José Agustín Campos: La burocracia pública es perversa

Por Venezuela Real - 3 de Julio, 2007, 17:52, Categoría: Gente de Chávez

JESÚS HURTADO
El Mundo
03 de Julio de 2007

El presidente de Confagan afirma que si bien la banca privada sigue siendo una traba para los agroproductores, la ineficiencia y falta de coordinación en los entes estatales, retrasan muchos buenos

Aunque hace más de dos meses que fue proclamado como presidente de la Confederación de Empresarios Socialistas (Conseven), José Agustín Campos asegura que es mucho el trabajo que tiene que hacer como máximo dirigente de los agricultores y ganaderos que defienden la tesis gubernamental.

"Estamos en el proceso organizativo. No es fácil levantar desde cero un ente como éste, pero en los próximos meses presentaremos un modelo de hacia dónde debe encaminarse el esfuerzo sectorial", afirmó el también presidente de la Confederación de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), organización desde la que ha promovido la lucha contra el latifundio, la creación del Banco de Semillas y el Banco Agrícola de Venezuela.

¿Qué pasó con el Plan de Fomento Ganadero?
- Cuando se planteó la necesidad de incrementar la producción ganadera del país dijimos que presentaríamos soluciones. Ya está en pleno funcionamiento un módulo piloto donde demostramos que con muy poco esfuerzo podemos duplicar la producción de leche, pero por alguna razón no hemos encontrado recepción por parte de las autoridades. ¿Qué le hace tener tanta seguridad? - En la finca donde se aplicó el proyecto en el estado Zulia, en apenas dos meses se logró duplicar la producción de leche, pasando de siete litros diarios por animal, a 15 litros diarios; mientras que un animal de engorde puede salir directo al matadero en apenas 24 meses. Si esto se puede hacer en plena época de verano, imagina lo que se puede lograr con una producción constante durante todo el año. La ventaja del plan es que se aprovecha al máximo el terreno. El promedio actual es de 1,5 animales por hectárea, mientras que gracias a este plan se pueden tener unos siete animales por hectárea.


¿Y los costos?
- Son relativamente bajos. Partiendo de cero, es decir, que sólo se tengan los animales, la inversión por hectárea es de seis millones de bolívares, necesarios para la perforación de un pozo para extracción de agua, instalación de sistema de riego por aspersión, abono del terreno, cerca eléctrica, control fitosanitario y suplementos alimenticios para el ganado. En sí el plan no es costoso.


¿Por qué no se ha implementado a gran escala si es tan exitoso?
- Los ministros de Agricultura y Tierras (Elías Jaua), de Alimentación (Rafael Oropeza), los presidente de Pequiven y del Banco Agrícola han comprobado en el sitio los beneficios de este plan, pero no sabemos por qué no se le ha dado la celeridad. Creemos que este proyecto debe convirtiese en una política de Estado. Suponemos que se están haciendo las evaluaciones para comprobar la efectividad del plan, pero afortunadamente esta experiencia pasa todos los filtros. Sin embargo, no ha podido superar la lentitud de la burocracia del sector público.


AUTOSUFICIENCIA ES LA META

Para José Agustín Campos la garantía de éxito de este plan es incuestionable. Asegura que aplicando este esquema en 100.000 hectáreas sería posible el pastoreo de unos 700.000 animales, que a un promedio de 10 litros de leche por animal permitiría producir siete millones de litros diarios. "Con ello reduciríamos a menos de la de la mitad la dependencia actual de las importaciones en apenas dos años y, con un poco más de tiempo, pudiéramos convertirnos hasta en exportadores de leche. En Venezuela están dadas las condiciones para tener un rebaño de 60 millones de cabezas de ganado.

¿Qué frena ese desarrollo?
- Por un lado hace falta una coordinación de políticas públicas agropecuarias, porque cada ministerio, organismo, cada gobernador o alcalde, tiene un plan determinado que no siempre se acopla con otros que se viene desarrollando.


Por otra parte, si bien el acceso al financiamiento ha mejorado, la burocracia impide a pequeños productores acceder al crédito. El promedio que tarda un trámite es de 11 meses, eso tiene que superarse.

¿Qué opina de la amenaza que hizo el Presidente Hugo Chávez de expropiar el ganado a quienes no vendan leche a las procesadoras públicas?
- No me gustaría que la represión intervenga en ningún eslabón de la cadena, pero cuando se comprueba que existe especulación es obligación del Estado intervenir, porque a un producto altamente estratégico como la leche, no se le puede dar un tratamiento meramente mercantil.


Ahora bien, el problema de Venezuela no es de industrialización sino de materia prima. Lo primero que tenemos que hacer es incrementar la producción. ¿Está de acuerdo con el apoyo financiero que ofrece Venezuela a la cooperativa argentina Sancor? - No. Con lo que se va a invertir en esa empresa se pudieran crear 765 módulos de seis hectáreas como el que proponemos, para un total de 4.530 hectáreas de producción en las que pastarían 45.300 vacas de ordeño.

Este rebaño podría producir 500.000 litros diarios de leche que, además de crear 3.800 nuevos puestos de trabajo, representaría unos 279 millardos de bolívares que se quedarían en el país. Esto es buscar desarrollo endógeno y por ello apostamos.

TRABAJO CONJUNTO

La mano de Dios en la Tierra

Convencido de que la propiedad privada es un derecho natural de los venezolanos, el ahora también dirigente empresarial asegura que existen nuevas formas de tenencia que pueden convivir con el concepto ortodoxo de propiedad privada.

"Pero este viejo esquema debe actualizarse y adaptarse a los tiempos que corren, donde el propietario no vea al trabajador como una máquina sudorosa generadora de capital, sino que debe velar por su bienestar y mejorar su calidad de vida". ¿Está entonces de acuerdo con la propiedad colectiva? Para mí, empresario y trabajador son una unidad, son como la mano de Dios, que está en todas partes, porque en cualquier objeto que nos rodea está mezclado el trabajo de un empresario y el de un empleado. Por eso hay que borrar la idea del empresario que sólo busca hacer crecer sus cuentas personales; y propiciar una nueva cultura verdaderamente social donde se elimine cualquier forma de totalitarismo, empezando por los monopolios.

¿Qué el Gobierno asuma la dirección de empresas hasta ahora privadas no podría conducir a un capitalismo de Estado? En una primera instancia, el Estado debe apadrinar esas nuevas formas de producción que están por venir y que apoyamos, pero una vez que éstas alcancen la madurez, estoy convencido de que el Estado las dejará volar. Creo que no se quiere la sustitución de un modelo neoliberal por otro de capitalismo de Estado. China se ha convertido en una potencia en producción láctea sólo tras liberar la propiedad colectiva, ¿Venezuela no estará caminando a la inversa? El crecimiento de China se ha basado en un incremento de la producción acorde con su mercado interno. Es decir, ha podido equilibrar la producción con el incremento de la población, fortaleciendo la industria para crear incluso excedentes. Esto es lo que debemos hacer nosotros, porque en Venezuela la población crece en 500.000 habitantes cada año y el rebaño de ganado, por el contrario, vienen disminuyendo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog