Comunismo siglo XXI

Por Venezuela Real - 12 de Julio, 2007, 17:46, Categoría: Estado de Derecho

OVIDIO PÉREZ MORALES
El Nacional
12 de julio de 2007

Está sobre el tapete oficial (no nacional-participativo) la reforma de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, conjunto normativo bien joven, ya que fue aprobado, "mediante referendo constituyente", el 20-12-1999.

Los obispos venezolanos, en exhortación del 7 del corriente mes, dicen: Una serie de elementos "hacen suponer que esta reforma se dirige hacia el establecimiento de un sistema socialista fundado en la teoría y la praxis del marxismo-leninismo". Es decir, hacia un sistema comunista.

¿Qué elementos fundan la suposición? El episcopado cita algunos: decisiones oficiales, como el lema impuesto "Patria, socialismo o muerte", al igual que declaraciones, tanto del Presidente como de voceros gubernamentales.

Podrían recordarse, entre muchos otros: el horizonte ideal castro-comunista del proyecto falsamente calificado de "bolivariano" y los libros que se recomiendan a los obispos como información sobre lo que se quiere oficialmente para este país. La frase "hacen suponer", de la exhortación episcopal, podría cambiarse por "evidencian".

Benedicto XVI en su discurso inaugural de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, celebrada el mes pasado en Brasil, luego de hacer críticas a la economía liberal, afirmó que otro camino equivocado para solucionar los problemas de nuestras naciones son "las formas de gobierno autoritarias o sujetas a ciertas ideologías que se creían superadas, y que no se corresponden con la visión cristiana del hombre y de la sociedad".

A este propósito los obispos venezolanos concretan para Venezuela: "Una de esas ideologías ya superadas es el socialismo estatista que impide la primacía de la persona y de la solidaridad, suplantándolas por la hegemonía del Estado.

Así, pues, ni el capitalismo salvaje ni el socialismo marxista son los caminos que conducen a la construcción de una sociedad más justa".

El dilema comunista "o capitalismo o socialismo (marxista-leninista)" no es verdadero. ¿Alternativa? No, por cierto, una "tercera vía", sino "vías", que constituyen retos a la responsabilidad y creatividad de los constructores de una nueva sociedad. En este sentido, la Iglesia, como tal, no ofrece "un modelo"; pide y anima, sí, a los cristianos –y peculiarmente a los seglares–, junto con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a construir nuevas formas solidarias de organización social.

El proyecto oficial en marcha no es simplemente dictatorial, militarista, autocrático o populista, en la línea de lo sufrido bastante por estos países. Es algo más grave. Se trata de un proyecto totalitario marxista-leninista.

El afirmar esto refleja escuetamente lo que se viene diciendo y haciendo desde el poder.

Y lo que la simbología oficial subraya. La tenaza comunista se está cerrando en Venezuela. Es preciso dificultar, frenar y hacer retroceder este terrible movimiento.

Juan Pablo II expresó en su discurso en la Puerta de Brandenburgo el 23 de junio de1996: "Porque tenían miedo de la libertad, los ideólogos trasformaron una puerta en un muro.

Precisamente, en este punto de Berlín, simultáneamente punto de conjunción de Europa y punto de división artificial entre el Este y el Oeste, (...) se ha manifestado a todo el mundo el rostro despiadado del comunismo, al cual resultan sospechosos los deseos humanos de libertad y de paz.

Teme, sobre todo, la libertad del espíritu".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog