La tragedia de las alianzas

Por Venezuela Real - 4 de Julio, 2007, 19:01, Categoría: Política Internacional

Oswaldo Barreto
TalCual
04 de julio de 2007

La facultad que la Constitución vigente y las mismas tradiciones del país en materia de política exterior otorgan al Presidente para establecer alianzas con los demás países, Hugo Chávez la ha convertido en un asunto estrictamente personal. El escoge y deshecha aliados a su antojo, sin consultar siquiera a su canciller, a su gabinete o a los partidos que lo apoyan, y desdeñando olímpicamente la opinión nacional. Sólo sus caprichosas razones y afectos determinan sus escogencias en este campo y de ellas sólo da cuenta en sus improvisados y caprichosos discursos. No hay control legal ninguno de cuanto dispone en esta área decisiva para la vida y la sobrevivencia misma del país.

Y esta omnipotencia de Chávez en política exterior es ya de por sí una tragedia para el pueblo entero de Venezuela, pues tales alianzas impuestas pueden llegar a afectar muy seriamente las formas de vida y el destino de la gente en el campo de la economía, de la cultura o en cualquiera otra de sus actividades o maneras de pensar. Ya padecemos las repercusiones de la caprichosa alianza que el Presidente estableciera con el régimen cubano en el área de la educación, del deporte, de la seguridad y de los mismos sistemas de comunicaciones. Y a repercusiones de este género ocurridas por la calidad del aliado escogido, vendrán otras de carácter negativo, las que nos pueden ocurrir por causa de la ruptura de viejas y consolidadas alianzas de Venezuela con otros países.

Pero no radica en esto toda la tragedia, como nos lo están demostrando los aparentes resultados del último viaje del presidente Chávez.

La verdadera tragedia no es sólo la omnipotencia de Chávez para escoger aliados, sino las estrategias concretas que él se ha trazado para realizar sus plenos poderes. Uno de los componentes de esa estrategia se ha traducido en la elección de aliados que a nuestra sociedad le son extraños y remotos, como Irán, Rusia o Bielorrusia, al mismo tiempo que se debilita o se cuestiona radicalmente la alianza con pueblos que por vitales razones históricas, geográficas y culturales nos son cercanos, como Colombia o Estados Unidos.

Y el otro componente, el más dañino y peligroso de todos, es el delirante afán de construir una alianza contra un determinado país con la manifiesta aspiración de constituirse en líder de la misma. Todas las alianzas “en contra” se revelan fatales para todos los pueblos.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog