¿En nombre de Dios?

Por Venezuela Real - 19 de Julio, 2007, 10:45, Categoría: Estado de Derecho

Alejandro Angulo Fontiveros
El Universal
19 de julio de 2007

Según el gobierno en nueve años no le han quitado nada a nadie; pero vienen nuevas normas

Cuál socialismo? El que conjugue la acre exigencia de la justicia social con la de la libertad. Aquellos que habrán de influir sobre la colectividad deben coadyuvar de modo diáfano, sin reticencia, a la tolerancia. A la paz, en suma. Al efecto, la conducta de algunos sacerdotes católicos es censurable y una vez recordé la condena de aquel hombrón bolivariano que luchó por la democracia y libertad; que fue un gran intelectual ("El Cervantes de América") y que hasta exigió ser operado -así fue- ¡sin anestesia! Aludí con todo respeto al ilustre ecuatoriano Juan Montalvo: "El impío sacerdote que cambia la misericordia en crueldad, la caridad en avaricia, en soberbia la modestia, y olvidando los ejemplos del maestro ayuda a los tiranos a oprimir al débil, no pertenece al pueblo".

Empero, es lógica su advertencia por el rumbo marxista que, según ellos, lleva el Gobierno. No porque yo crea que tal es el rumbo sino porque la evidente indefinición -muy característica del socialismo-, así como las incesantes invocaciones a Marx (ya casi se le echa más incienso que al Libertador, a quien por cierto el gran pensador de Tréveris detestaba), Gramsci, Mao, el Che y Fidel, potencian la duda o partera de la sospecha y ésta del temor.

Temor porque el comunismo termina negando la libertad: por ejemplo la propiedad privada. El Gobierno refuta con que prueba de que la garantiza es que postula el derecho de todos a tener "una casa"; pero esto es precisamente lo que no garantiza su justo alcance: que sea una. Y ¿por qué no dos o más? En Cuba igualmente se acepta que cada quien tenga "una" casa y hasta se tipifican escuálidos delitos contra ese raquítico concepto de propiedad. Y así era en la URSS, RD Alemana, Hungría, Polonia Checoslovaquia y Rumania. Sin convencimiento, ya que los penalistas del comunismo afirman que ¡no deben castigarse como delitos las acciones contra la propiedad! (como la obra del cubano Grillo Longoria). Pudiera ser que aquella mención del adverbio "una" fue inintencionada.

Alega el Gobierno que en nueve años no le ha quitado nada a nadie; pero se reformará ¡Otra vez! la Constitución y una nueva norma impone nuevas decisiones. También es verdad que cualquier proposición de reforma constitucional a fondo, debe ir a un referéndum; pero preocupa porque el pueblo (cuya educación fue muy descuidada antes de ahora) pudiera no saber que el comunismo (muy respetable en teoría por su representación de los oprimidos) fue un dramático fracaso en todas partes. Por eso a algunos, sin ser marxófobos, no nos convence el comunismo aunque seamos de izquierda y socialistas o humanitaristas (no "humanistas" como dicen por confusión). Bien conveniente ha sido el tipo de socialismo de los países nórdicos, en especial el sueco. Y harto atrayente es el tan francés "socialismo champán".

Valga una leve torsión a la "penitencia" de Julio César a su esposa: no basta no serlo; es necesario no parecerlo...



 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog