Alimentos: desabastecimiento e inflación

Por Venezuela Real - 17 de Julio, 2007, 14:32, Categoría: Dimensión Social

Carlos Machado Allison
El Universal
17 de julio de 2007

Los productores no invierten por temor al Gobierno y al discurso presidencial

Me han solicitado que explique por qué con tanto dinero circulando y crecimiento económico, hay desabastecimiento de leche, carne, azúcar, caraotas, huevos y otros productos. En los supermercados el número de productos y presentaciones ha disminuido en más de 30%. Este fenómeno, la "paradoja alimentaria", sumada a elevada inflación en alimentos, es otro logro del estatosocialismo del siglo XIX.

La explicación es simple. Los venezolanos, de pronto, con más dinero en el bolsillo, pueden comprar más alimentos que hace tres o cuatro años, pero los productores no han efectuado las inversiones requeridas para satisfacer el crecimiento en la demanda, en particular aquellas de largo plazo, como aumentar la superficie de árboles que tardarán cuatro o cinco años en producir, o abrir nuevos potreros con sus respectivas cercas, tanques, tractores y tecnología para aumentar el rebaño y mantenerlo en los siguientes veinte o treinta años.

No invierten simplemente por temor, porque el gobierno ha confiscado tierras, ha promovido invasiones y lejos de reducir la inseguridad personal, en las áreas rurales o en las ciudades, parece que la estimula. No se invierte porque el discurso presidencial y la propuesta de cambio constitucional, colocan a la propiedad privada en la picota. No se invierte porque el gobierno acabó con la democracia, los derechos constitucionales y las instituciones. Nadie confía en el Poder Judicial, la Fiscalía, la Asamblea, las Fuerzas Armadas o amigos como Irán y Bielorrusia.

El gobierno, suponía que la solución estaba en sus fundos, cooperativas y centrales azucareros. Pero en agricultura no se puede improvisar, ni se aprende de la noche a la mañana. Intervinieron 2 millones de hectáreas, superficie similar al total dedicado a la producción vegetal y apenas lograron sembrar 20 mil. Por eso el Presidente clamaba en un "Aló Presidente" que estaban "raspados" en caraotas, azúcar y quién sabe cuántos rubros más. Raspado es lo que el ciudadano pobre hace con el fondo de la olla y raspado también le queda el bolsillo cuando acuden al buhonero, que gracias a trácalas que rodean a las importaciones, venden alimentos tres o cuatro veces más caros que el precio regulado.

Como en Cuba, ya tenemos mercado negro de alimentos y amenazando a todo el mundo, incluyendo obispos y universidades, seguirán paralizadas las inversiones. ¿Quién construirá una nueva clínica privada después de la reciente arremetida contra ellas? No se sorprendan si en dos o tres años los médicos cobrarán dos kilos caraotas como honorario, por consulta efectuada a la sombra de una mata de mango.

"Raspados" en desarrollo endógeno y autoabastecimiento, apelaron a las importaciones, pero como sus compras son epilépticas, a veces no consiguen quien les venda o descubren que el precio internacional es mayor al regulado. Además, animados por tanta inquina como estulticia, crean barreras burocráticas para impedir que los importadores privados tengan acceso a dólares o permisos. A mediano plazo tendremos más desabastecimiento y elevada inflación en alimentos. Concluido el circo de la Copa América, ¿qué inventarán para distraer al pueblo?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog