforma constitucional será un banquete en donde no se quedará ningún venezolano sin degustar todos los platos que se servirán. No obstante, advierte que el mejor paladar para evaluar eficazmente los pro y los contras de la comida, será el apego a los principios fundamentales de la Constitución vigente, los cuales están claramente establecidos en los nueve primeros artículos de la misma.

"Si fuéramos a modificar estos artículos de la Constitución, que son los principios, tendríamos que ir a una Constituyente. El propio presidente dijo en una oportunidad que no iban a ser tocados, como en efecto no pueden ser. Por ejemplo, en el articulo 6 se habla de la alternabilidad. Si ese articulo no se toca, este seguirá siendo un Estado democrático y alternativo", enfatizó.

Molina insiste en que lo primero es respetar a la Constitución de 1999, ya que quien actúe de manera distinta a como allí se establece, está violando los procedimientos, según los cuales las reformas constitucionales deben darse partiendo de una propuesta, pasando por tres debates legislativos y llegando al referendo aprobatorio por parte del pueblo. "En el marco de la discusión en la AN y de la consulta popular podrán intervenir todos los sectores del país directamente", promete el parlamentario.

 AGENDA
Cambios en el tintero
Algunos de los temas mencionados por el presidente Hugo Chávez para la reforma constitucional son los siguientes: * Reelección indefinida de los cargos de elección popular.

* Nombramiento de varios vicepresidentes ejecutivos, sectoriales o territoriales.

* Creación de la figura del primer ministro.

* Creación del Poder Comunal.

* La propiedad privada productiva que trabaje en función de la satisfacción de las necesidades del país.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog