Reto del siglo XXI - Inflación socialista

Por Venezuela Real - 14 de Julio, 2007, 15:51, Categoría: Economía

El Editorial
El Nacional
14 de julio de 2007

Q uizás el Fondo Monetario Internacional hubiera calificado en otros tiempos las medidas antiinflacionarias anunciadas esta semana por el ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, y por el Banco Central de Venezuela, como "dirigidas en la dirección correcta", aunque "insuficientes".

Pero para cualquier analista venezolano lo más indicado sería decir que con ellas se advierte que el BCV no está muerto y que, además, está dando algunas señales de vida.

En los últimos años la política monetaria que le corresponde dirigir al instituto emisor había brillado no sólo por su ausencia sino por su desorientación. Apenas la voz del profesor D. F. Maza Zavala se alzaba, en el desbarajuste, para pedir algo de sensatez.

Todo esto era fácil de entender porque el BCV se limitó a recibir órdenes del comandante en jefe y éste, por desconocimiento y falta de formación, no está capacitado para dirigir la política monetaria.

De manera que atreverse a modificar las tasas de interés (aunque sólo sean las pasivas) y los encajes bancarios, constituye un acto audaz que muestra que en este país todavía puede haber independencia, aunque sea poquita. Este acto insólito lo ha provocado el exceso de alza de precios que azota a los hogares venezolanos y carcome las políticas gubernamentales. Probablemente ante la magnitud del problema el comandante les dijo a los técnicos monetarios "hagan lo que quieran" y ellos, ni cortos ni perezosos, se atrevieron a actuar.

Sin embargo, lo que hicieron fue casi nada. Según nos informa un despacho de Reuters, los expertos consultados calificaron a las medidas de cosméticas y marginales. El problema estriba en que la inflación es un proceso que se alimenta a sí mismo. Esto es fácil de entender: si aumentan los precios se deben incrementar los salarios, y con salarios más altos hay que aumentar nuevamente los precios. Por ello, a la inflación no se le puede atacar con miedo.

Como dice uno de los expertos "el monstruo salió de la botella y va a requerir mucho esfuerzo controlarlo". Cuando no se hace lo suficiente se crea la "inflación crónica", un alza de precios de alrededor de 20% que se repite año tras año. La inflación crónica asoló a la mayoría de los países suramericanos durante décadas y ayudó a crear las condiciones para el advenimiento de las dictaduras militares. En otros casos, cuando las medidas fueron aun más equivocadas, se transformó en una hiperinflación, tan destructiva que acabó con algunos de regímenes autoritarios.

El fracaso en la lucha antiinflacionaria se debe a que las autoridades se engañan a sí mismas. Decretan unas pocas medidas y piensan que han cumplido con su deber. Se olvidan de que el monstruo se retro-alimenta y que se hace más fuerte a medida que crece. Quizás eso sea mejor que negarse -como ha sucedido hasta ahora- a aceptar que el problema existe o atribuirlo a conspiraciones malévolas. En verdad, la política monetaria del socialismo del siglo XXI todavía hay que inventarla. Porque, o inventamos... o erramos.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog