La Copa América - Miedo, nada más

Por Venezuela Real - 16 de Julio, 2007, 22:56, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
16 de julio de 2007

Más allá de toda la operación cosmética y el relanzamiento publicitario intentado por el Gobierno con motivo de la Copa América, con inversiones multimillonarias y corruptelas sin fin, ha surgido otra cuestión que no debe pasar por debajo de la mesa: el carácter militar de las medidas represivas que se tomaron para garantizar, según el ministro del Interior y Justicia, Pedro Carreño, la seguridad no sólo de los estadios sino de los hoteles, rutas y aeropuertos. Quizás en Caracas no se sintió mucho porque apenas se dio un juego, pero en aquellas ciudades de provincia donde hubo más actividad futbolística, las medidas de seguridad resultaron asfixiantes para el resto de los ciudadanos.

A fin de cuenta, Venezuela no se caracteriza por ser un lugar preferido y frecuente para hacer estallar coches bombas por parte de los terroristas musulmanes fundamentalistas. Al contrario, aquí se pasean como Pedro por su casa, incluso dotados de pasaportes iraníes, no sabemos si legales o no. Tampoco las guerrillas colombianas iban a cometer el error de secuestrar a un jugador o dirigente deportivo. Entonces, ¿contra quién estaban dirigidas estas prevenciones militares? Pues, contra la posibilidad de que los venezolanos de oposición e incluso los oficialistas demócratas hablarán libremente con periodistas extranjeros, de la televisión y la radio, así como con los enviados especiales de los periódicos y revistas que iban a estar en Venezuela para la Copa América. Para el Gobierno, lo preocupante era que la oposición armara en las calles, por esos días, una situación de rechazo que echara por tierra el parapeto publicitario montado sobre una ola de gastos desenfrenados y sin control, llevados a cabo por gobernadores y alcaldes, como ocurrió con la sobredosis de publicidad de Di Martino, en Maracaibo, que no dejó cuadra en las calles donde no apareciera su nombre y su foto, como si él fuera un Maradona municipal metiendo goles.

El Gobierno, en la paranoia que se le desenfrenó luego de la clausura de RCTV, no tuvo cerebro sino para imaginar un plan conspirativo elaborado por la oposición para enlodar la Copa América. ¡Qué poco conocen a los venezolanos y qué mala imagen tienen de sus conciudadanos! Esa mezquindad le reduce al oficialismo la capacidad mental de otorgarle al otro la cualidad de la decencia y la cordialidad, como ha quedado demostrado durante estos días de competencia deportiva, en los cuales sólo ha habido un interés unánime en que Venezuela salga bien y con honor de este compromiso.

Y sin embargo, muchos de los columnistas del Gobierno se atrevieron a decir que la gente de oposición se alegraba cada vez que a la Vinotinto le metían un gol. Semejante necedad fue, incluso, propiciada por un articulista para quien era evidente (no sabemos con qué método o aparato midió ese "efecto opositor") que en el este de Caracas no se aplaudían los goles, ni siquiera los de Brasil o México. Esto es, sin duda, racismo y revanchismo social. O todo junto.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog