EL ESCLAVO DE CÉSAR

Por Venezuela Real - 22 de Julio, 2007, 15:21, Categoría: Política Nacional

JUAN MARTÍN ECHEVERRÍA
El Universal
22 de julio de 2007

La realidad venezolana se ha convertido en un arma subversiva de alto riesgo

Julio César, después de sus victorias en las Galias, se hacía acompañar por un esclavo que le recordaba: "eres un simple ser humano"; luego en medio de los acontecimientos, desapareció el esclavo y no hubo quien lo alertara. Esta filosofía del aviso oportuno funciona en las democracias, a través de las opiniones de los especialistas y las denuncias públicas conocidas mediante la prensa, radio y televisión, lo cual le permite a los dueños del poder informarse y rectificar, aparte de evitar que responsabilicen a terceros de sus abusos, enriquecimiento fácil y desatención de las prioridades ciudadanas.

En este momento histórico es un contrasentido la confesión abierta de la hegemonía comunicacional, la reelección presidencial indefinida y el coliderazgo que une al oficialismo con Bolívar: se pretende crear un tiempo real inexistente, manipulando a la colectividad con una intensa campaña de propaganda en base a contraverdades y la estrategia del secreto que esconde estadísticas, proyectos de leyes, la producción petrolera y por ende los ingresos, mientras la participación protagónica del pueblo se limita a un simulacro de asambleas de calle. Una manera fácil de ocultar los hechos es distraer con los famosos trapos rojos o acusando al adversario político, como el atracador que evade las autoridades gritando al ladrón al ladrón. Las prioridades no se resuelven cambiando los nombres de las instituciones, tampoco escondiendo la gravedad de determinadas situaciones y es una visión equivocada envilecer el lenguaje.

Se discute sobre la libertad de expresión y se argumenta que cualquiera puede hablar y escribir en relación al gobierno y los corresponsales extranjeros son testigos de excepción, pero se guarda silencio sobre las represalias posteriores contra personas naturales y jurídicas, desde las agresiones, inspecciones administrativas, multas y expedientes judiciales, hasta la declaración de enemigo que con todas sus consecuencias hace el oficialismo. Hay un acento sobre el ritual revolucionario de la década de los sesenta, un toque de trasnocho, de siglo XIX, de etapas superadas después de la caída del imperio soviético. La realidad venezolana se ha convertido en un arma subversiva, fotografiarla, individualizarla en blanco y negro y referirse a ella con reiteración, puede constituir para quien lo haga un escenario de alto riesgo.

Algún dirigente gubernamental ha dicho que la confidencialidad del proyecto de modificaciones a la Constitución se equipara al secreto profesional de un médico o un abogado. Es absurdo e injustificable comparar un ocultamiento, que afecta las normas de vida, patrimonio y sistema de libertades de veintiséis millones de ciudadanos, con un caso específico de ética profesional. ¿Por qué se le niega a la prensa, radio y televisión no oficialista el acceso a la información del sector público? ¿Y a quién beneficia el silencio de los testigos y la oscuridad en la que quieren mantener los protagonistas? Los medios de comunicación son, a veinte siglos del esclavo de Julio César, los que pueden informar, criticar, investigar y denunciar las irregularidades y los abusos. La estrategia del secreto será derrotada siempre por la realidad y esta última debe ser divulgada de manera objetiva, para fortalecer decisivamente la gobernabilidad.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog