NUESTRO SEÑOR DE CHEMOTO

Por Venezuela Real - 6 de Julio, 2007, 16:44, Categoría: Caricaturas/Humor

TalCual - Portada
06 de julio de 2007

Advertencia:
Lo que van a leer es un artículo de humor. No tiene nada que ver con la verdad por mucho que a usted le parezca. Por lo demás, Dios siempre perdona al humor, porque de Él viene toda Gracia.

LA HISTORIA:

Según refiere la tradición, los indios Cospes, primitivos habitantes de lo que hoy es Guanare, se desplazaron hacia el norte huyendo de los españoles.

Corría (a caballo) el año de 1652 cuando el Cacique Coromoto y su mujer atravesaban una quebrada y vieron una figura humana de extraordinaria belleza que les dijo: “Mirá, probablemente vos no sabés quién soy sho... vos te lo perdés... Andate a la casa de los blancos escuálidos, oligarcas y fascistas y deciles de mi parte ‘Hasta la victoria siempre; patria, socialismo o muerte; venceremos’...

andate... ¿qué esperás?... ¡no te quedés mirando como un boludo!” Coromoto relató lo sucedido a un (supuesto) buen español llamado Juan Sánchez. Éste (ique) creyó, por el cuento del indio, que se trataba de una aparición de la Santísima Virgen y así trascendió a la historia.

En una nueva aparición de la venerada imagen, Coromoto toma una flecha y apunta para matarla, pero un pergamino con su representación grabada aparece en su mano. Juan Sánchez recogió la reliquia que hasta hace poco fue venerada en Guanare como representación de la Virgen María, bajo la admonición de Coromoto.

Sin embargo, recientes investigaciones del MINPOPOPO (Ministerio del poder popular para la oración) nos han hecho caer en cuenta del engaño en el que hemos vivido durante los últimos 300 años. Observada la preciosa reliquia —por primera vez— con un microscopio electrónico, se descubrió, para asombro de todos los presentes, que la imagen que allí se encontraba no era la de la venerada Madre de Dios, sino la de Ernesto Che Guevara recorriendo en moto el continente; y que Juan Sánchez, un impostor y pre-agente de la CIA, ocultó la información, cambiando las verdaderas palabras de la imagen por las de: “Vayan a casa de los blancos y pídanles que les echen el agua en la cabeza (el bautismo) para poder ir al cielo” (¿Cuándo a dónde el Che?).

Todo esto ha permitido descubrir que las cosas no son como se pensaban y que no es la Virgen de Coromoto, sino Nuestro Señor de Chemoto el verdadero patrono de Venezuela.

Esto explicaría lo sucedido en un hospital en Maracaibo, que no es otra cosa que un milagro, el primero de una larga lista de ellos que nos espera.

LA ORACIÓN:

Con pequeños ajustes, quedaría más o menos así:

Oración a Nuestro Señor de Chemoto, Patrono de Venezuela ¡Oh, Nuestro Señor de Chemoto! En tus manos deposito esta súplica (tal intención, tal necesidad). Bendícela. Preséntala al Corazón de Jesús (Esteban de...). Haz valer tu valor revolucionario y tu poder de Comandante. ¡Oh, Che! Yo cuento con tu ayuda. Yo confío en tu poder. Yo me entrego a tu voluntad. Yo estoy seguro de tu misericordia. ¡Padre de la Revolución cubana y de la nuestra! Ruega por mí. Llévame al Corazón de Jesús (Esteban de...).

Bendícenos, padre Santísimo.

Cúbrenos con tu boina hasta la victoria siempre.

Patria, socialismo o muerte. Venceremos.
(Se dan tres golpes con el puño de la mano derecha en la palma de la mano izquierda.)





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog