TSJ regaña a la Corte Marcial

Por Venezuela Real - 9 de Julio, 2007, 16:48, Categoría: Temas Militares

Pedro Zaraza
TalCual
09 de julio de 2007

La Sala Penal del máximo tribunal disparó una carga de municiones a la justicia militar al anular la condena dictada contra un teniente de Fragata de la Armada que sustrajo 6.400 cartuchos de ametralladora

La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia anuló una sentencia emitida por la Corte Marcial, que había condenado al teniente de fragata Juan Pablo Peña Mejías a cumplir 3 años y nueve meses de prisión por haber sustraído de una base naval 6.400 cartuchos calibre 7.62.

A Peña Mejías se le encontró culpable del delito militar de sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional (FAN). Para noviembre de 2003, el teniente de fragata era el comandante de seguridad de la Base Naval Contralmirante Agustín Armario en Puerto Cabello, estado Carabobo.

Valiéndose del cargo, ordenó al cabo segundo Luis Enrique García Roso que abriera el parque; al cabo primero Jonathan Eduardo Rumbos Hernández, que seleccionara la munición calibre 7.62 y al cabo segundo Miguel Ángel Pacheco Arias, que anotara la cantidad que se llevaría, según consta en el expediente y recogido en la sentencia 321 de la Sala Penal del TSJ.

El teniente de fragata colocó los 40 paquetes de munición en una Toyota que tenía calcomanías de la empresa Planta Centro y se trasladó junto con el cabo primero Rumbos Hernández hacia esa compañía por la vía Puerto Cabello-Morón.

En una estación Texaco contactaron a Eric Barrera Libre, con quien Francisco Rivas Rodríguez, Damián Nieto Carrillo, el capitán Orlando Pulido Paredes y los coroneles Matilde Rangel de Cordero y Adalberto Contreras Correa, confirmó la sentencia condenatoria impuesta al militar.

El caso llegó a la Sala Penal, donde fue nombrada ponente su presidenta, Deyanira Nieves. La instancia le dio la razón al impugnante y censuró la forma en que la Corte Marcial resolvió las denuncias que éste había formulado en cuanto a la supuesta violación de sus derechos a la defensa y al debido proceso.

Dicen los magistrados de la Sala Penal que sus colegas jueces de la Corte Marcial no movieron un dedo para solventar las denuncias del ingresó a Planta Centro diciéndole al guardia de la entrada que era su familiar. Posteriormente negociaron la munición.

Una segunda parte del material de guerra fue negociada en el Estacionamiento Brito de Guacara. El expediente no dice quiénes son esos compradores y qué uso le dieron a las municiones. Por estos hechos, el Juzgado Militar 2º de Juicio de Aragua condenó al teniente de Fragata a cumplir 3 años y nueve meses de prisión.

Contra esa decisión ejerció recurso de apelación el abogado del condenado, Hernán Roy Moreno Ochoa, quien fracasó en su acción porque la Corte Marcial de Caracas, integrada por los generales teniente de fragata. “El pronunciamiento emitido por la Corte Marcial, carece de motivación, pues la mencionada Corte, al resolver la denuncia del recurso de apelación, realizó un análisis ligero sobre el punto alegado en dicha denuncia”, dice el fallo de la Penal.

Los magistrados de la SP anularon la sentencia dictada contra el teniente de fragata y ordenaron que la Corte Marcial convoque a una Sala Accidental (otros jueces) a los fines de resolver la denuncia del militar condenado, “prescindiendo del vicio que dio lugar a esta nulidad”.

La sentencia de la Sala Penal fue firmada entre otros por el magistrado Eladio Aponte Aponte, ex fiscal general militar.

 La sentencia de la Sala Penal fue firmada entre otros por el magistrado Eladio Aponte Aponte, ex fiscal general militar









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog