“Liberen al justiciero”

Por Venezuela Real - 16 de Julio, 2007, 18:15, Categoría: Derechos Humanos

Ramón Sahmkow
TalCual
16 de julio de 2007

A los cuatro hermanos Mejías, detenidos el sábado por repartir panfletos en las cercanías del Estadio Olímpico, les fue impuesta la prohibición de salida del Área Metropolitana y presentación cada ocho días en tribunales, por el delito de “incitación al odio a través de la instigación a delinquir”

Mientras los cuatro hermanos Mejías se mantenían recluidos en el Palacio de Justicia, una manifestación llenó la fachada del edificio. “Liberen al justiciero”, gritó más de treinta veces la actriz Dilia Waikarán, rodeada de una treintena de manifestantes con pancartas, entre ellos una docena de motorizados de la cooperativa “Rapid Motos”. A un lado, jóvenes estudiantes, los miraban desconcertados.

Sería otra protesta de la temporada si el grito seco de “corten” no hubiese hecho voltear la mirada para ver una cámara de cine deslizándose sobre un riel, dos tipos de negro sosteniendo micrófonos “boom”, y un tercero que se llevaba un lente al ojo izquierdo en dirección al cielo.

Después de “acción”, la escena anterior se repitió exacta.

Los gritos de Waikarán y su combo no eran ni por Francisco (25), ni Alejandro (22), ni Juan Andrés (21), ni Pedro Mejías (18), presos por repartir panfletos en el Estadio Olímpico, el sábado, durante el partido por el tercer lugar de la Copa América.

Reclamaban, en cambio, la salida de Libertador Morales, “el Justiciero”, especie de superhéroe parroquial recluido por error, que es el personaje principal de una película homónima, factura de la Villa del Cine, en la cual la veterana actriz interpreta el papel de la madre. Todo el gentío, motorizados incluidos, eran extras en el film.

A unos pasos del set, veinteañeros de las universidades caraqueñas, varios con franelas rojas con una mano blanca estampada, gritaban sin libreto: “Es la realidad, esto no es ficción”. La valla colgada de dos columnas del Palacio indicaba su objetivo: Libertad, específicamente para los hermanos recluidos, quienes esperaban una audiencia en el Tribunal 4° de control, luego de pasear la víspera por Fuerte Tiuna y la “Zona 7” de la Policía Metropolitana, en Boleíta, antes de dormir en la comandancia de Maripérez del cuerpo policial azul.

SIN LIBRETO

Cada quien esperó a su estilo el fin de la tarde. Con el guión escrito, actores y extras repitieron, una y otra vez, los diferentes planos de la escena del tribunal. Entre corte y corte, descansaron en sillas de plástico y tomaron café de los termos instalados por el equipo de producción.

Con incertidumbre por lo que venía, la mayoría de los estudiantes prefirieron el piso, comieron helados y uno que otro llenó un Sudoku, mientras unas señoras amigas de la familia Mejías invadían a ratos las sillas plásticas de sus vecinos. Se comentaba que la audiencia había empezado, pero nadie sabía si los habían acusado, ni siquiera Andrea Jahn, novia de Juan Andrés, o Mauri Marcano, novia de Francisco.

En los pasillos del tribunal, Mónica Fernández, abogado de la ONG Foro Penal, develó el misterio.

En una audiencia que duró cerca de hora y media, los fiscales Daniel Guédez y Cristian Quijada, imputaron a los cuatro jóvenes por “incitación al odio a través de la instigación a delinquir”, estipulado en el artículo 285 del Código Penal.

La jueza suplente, Nailuz Sánchez, rechazó la solicitud de nulidad de los abogados Miguel Suárez y José Hernández y dictó medida sustitutiva de libertad. Los hermanos deberán permanecer en el Área Metropolitana y seguir un régimen de presentación de cada ocho días en el tribunal, en espera de que la Fiscalía presente los actos conclusivos, en un plazo que podría durar hasta seis meses.

Con el atardecer marcando el fin de las filmaciones por el día, sólo quedaba tiempo para un plano más. “Acción”. Por las escaleras del edificio, el Justiciero, en bluejeans, camisa amarilla y blazer azul, sale a la calle libre y es recibido en brazos por sus compañeros motorizados. Sin el grito de “corte”, justo después, son los cuatro hermanos que descienden los mismos escalones y abandonan el edificio abrazados por su familia y compañeros. A diferencia del personaje Libertador Morales, en una semana los Mejías deberán regresar a tribunales.


 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog