El alboroto castrense - Militares y política

Por Venezuela Real - 8 de Julio, 2007, 16:11, Categoría: Temas Militares

El Editorial
El Nacional
08 de julio de 2007

" Cosas que no son de ley, siempre terminan en fiasco", dijo en alguna ocasión Andrés Eloy Blanco en la Constituyente de 1947, en una copla humorística que hizo historia, aplicable sin dudarlo a muchas otras situaciones. Puede aplicársele, por ejemplo, a la politización, partidización y utilización indebida de la Fuerza Armada Nacional a la cual ya se le dan tantas denominaciones que los problemas están comenzando por ahí. El locutor de los actos del 5 de Julio las llamaba indistintamente "nacionales", "bolivarianas" o "revolucionarias".

Evidentemente, estas adjetivaciones no son obra del azar, traducen simplemente las tendencias de la politización. O sea, aquello que la Constitución de 1999 prohíbe de manera expresa en su Capítulo III, "De la Fuerza Armada Nacional". En el artículo 328 se consagra el principio de que "es una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación", etc. Más adelante se lee: "En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna". Más claro no canta un gallo.

De modo que inscribir consignas políticas partidistas en las instituciones castrenses u obligar a oficiales y soldados a repetirlas, como la consigna de la revolución bolivariana de "Patria, socialismo o muerte", constituye una evidente violación del texto constitucional. La polémica suscitada por este asunto entre el Presidente de la República y el ex Comandante General de la Reserva, ilustra los problemas que puedan producirse si a esto no se le presta la debida atención y si no se respeta aquello que con claridad está consagrado en la Constitución.

No se crea que el apoliticismo de la Fuerza Armada fue una simple invención de quienes redactan constituciones. No. Se llegó a ello como una conquista del progreso del país y de su estabilidad institucional. Antes cada caudillo local tenía su "ejército" personal. Esto fue lo que dio origen a las guerras civiles.

Vino Juan Vicente Gómez y formó un ejército que se impuso a todos los otros, y echó las bases de un ejército nacional, manteniéndolo como un ejército pretoriano. Pertenecía al dictador y el dictador por eso murió en su cama, porque lo utilizó para eternizarse en el poder.

A partir del general López Contreras (1936) se fue configurando una fuerza armada cada vez más institucional, se fueron profesionalizando los oficiales, y la FAN adquirió respetabilidad y estabilidad. No quiere esto decir que el proceso fue fácil. Hubo dificultades y conflictos en el camino. Con el tiempo llegamos a tener una Fuerza Armada apolítica, alejada de los vaivenes de los partidos, y garante efectiva de la soberanía de la Nación. Esto es lo que está consagrado en el Capítulo III de la Constitución de 1999. De manera que "cosas que no son de ley", como dijo el poeta, pueden terminar en fiasco.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog