Supremo legislador

Por Venezuela Real - 20 de Julio, 2007, 22:01, Categoría: Estado de Derecho

MANUEL FELIPE SIERRA
El Nacional
20 de julio de 2007

Cilia Flores, la presidenta de la Asamblea Nacional, ha revolucionado e innovado el derecho constitucional. El anuncio sobre la inminencia de la llamada reforma constitucional, confeccionada por Hugo Chávez a su real saber y entender, ya no contemplaría la reelección indefinida sino continua. No se trata de un desliz semántico.

Es más que eso: una burla descarada a la inteligencia del ciudadano común. Pero allí no se queda la cosa. Según la parlamentaria Cilia Flores, cualquier cambio que se introduzca en el nuevo articulado constitucional responderá al pensamiento y la decisión del supremo legislador de Miraflores, y ante ello la Asamblea Nacional no tendrá otro camino que practicar el viejo ejercicio de la gimnasia sueca. Además, el concepto que se aplica para la perpetuación en el poder del mandatario Hugo Chávez no sería extensivo para otros cargos de elección popular. Es decir, se establece una diferencia sustancial en la naturaleza del mandato, todos ellos producto del sufragio.
<zb:break>
Lo que se conoce hasta ahora no es una reforma, sino la aprobación de una nueva constitución por vías irregulares, arbitrarias y abiertamente inconstitucionales.

El régimen monta una nueva trampa. Como lo señala el analista Fernando Egaña, más bien se trata de "una grotesca trácala". Por supuesto, se escogerá el camino de los referendos, una fórmula patentada por el chavismo en Venezuela pero que es común a los totalitarismos del mundo entero.

Una modificación constitucional se entendería en función de ampliar los derechos ciudadanos y adaptar el texto fundamental a las nuevas y cambiantes realidades del planeta.

Pero en este caso se trata de legalizar un andamiaje que significa la sustitución del modelo democrático para reproducir la propuesta anacrónica y funesta del "socialismo real". El tema plantea un reto demasiado sensible para aquellos sectores que rechazan el proceso totalitario desde cualquiera de sus variantes.

Entrar en el juego electoral, como si no pesaran los antecedentes del revocatorio, las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre de 2005 y el desenlace de la consulta presidencial del 3 de diciembre de 2006, supone un imperdonable y grave error con inmensos costos históricos para los venezolanos.

Ahora, con votación o sin ella, se trata de resolver el dilema dramático entre democracia y totalitarismo; entre el proyecto de una minoría militarista y las expectativas de la sociedad venezolana.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog