Microcréditos: Liberalismo y socialismo

Por Venezuela Real - 12 de Julio, 2007, 17:16, Categoría: Dimensión Social

Julio César Pineda
El Universal
12 de julio de 2007

La economía mundial es manejada por los más poderosos en ausencia de solidaridad social

En el siglo XXI el problema mayor es la pobreza en contraste con los niveles más altos de crecimiento económico. Cuando se estima que la producción mundial se duplicará en la misma dirección, aumenta el número de personas que apenas pueden vivir con un dólar. Los pobres seguirán siendo víctimas de enfermedades, desempleo, falta de agua, de alimentos y analfabetismo. Todo esto producto del sistema económico que ayuda al crecimiento general pero no contribuye a reducir la pobreza. La economía del mundo es manejada por los más poderosos, en ausencia de solidaridad internacional social. Mayor responsabilidad tienen los países más ricos, pero también dentro de ellos hay minorías empobrecidas.

El comercio entre el norte y el sur acentúa las diferencias. La ideología del libre mercado favorece la libertad pero no la justicia. Pero tampoco los modelos comunistas han sido la solución. La miseria es factor de desintegración y escepticismo político, de allí el cuestionamiento de las democracias en el tercer mundo y frente a las organizaciones internacionales como la Banca Mundial, el FMI, la OIT, la OMS. El desafío fundamental es ayudar a los pobres a contar con un nivel de vida digno.

En las últimas décadas, las bancas de desarrollo buscan dar servicios especiales a los más desfavorecidos, con créditos que incluyen asistencia técnica, con recursos propios o financiamientos provenientes de naciones ricas. Igualmente asistencia humanitaria a través de organizaciones no gubernamentales como la Cruz Roja, Caritas, entre otras, pero lo más importante ha sido el desarrollo de los microcréditos para los miembros más pobres de las comunidades, concedidos por entidades como el Banco Grameenh de Mohamad Yunus.

En Venezuela, el microcrédito es de reciente data, motivado fundamentalmente por las decisiones del gobierno de obligar a la banca a dejar remesas importantes para esta actividad. Para muchos hogares pobres y para microempresarios en el tercer mundo es difícil el acceso a las fuentes de financiamiento por el alto riesgo y la limitación en la rentabilidad que representa para la banca.

No había en este país una cultura de financiación en las instituciones públicas ni privadas para los microcréditos. Cada vez más gobiernos y ONG optan por esta alternativa con el otorgamiento de financiamientos flexibles tanto en Venezuela como en el mundo.

Tal y como lo ha señalado Planet Finance, una red internacional de organizaciones no gubernamentales, el objetivo de estas iniciativas es contribuir al desarrollo de las microfinanzas para luchar contra la pobreza de una manera eficaz. Planet Finance, es una organización de solidaridad internacional especializada en las microfinanzas que sostiene instituciones en esta área y las asiste en su crecimiento federándolas y facilitando servicios para reforzar sus capacidades técnicas y sus recursos financieros. Con un programa de apoyo a millones de microempresarios a través de una red de centros permanentes internacionales.

Los venezolanos podríamos ser miembros de Planet Finance en nuestro carecer de persona física o moral. Por lo tanto, esperamos de Planet Finance París actividades de formación y soporte técnico con el conocimiento y la experiencia de la red internacional en África, Asia y América Latina.

La iniciativa por parte del Gobierno de dotar a la actividad de microfinanzas de un marco regulatorio que ayude a promover esta actividad ha sido muy bien recibida. Pero como en la casi totalidad de las naciones, debe desarrollarse este imperativo social dentro de un marco de libertad. Puede conjugarse el liberalismo, en el sentido europeo, como herencia de la Revolución Francesa, con el socialismo en su preocupación por la justicia social. Sobre esto recientemente escuchamos al profesor Vicenzo Ferrari, ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Turín, cuya tesis al hablar de la democracia moderna es el de la necesaria síntesis entre lo bueno del liberalismo y lo mejor del socialismo.

El imperativo democrático del mundo de hoy debe, con las tesis liberales en lo político, marchar hacia el socialismo económico, fusionando libertad y justicia; proponiendo políticas sociales que ayuden a minimizar, o mejor aún, a eliminar desigualdades y fortalecer una clase media, así como también incentivar inversiones públicas y privadas que contribuyan a eliminar la pobreza. La filosofía y la práctica de los microcréditos se orientan hacia esta dirección.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog