Submarinos… ¿para qué?

Por Venezuela Real - 11 de Julio, 2007, 12:12, Categoría: Temas Militares

Adolfo R. Taylhardat
El Universal
11 de julio de 2007

Esa es la pregunta que todos nos hacemos. ¿Para qué quiere Chávez comprar submarinos rusos? Las respuestas que el humor popular le ha dado a esa pregunta son indicativas del sentimiento generalizado de los venezolanos:

-Para tenerlos en el Guaire y emplearlos en el rescate de damnificados cada vez que crece el río.  -Para viajar a Cuba cada vez que le da la gana sin que nadie se dé cuenta.
 
Cuando Chávez llegó a Rusia juró y perjuró que la compra de armamentos no era prioridad en su visita. "Se ha tratado de crear una opinión de que yo vine aquí a comprar armas, como si esa fuera mi intención exclusiva", dijo durante el encuentro con empresarios rusos.

Sin embargo, la diputada Elena Drapeko del partido minoritario Rusia Justa, contó que durante la reunión a puertas cerradas que sostuvo con un grupo de parlamentarios comunistas, Chávez confirmó que estaba negociando la compra de submarinos y reveló que esa adquisición está destinada a "defender la revolución".

Al final, el único resultado concreto del viaje fue la compra de armamentos. Según la información publicada en el diario ruso Kommersant, Chávez comprará nueve submarinos. Cinco de la Clase Kilo, proyecto 636 y cuatro de la clase Amur, proyecto 677E.

Veamos en qué consisten esas naves (información obtenida en la enciclopedia virtual Wilkipedia):

Los submarinos Proyecto 636 son la versión mas avanzada de los que en la designación de la OTAN se conocen como clase Kilo. Se trata de submarinos diesel-eléctricos, destinados principalmente a operaciones anti-naves y anti-submarinos en aguas de relativa poca profundidad. Cuentan con el siguiente armamento: 6 tubos lanzatorpedos, 18 torpedos de 553 milímetros, 24 minas. 8 misiles superficie-aire SA-N-8 Gremlin u 8 SA-N-10 Gimlet.

El submarino Amur es la variante para exportación del Proyecto 677, clase Lada, el cual a su vez es una versión mejorada del clase Kilo, mucho más silencioso, dotados de nuevos sistemas de combate y de un sistema de propulsión independiente a aire, lo que le permite operar sin necesidad de emerger a la superficie o utilizar un snorkel (respirador) para tomar oxígeno de la atmósfera. Dependiendo del modelo, este submarino está dotado de 4 o 6 tubos lanzatorpedos y 16 o 18 torpedos de 533 milímetros. Cuenta además con 10 celdas de sistemas de lanzamiento vertical (VLS) para disparar misiles tipo crucero, que son cohetes teleguiados diseñados para alcanzar con gran precisión objetivos a cientos de kilómetros de distancia, volando a baja altitud, siguiendo las irregularidades del terreno para evitar ser interceptados por los radares.

Como puede apreciarse estos sistemas de armas son sumamente sofisticados y poderosos. No se trata, como se ha pretendido, de armamento defensivo, sino de instrumentos de guerra diseñados para la ofensiva.

En Rusia, Chávez aseguró que los submarinos son para "ayudar a proteger los campos de producción energética en mar abierto". "El imperio norteamericano tiene planes de agresión y ya ha hecho intentos de ese tipo hace algunos años cuando un portaaviones entró en aguas territoriales de Venezuela". "Estados Unidos nos amenaza constantemente y tenemos que defender la revolución" proclamó Chávez durante su visita.

Pero Venezuela no confronta ningún conflicto interno ni externo y la supuesta intención agresiva de Estados Unidos sólo existe en la mente de Chávez como producto de una fantasía o de una alucinación fijamente alojadas en su cerebro. No existe, por lo tanto motivo ni justificación alguna para el multimillardario gasto en armamentos que viene haciendo este gobierno.

Según el Instituto de Estocolmo de Investigaciones para la Paz (SIPRI) el gasto militar venezolano, desde que Chávez asumió el poder, asciende a la suma de 12.637 millones de dólares. Según las informaciones de prensa, solamente las compras de armamentos a Rusia representan más de 3 mil millones de dólares, cifra que no incluye el valor de las nuevas adquisiciones (más helicópteros, submarinos y sistemas de defensa antiaérea).

Como de costumbre, los personeros del gobierno esgrimen el derecho soberano del gobierno a efectuar esas adquisiciones. Nadie niega que un gobierno tenga el derecho soberano de hacer muchas cosas. Pero, por mucho dinero que tenga en el bolsillo, ese derecho no le autoriza a hacer, de manera caprichosa, incontrolada e incontrolable, gastos innecesarios.

Los personeros del gobierno, comenzando por el propio Chávez insisten en que esas armas son para defender a Venezuela, para proteger la integridad del territorio. Pero uno se pregunta: ¿dónde está el ejército que con esas armas debería proteger nuestra frontera con Colombia, única región del país donde la soberanía es violada diariamente como resultado de la penetración de elementos de la insurgencia colombiana que constantemente ingresan en nuestro país? Son numerosas y frecuentes las denuncias sobre la presencia de guerrilleros colombianos dentro del territorio venezolano y acerca del control que esos irregulares ejercen en zonas pobladas del país. Son prácticamente cotidianos los secuestros de ciudadanos venezolanos y los cobros de peaje que llevan a cabo los irregulares colombianos dentro de ese territorio para cuya defensa y protección supuestamente han sido adquiridas las armas.

Por todo ello, la pregunta inicial tiene plena relevancia: ¿PARA QUÉ NECESITAMOS SUBMARINOS?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog