Alberto Müller Rojas: "Ya dejé de ser un jarrón chino"

Por Venezuela Real - 8 de Julio, 2007, 18:21, Categoría: Temas Militares

SARA CAROLINA DÍAZ
EL UNIVERSAL
08 de julio de 2007

Entrevista General (r) Alberto Müller Rojas
"Hay fuerzas de derecha en el proceso. El presidente Chávez está sentado sobre un nido de alacranes" "Sorprende que me despidieran siendo el hombre que le ponía la música a la letra. Sin buena música la letra no suena igual"

De adorno, así considera el general y ex jefe del Estado Mayor Presidencial, Alberto Müller Rojas, que lo tenía el gobierno del presidente Chávez. A pesar de la diatriba con el mandatario nacional sobre la partidización o no de la Fuerza Armada, Müller no descarta una reconciliación porque, dice, ambos comparten el ideario socialista y bolivariano: "Vamos por caminos paralelos pero hacia el mismo objetivo, yo aspiro a que tengamos oportunidad de encontrarnos si él sigue en el mismo camino".

-¿Cuánto tiempo tenía que no se reunía con el Presidente como jefe del Estado Mayor?
-Tenemos como un año sin reunirnos los dos solos.

-¿Cómo se enteró que ya no era jefe del Estado Mayor y de su pase a retiro?
-Esa es una de las contradicciones. Yo tuve una conversación de cinco minutos con el Presidente el 23 de junio, en el Poliedro. Yo estaba en calidad de miembro de la Comisión Promotora del PSUV y el Presidente me preguntó: "¿usted va a ir al desfile de mañana?", y yo le dije que yo no voy a ir para esa vaina porque me siento muy desagradado por los ataques que he recibido de Ameliach, y dije que prefería irme de la FAN, desde enero quería pedir mi baja. Fíjate, yo me he calificado en el último año como un jarrón chino: me usan, pero cuando alguien necesita echar una colilla y no tiene donde meterla, la meten en el jarrón, como si fuera un cenicero. Muy bonito el jarrón, pero meto mi colilla. Pero ya dejé de ser un jarrón chino. Ahora estoy jugando a lo que yo soy, un socialista. Me sorprendió la rapidez con que (Chávez) anunció (la destitución) porque no era el portero de Miraflores el que se estaba yendo, era un general de división que se había reincorporado al servicio.

Entre las cosas que dijo (Teodoro) Petkoff, que me calificó de sincero, cosa que sí soy yo, dijo una cosa muy cierta que fue que Chávez pone la letra y Müller la música y efectivamente yo estuve poniendo la música en foros, discusiones en las unidades de la FAN, la Unefa, la UBV, en las televisoras le puse siempre la música a la letra de Chávez y me sorprendió que siendo el hombre que le ponía la música a su letra, me despidiera. La letra sin buena música no suena igual, ahora no sé quién le pondrá la música a Chávez.

-¿Fue un rompimiento en el área militar que luego llevó a una fractura política?
-Político, porque lo militar es político. No lo puedo separar. No sé si Chávez podrá separarlo. A lo mejor puede tener esa facultad de ser conservador en lo militar y en lo político progresista. Chávez es uno de los grandes hombres porque ha sido capaz de proponer y ejecutar soluciones a los problemas venezolanos. Las personas capaces de hacer eso responden a la categoría de los grandes hombres. Muchas veces uno no comprende a esos grandes hombres. Me limito a respetar su condición de gran hombre.

-¿Cuál fue el origen del distanciamiento con Chávez?
-Ni personalmente ni políticamente tengo distanciamiento con el presidente Chávez. Comparto su proyecto político. Tengo distanciamiento de lo que constituye el entorno directo del Presidente, que está detrás y que directamente me ha atacado. Guardando las distancias, el tiempo y el personaje, me ocurre como Galileo, que se opuso al poder de la Iglesia, ésta le aplicó el poder y lo condenó, pero Galileo dijo la Tierra se mueve, yo digo también eso: la Tierra se mueve.

-¿Se refiere a la politización de la FAN?
-La FAN es una institución política porque la FAN es la institución más política del Estado moderno. La FAN está hecha para hacer la guerra y la guerra es un acto político en su esencia. Se trata de imponer por la fuerza un orden en una sociedad adversaria, como lo que hace Estados Unidos en Irak, es una acción política.

-Pero no partidista eso fue lo que generó la molestia del Presidente que niega esa partidización.
-Los integrantes de la Fuerza Armadas no son marcianos. Lógicamente, como dicen desde Gaetano Mosca hasta Weber, las fuerzas armadas expresan las sociedades a la cual pertenecen. De manera que allí existen todas las corrientes políticas en la misma proporción en que existen en la población. Yo no puedo creer que en la FAN no hay conservadores que sostienen la tesis del libre mercado. Los tiene que haber porque son venezolanos. Si se hace una encuesta, hay la misma proporción que la población, lo mismo que sucedía en la FAN del 98. Allí estaban identificados y partidizados los jefes militares y oficiales, tú sabías, éste es copeyano, éste es adeco y éste, de la izquierda. De manera que intentar negar eso es un exabrupto.

-Si es tan obvio que la FAN está partidizada ¿por qué cree que el Presidente lo niega?
-No sé, porque desde el momento en que me designa, como militar activo, miembro de la Comisión Promotora del PSUV, reconoce que soy socialista y luego me está metiendo a mí en una actividad partidista porque la comisión promotora del PSUV no está haciendo obras de caridad, está conformando un partido político. Incluso yo tenía la responsabilidad de coordinar la comisión de ideas que iba a proponer un conjunto de tesis de cómo podía ser el socialismo en Venezuela. Más político que eso tú no puedes encontrar. Por eso me sorprende que el Presidente diga que no llegaría al extremo de partidizar la FAN porque es una contradicción con lo que él ha hecho. Ahora, yo entiendo los problemas que tiene un jefe de Estado que no tiene la libertad de un político. Él está sometido a distintas presiones y tiene un entorno que tiene un peso en sus decisiones.

-¿Se refiere al diputado Ameliach que ha dicho que es inconstitucional que usted forme parte del PSUV?
-Fíjate, yo tenía mi debate con el Frente Institucional Militar, ni yo los insulté ni ellos me insultaron, fue un debate de ideas. La idea de los conservadores son entendibles: el fetichismo de las leyes, es Montesquieu, lo que dice la ley es. Pues lo que dice la ley no es, es un debe ser. Allí se expresa claramente la posición conservadora de Ameliach y de otros que sostienen que el principio rector de la sociedad es la Constitución. Ese no es Juan Jacobo Rousseau. Simón Bolívar era roussoniano por lo que Ameliach no se puede llamar bolivariano. La Constitución tiene valor en un momento determinado, cuando se escribe, y un mes después ya la Constitución no tiene valor porque las circunstancias en la cual se desarrolló ya no existen. No se puede en circunstancias cambiantes tener un principio de funcionamiento rígido. Hay una Constitución positiva, interpretable según el tiempo, y la Constitución consuetudinaria, que es la que se establece por costumbre, tradición e historia. Yo puedo hacer una interpretación de los artículos que hablan de la no politización de la FAN sin salirme de la letra de la Constitución.

Hoy, el Presidente tiene el control del Estado venezolano y allí empieza la razón profunda de esta polémica. Este debate no puede banalizarse como un enfrentamiento Chávez-Müller. Yo no estoy debatiendo con el Presidente sino que estoy debatiendo aparentemente con Ameliach, pero solo aparentemente porque él es vocero de otras fuerzas que quieren el chavismo sin Chávez, fuerzas conservadoras de derecha que son peligrosas. Por eso le aconsejo a Chávez que vaya al llano y que reflexione bajo las estrellas de las noches barinenses pero que tenga cuidado cuando se siente y no se vaya a sentar allá sobre un nido de alacranes porque los alacranes pican y a veces matan. Estimo yo que el presidente Chávez está sentado en un nido de alacranes.

-¿Por qué renunció a la comisión promotora del PSUV?
-Yo no puedo estar es un entorno así donde lo que se está moviendo es la intriga y no se está haciendo política con P mayúscula, porque Ameliach sigue presentándose como coordinador de MVR igual que el Podemos de García, o el PPT de Albornoz, o el PCV de Figuera. El Gobierno dejó de ser pura charla y está haciendo acciones que responden a una política socialista de verdad como el cese de la concesión a RCTV. Eso dividió a todo el mundo, es un ataque contra la burguesía, como lo describió alguien contra una base militar norteamericana en Venezuela, porque la guerra hoy en día es psicológica. Mucha gente dentro del Gobierno no está de acuerdo con eso e incluso hay pueblo (en contra). La otra acción que tomó fue la de la creación del PSUV y cuando vieron un partido de más de cinco millones de aspirantes se le arrugó a todo el mundo el pellejo. Yo no creo que ninguna asamblea de batallón para el PSUV elija a Ameliach de vocero, y si lo eligen es con trampa porque en todo proceso eleccionario hay trampa, a menos que tengas una mayoría como la que tuvo Chávez en las elecciones de 70%.

-¿Qué le parece el lema "Patria, socialismo o muerte" que se escuchó tantas veces en el desfile del 5 de Julio?
-Soy poco partidario del uso de los lemas, los lemas alienan, te reducen el pensamiento. Muchos de los que hablan de Patria, Socialismo o Muerte no saben lo que es patria, ni lo que es socialismo ni lo que es muerte.

-Bueno, pero eso es lo que hacen casi todos en el chavismo, incluso el Presidente.
-Casi todos lo repiten como un loro que tenía mi mamá, que repetía cientos de frases que pronunciábamos en casa. Los lemas son mecanismos de alienación porque impiden pensar, se apela a lo simple frente a cosas que tienen enorme complejidad. Yo nunca he usado lemas. Yo uso argumentos. No le veo sentido a los lemas. Yo soy poco cultor de fetiches y los lemas son fetiches que impiden pensar como cuando tienes una imagen de Dios y ni siquiera identificas a Dios con una imagen, cuando se usan símbolos, ídolos e imágenes estás alienado y quitándole la voluntad y capacidad de pensar a un ser humano, como las religiones.

-¿Esta revolución y su ideología no son una religión?
-Yo no la tomo como una religión. El socialismo se basa en principios científicos que siempre son relativos. Son posibilidades, no verdades.

-No cree que su sinceridad sea un obstáculo para reconciliarse con el Presidente que al parecer no admite opiniones contrarias. ¿Ese desafío no impedirá un reencuentro?
-No es la primera vez que lo desafío. Yo le renuncié por escrito a Chávez cuando era embajador en Chile. Hemos discutido muchas veces. Es que desde el primer momento, cuando era jefe de campaña de Chávez en 1998, han tratado de distanciarme de Chávez. Miquilena y Peña, por ejemplo, lo hicieron como ahora lo hace la derecha. Chávez me seguirá encontrando siempre en el socialismo, en la revolución.

-¿Tenía aspiraciones políticas cuando entró a la FAN?
-¿Cómo entró Chávez? ¿Cómo entró Pérez Jiménez? Así entré yo. En la FAN hay tendencias políticas. Todas las personas tenemos algo de megalómanos, primero quise ser torero, luego cura y después militar, y soy político porque todo político tiene algo de megalómano. ¿Viste un político que no le gusta que lo retraten los fotógrafos? A Bolívar le encantaba que le dibujaran retratos porque al político le gusta eso, y Chávez la (megalomanía) tiene elevadísima, yo la tengo también. A los que nos gusta la política nos gusta la FAN, salir en el desfile con un sable y con ese poco de condecoraciones encima. Eso forma parte de las conductas humanas.

-¿Por eso también fue gobernador cuando Lusinchi? O sea que el puntofijismo dio espacios a gente de izquierda durante sus gobiernos.
-Sí, como este Gobierno le ha dado espacio a la derecha, y espacios importantes. Y no sólo espacios sino que también le ha dado real.

"Chávez frenó la reforma constitucional"

-¿Qué le parece el papel de trabajo de reforma constitucional?
-Son meras especulaciones. Se está agitando un mar con esto de la reforma que posiblemente no sea un tsunami. De acuerdo con el clima (político) que hay no creo que vaya a ser un tsunami, si acaso unos truenos, ni siquiera llegará a deslave. Lo sé porque Chavez se frenó, es un hecho.

-¿Se frenó por medidas impopulares como la de RCTV y el PSUV?
-Sí. El impacto que se ha generado con eso es importante porque ese es el fondo del problema. Yo creo que hay un freno. Y justamente lo vi el día que me regañó porque tuvo una conducta conciliatoria con la alta burguesía. Basta con ver cómo trató a Alberto Volmer, pero aclaro que no lo cuestiono porque en el socialismo del siglo XXI las fuerzas productivas privadas son parte y no se pueden excluir del proceso, sólo hay que regularlas y evitar que ocurran oligopolios y monopolios. Eso está en revisión después del fracaso del URSS, que llevó a la estatización de la propiedad con el mismo efecto que los monopolios. No soy partidario de eso que probó ser peor para los trabajadores que el capitalismo, porque en este caso el trabajador tiene el recurso de la huelga. Soy enemigo de cualquier forma de opresión. El capitalismo de Estado es opresión porque se pierden las posibilidades de negociar con tu empleador y estás sometido. Con razón llamaron a eso totalitario, una distorsión absoluta de Stalin. Cuba tiene economía mixta.

-¿Y Fidel Castro no es un opresor?
-No hay régimen que no sea opresor. El (régimen) venezolano es blando y hasta demasiado permisivo y no cumple con la obligación de mantener orden. Aquí hay una situación preanárquica. El socialismo se mueve entre dos parámetros, a la derecha la socialdemocracia, un capitalismo encubierto, y a la izquierda, la anarquía. Cualquier desviación es una deformación y crea incertidumbre. A veces irresponsablemente el Gobierno permite actos lesivos a la certidumbre de los venezolanos, como haber perdonado gente en crímenes corrientes, eso impide que el Gobierno cumpla con su deber.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog