Ciudad Chávez

Por Venezuela Real - 8 de Julio, 2007, 18:25, Categoría: Política Nacional

Francisco Olivares
El Universal
08 de julio de 2007

Cerca de Caracas, en plena zona protectora, entre la autopista Caracas-La Guaira y El Junquito, nace la primera ciudad socialista ideada por el presidente Hugo Chávez.

Hace unos tres años, Hugo Chávez viajaba en el superpuma desde Maiquetía a Caracas junto a algunos funcionarios del Gobierno entre los que se encontraba Carlos Genatios. Al momento de sobrevolar las montañas al norte del Boquerón, a un lado de la autopista Caracas-La Guaira, quedó maravillado con las extensas montañas verdes a sólo unos kilómetros de Caracas. Más hacía el norte, se encuentra el enorme cinturón de miseria que se va comiendo las montañas desde Catia, Gramovén y los barrios que lindan con la carretera vieja de La Guaira.

"Allí, en esos espacios vacíos construiré una nueva ciudad para los más pobres" comentó, observando la larga cadena de colinas que se extienden hasta El Junquito y que constituyen parte de la zona protectora de Caracas, uno de los pulmones vegetales más importantes de los que depende el clima, el oxígeno y la vida de la gran ciudad.

La idea estuvo rondando en su cabeza pero nunca se conoció públicamente tales sueños, hasta que el 17 de enero de 2007 en un largo discurso en el teatro Teresa Carreño, para la juramentación del Consejo para la Reforma Constitucional develó su bien guardada creación.

Ya el país estaba encaminándose hacia el socialismo del siglo XXI y en ese discurso expresaba cómo se proponía dividir la geografía en nuevos territorios socialistas. Y así lo dijo: "Hay una idea que a mí me parece maravillosa, crear un sistema de ciudades federales¿ Por ejemplo, aquí al lado de Caracas, entre Caracas y el mar hay una belleza de territorio, ahí vamos a hacer una nueva ciudad, hay miles de hectáreas entre Caracas y el mar, por aquí donde llaman la subida del cielo, El Camino de los Indios, ahí vamos a hacer una ciudad nueva, pero va a ser una ciudad socialista, no va a ser una ciudad típica capitalista; ¡no!, un concepto nuevo de ciudad (¿) ¡Pido a Dios que nos ayude, para que veamos pronto eso!..., exclamó el Presidente.

Pero ya para la fecha, grupos de geólogos, ingenieros y arquitectos, equipados con teodolitos y demás instrumentos de exploración y medición habían tomado aquellos espacios que vistos desde un helicóptero, resultaban "vacíos" a su modo de ver.

Personas extrañas

Para finales de 2006, varias comunidades asentadas en zonas aledañas de El Junquito: El Junko, Tibroncito, Yagrumal y La Neblina entre otros, comenzaron a ver extrañas cuadrillas haciendo mediciones en sus propios predios. La mayoría de ellas, asentamientos de vocación agrícola y otras urbanizaciones de clase media y media baja y barrios con casas de bloques. Algunos vecinos sorprendidos abordaron a los visitantes pidiendo explicación pero sólo obtuvieron evasivas de los funcionarios.

Pero el 26 de febrero de 2007, llegó a manos de la comunidad la Gaceta Oficial número 38.632, en la cual se publicaba un decreto, el 5.216, que señalaba la afectación de una extensa área que incluía la zona en donde precisamente estaban ubicadas las mencionadas comunidades.

El decreto era muy claro en su propósito: "Se declara zona especialmente afectada para la construcción de urbanizaciones obreras, dentro del Plan Estratégico de Vivienda y Hábitat del eje Caracas-La Guaira constituido por un lote de terreno con una superficie de once mil trescientas setenta hectárea con cincuenta y ocho áreas (11.370,58 ha) ubicada al noroeste del túnel Boquerón".

El artículo 2 del mencionado decreto señalaba: "Procédase a efectuar las gestiones, negociaciones y expropiaciones totales y parciales, según los casos, para la adquisición de inmuebles y demás derechos comprendidos dentro del área determinada en el artículo anterior, que sean necesarios para la ejecución de la referida obra, conforme a lo previsto el la Ley de Expropiación por Causa de Utilidad Pública o Social".

Fue así como unas 350 familias de la comunidad de La Neblina, y otras tantas de Tibroncito y Yagrumal se movilizaron al ver que sus propiedades, alcanzadas con años de trabajo y sacrificio, estaban incluidas en un decreto de expropiación.

Un refugio afectado

Se trataba de gente de modestos recursos que, o bien y por tradición familiar habían heredado, adquirido u ocupado esas tierras ubicadas en esa zona selvática en las afueras de Caracas o porque, provenientes de barriadas populares como el 23 de enero, Caricuao o Catia, buscaban en ese refugio vegetal un nuevo modo de vida para ver crecer a su familia. El decreto tocaba a sus puertas. La revolución socialista no distinguió entre chavistas, no chavistas o indiferentes.

Todos quedaron afectados por igual.


La primera medida tomada por las comunidades fue la de impedir el trabajo de los técnicos gubernamentales que hacían mediciones. En segundo término enviaron numerosas cartas y solicitudes de audiencia, a los distintos despachos involucrados, e incluso al presidente de la República. No había respuestas. Sólo preguntas ¿nos quitarán las casas, los terrenos, nos obligarán a mudarnos?

Mientras tanto, hacia el lado sur de esas comunidades, en dirección al mar, en una zona casi despoblada integrada por sistemas montañosos y visitada sólo por cazadores furtivos, algo sucedía. La cresta de una de las colinas se tornaba marrón producto del trabajo de numerosos tractores que aplanaban una superficie aproximada de 4 kilómetros. La noticia se regó entre las comunidades y un grupo se aventuró a explorar hasta llegar al lugar y encontrar que, en efecto eran grandes maquinarias operadas por personal cubano. Pero nadie daba información.

El Gobierno da la cara

Las acciones comunitarias obligaron al ministro de Hábitat y Tierras a enviar a su segundo hombre al mando, el viceministro Rafael Lander, para reunirse con las comunidades. La primera asamblea se hizo el 22 de abril del presente año con la gente de La Neblina y una semana después con Tibroncito y Yagrumal.

Por primera vez fue expuesto ante la comunidad de qué se trataba aquello: "Este es un problema que hay que entender bien claro, estamos hablando de 11.360 hectáreas y que obviamente se está haciendo con las comunidades afectadas en cada lugar. Nosotros los escucharemos a ustedes cuando tengamos que hablar de esta zona de aquí a cuando la tengamos que intervenir (¿) El proyecto se trata de una ciudad que está constituida por microciudades y entre ellas hay separación, vías de comunicación, recuerden que desde aquí hasta allá (Junquito a Boquerón) hay como 15 kilómetros. Esta es la primera donde estamos haciendo los primeros movimientos de tierra (la primera etapa cerca de Boquerón) y vamos a tardar unos cuantos años en terminar esto (...) Y no es que vamos a construir las cinco microciudades simultáneamente. Mientras estamos haciendo aquí ya los estudios focalizados, movimientos de tierra, estamos haciendo los estudios generales en el resto del área. Tomando medición, que es lo que ustedes no nos han permitido. Esto tenemos que llevarlo a los mapas para ver si esta zona no o esta zona sí, si es suficiente no necesitamos más, pero necesitamos esa información. Si no tenemos esa información estamos ensartados. (¿) Toda la ciudad es socialista, es socialista y sustentable, en este mapa, que está en etapa de anteproyecto se cuentan las áreas residenciales, de servicios y productivas. En este proyecto están trabajando 12 ministerios, 16 institutos autónomos. Están previstos proyectos de manufactura de pequeña y mediana escala, está prevista la base productiva y la seguridad está más que garantizada...". El viceministro Lander explicó que en definitiva se trata de la primera "ciudad socialista" ideada por el presidente Chávez. Una ciudad autosustentable que se estima albergará unas 100 mil personas, bloques de 4 pisos con 20 unidades familiares, vías de comunicación, servicios, transporte, trenes y hasta se habla de funiculares. Allí nacerá la República Socialista.

Comunidades y ambiente

El proyecto de lo que será llamada La Ciudad Ecológica Obrera era un secreto bien guardado. De las 11 mil hectáreas afectadas, el 80% pertenece a una zona montañosa que forma parte de la zona protectora del área Metropolitana de Caracas decretada en 1972. La norma que rige para estas zonas prohíbe los desarrollos residenciales con densidad mayor a 20 habitantes por hectárea, lo cual quiere decir que sólo se permite la construcción de una casa por cada 10 mil metros cuadrados. De allí que esas tierras, aún cuando parte de ellas están en manos de propietarios privados, han permanecido vírgenes en el tiempo.

Igualmente sobre esa zona pesa otro decreto emitido durante el período presidencial de Luis Herrera Campíns cuando fue declarado Patrimonio Nacional, que consiste en áreas ubicadas en cuencas hidrográficas que ameritan un tratamiento especial por sus características, ubicación y condiciones. Actúan como agentes reguladores del clima y de las aguas. Son zonas que están destinadas a la conservación de bosques, suelos y aguas.

Cuando se iniciaron los trabajos de medición y paralelamente la deforestación de las crestas de la colina de la primera etapa, el Gobierno prefirió actuar calladamente. Así lo dio a entender el viceministro de Hábitat y Vivienda, Rafael Lander, el 22 de abril de 2007 en una asamblea con las comunidades de El Junquito: "Cuando los altos decidores del Estado comenzaron a pensar en esta estrategia, estuvieron pensando en lo siguiente, o sea, no es que el decreto se sacó sin tomar en cuenta a las comunidades que existen. La zona poblada es esta ( zona aledaña al Junquito) y el resto está totalmente despoblado (...). Los altos decidores pensaron lo siguiente, si comenzamos a consultar a los pobladores que pudieran existir por esa zona se riega la voz y comienzan a aparecer propietarios, declarando propiedades de tierra, invasores y no se qué cosa y la estrategia fue entonces, al revés. Vamos a afectar el área y declararla zona para la construcción de vivienda de tipo obrero como salió en el decreto y declarar esa zona ya reservada (...) Entonces, una disyuntiva que se presentó entre los decidores de la cuestión, fue bueno mira tenemos que tomar una decisión o haces esto así o comenzamos a tomar en cuenta las opiniones". Lo cierto del caso es que el proyecto avanza sobre la resistencia de varias comunidades y los decretos de protección ambiental. En la primera etapa serán ubicados los desalojados del barrio Federico Quiroga.











TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog