Rusia y otros desastres - Alianzas submarinas

Por Venezuela Real - 2 de Julio, 2007, 19:42, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
02 de julio de 2007

Las declaraciones de ayer en Teherán, dadas a conocer por los presidentes de Irán y Venezuela, Mahmud Ahmadineyad y Hugo Chávez, respectivamente, no son más que una patética muestra de la soledad internacional en la que han caído los dos regímenes, porque ya no pueden siquiera convocar una reunión que les dé cierto prestigio entre los miembros del club anti-Bush, que han intentado formar contra viento y marea. Una tarea tan fácil como esa hubiera sido pan comido en otra época, porque el actual presidente estadounidense suscita cualquier tipo de sentimientos, menos simpatía, como lo demuestran las encuestas.

Lo más absurdo de todo es que tanto Ahmadineyad como Chávez intentan formar un frente internacional cuando han fracasado en darle vida a sus propios consensos internos, porque tanto el iraní como el venezolano no cuentan con el apoyo total de sus ciudadanos. Al contrario, ha sido tantos y tan seguidos sus desatinos que, a cada rato, enfrentan protestas civiles en las calles, y sus fuerzas armadas ven con recelo que se les prepare para unas hipótesis de guerra que nadie, en su sano juicio, puede aceptar como posibles. Pero en esas fantasías se lea va el tiempo y el dinero que, si fueran cuerdos y sensatos, invertirían en mejorar a sus países.

Sin embargo, Ahmadineyad ha tomado el camino contrario, y hoy conduce a su país hacia una crisis interna de proporciones impredecibles. Irán, gran productor y exportador de petróleo, no tiene cómo abastecer de gasolina a sus ciudadanos, quienes han tenido que armar protestas y provocar motines populares para ver si, por casualidad, su inepto mandatario se ocupa de la realidad de sus vidas.

Es con este señor, cuyo régimen se tambalea, que el presidente Chávez pretende conducir su rebelión anti-imperialista. ¿Y cómo puede ir a la guerra, si no cuenta siquiera con gasolina para abastecer a los civiles de su país? ¿Cómo puede Irán aislarse del mundo, si tiene que importar gasolina de otros mercados internacionales que no son anti-imperialistas? Ahmadineyad está al borde del precipicio y busca un enemigo externo para apuntalar su régimen; por ello también dirige sus amenazas hacia el Estado de Israel, al que quiere borrar del mapa, al más puro estilo de Hitler.

Este ser minúsculo en la historia, con sequía de tolerancia y torpe con su propio pueblo es el nuevo aliado del gobierno bolivariano. No le agrega mucho a la deteriorada imagen internacional del presidente Chávez, luego de la grave equivocación de cerrar RCTV, un error que obligó al mandatario nacional a apresurarse en su visita a Rusia, a comprar un montón de submarinos y cohetes, para que a Putin -de gira por Estados Unidos y hoy en cena de gala con George W. Bush- no le flaqueara el ánimo y le abriera las puertas a un posible diálogo venezolano con la Casa Blanca.

Es que la lección que dio Bush al invitar a Lula a su hacienda, y el posterior viraje brasileño en sus posiciones internacionales con Venezuela han sido una gran enseñanza diplomática.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog