Se alejan metas del plan Siembra Petrolera por falta de taladros

Por Venezuela Real - 22 de Julio, 2007, 14:02, Categoría: Petróleo/Energía

MARIANNA PÁRRAGA
EL UNIVERSAL
22 de julio de 2007

Para 2010 debería haber no menos de 205 taladros activos para 2.229 pozos

Las metas del plan Siembra Petrolera, que tras seis años de gestión presentó el gobierno del presidente Hugo Chávez en 2005, no se cumplieron el año pasado, el primero de un período de siete años al término del cual las autoridades de Petróleos de Venezuela proyectan una producción de crudo de 5,8 millones de barriles diarios, una extracción de 11.500 millones de pies cúbicos de gas al día y una capacidad de refinación de 4,1 millones de barriles por día.

De una producción esperada de 3,37 millones de barriles por día en el escenario más pesimista, el año pasado se lograron según cifras oficiales 3,27 millones de b/d, casi exactamente el mismo número registrado en 2005 y un volumen que marca una brecha de 100 mil b/d versus lo proyectado.

En medio del recorte impuesto a finales de 2006 por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Venezuela ha disminuido lentamente su promedio de producción en lo que va de año para llegar a 3,09 millones de b/d justo antes de la toma de operaciones en la Faja del Orinoco y el golfo de Paria por parte de Pdvsa, número que ha descendido a 3,07 millones de b/d en las últimas semanas, pese a que las asociaciones han estado explotando más.

Pero un ingrediente adicional explica tanto el estancamiento de la producción observado el año pasado como la lenta disminución de lo que va de 2007: el número de taladros activos se mantiene desde 2006 en 112 y las expectativas de añadir suficientes unidades adicionales en los meses por venir lucen escasas si se considera que la licitación culminada este año fue parcialmente fallida -de 12 empresas que obtuvieron la buena pro para traer al país 27 taladros sólo cinco han cumplido hasta ahora-, que los taladros chinos han retardado su llegada y que se prepara otra licitación, esta vez de emergencia, para ofrecer la contratación de 53 unidades.

Es de esa manera como las posibilidades de cumplir los planes se alejan: de una meta de 191 taladros para este año, el mejor escenario de Pdvsa dibuja la posibilidad de llegar a 121 y de una producción de crudo que en el presupuesto de la nación se fijó en 3,5 millones de b/d y en el plan Siembra Petrolera en 3,72 millones de b/d, se espera cerrar 2007 con 3,1 millones de b/d.

Como resultado de la llegada de 11 taladros chinos, la recuperación de unidades dañadas y la "nacionalización" de un grupo de 41 unidades, Pdvsa prevé alcanzar 170 taladros activos en 2008, pero el plan de siembra exige 198 unidades y 2.122 pozos trabajados para promediar 3,99 millones de b/d de crudo.

En el pico del plan de siembra, originalmente previsto para 2010, se supone que habrá en el país 205 taladros activos para 2.229 pozos. Sólo para ese año el presupuesto de exploración y producción suma 4.113 millones de dólares. En total, para la contratación de taladros se prevén apartar $3.500 millones de una partida de $34.650 millones para ocho años.

El diagnóstico

La dependencia de las transnacionales que prestan servicios de taladros no es nueva en Venezuela ni tampoco lo es para Pdvsa. Durante la nacionalización petrolera de la década del 70 y después de ella se hicieron escasos intentos de independizar a la estatal petrolera de su relación con las empresas que fabrican y operan taladros y otros equipos de perforación.

La llamada "vieja Pdvsa" incluyó varias unidades propias en la estrategia de tercerización que permitió a esas mismas transnacionales no sólo operar sus equipos en el país, sino administrar los de Pdvsa. Lo que ahora intenta hacer la nueva gerencia es, justamente, revertir ese proceso y retomar las riendas de 41 unidades que le pertenecen y por las que paga elevadas sumas de operación.

En medio de esos intentos, sin embargo, el diagnóstico de los equipos de perforación con que cuenta no es esperanzador. Según Luis Vierma, vicepresidente de Exploración y Producción de Pdvsa, 75% de los taladros activos en Venezuela son contratados. Un grupo de apenas 16 empresas facturó 71% del monto global dedicado por Pdvsa a las contrataciones en 2005.

De las 74 unidades propias con que cuenta Pdvsa, sólo 33 están activas, es decir, 44% del total. El otro 56% se divide entre taladros por reparar (33 unidades) y otros que por su estado están para desechar (8 unidades).

"Hasta ahora Pdvsa nunca se preocupó por tener taladros propios ni por desarrollar tecnología de perforación. En 1999 teníamos 60 taladros activos para 760 pozos y a diciembre de 2006 cerramos con 112 taladros y 1.260 pozos trabajados. Sin embargo, requerimos un nuevo modelo porque el petróleo fácil se acabó en Venezuela. Necesitamos taladros especializados", dijo Vierma sin bemoles durante su interpelación en la Asamblea Nacional.

La solución

Consciente del tiempo y del esfuerzo que le tomaría elevar el número de taladros activos en el país en medio de una fuerte demanda internacional -la tasa de uso de taladros a escala mundial pasó de 69% en 2003 a 92% en 2005-, Pdvsa organizó una licitación por 18 unidades a finales de 2005 como uno de los primeros esfuerzos del plan Siembra Petrolera.

Para ese momento no se había concretado la idea de las empresas de producción social (EPS) y apenas comenzaban a subir las tarifas de las contrataciones. Pocos meses después, Pdvsa debió declarar la operación desierta para corregir el mecanismo de contratación.

Se prolongó el tiempo del contrato de dos a cinco años y se unificaron los requerimientos de los distritos para disminuir los costos. También se incluyó la obligatoriedad de destinar 10% del monto de la contratación a un fondo social que alimenta a las EPS.

Esta última decisión, impuesta desde la Presidencia de la República y tomada en momentos en que las tarifas ya se habían multiplicado -el alquiler de un taladro costa afuera pasó de Bs 50 millones diarios en 2005 a 480 millones en la actualidad-, habría derivado en la negativa de las transnacionales de taladros a participar en la licitación. Vierma entregó a la Comisión de Contraloría de la AN cartas de Schlumberger y HP alegando que no contaban para el momento con unidades disponibles para Venezuela.

Pdvsa debió recurrir así a compañías de menor tamaño, experiencia y prestigio, lo cual deirvó en resultados deficientes, pues hasta hoy no se han despejado las dudas sobre cuántos de los 27 equipos de perforación negociados efectivamente cumplirán la promesa de llegar al país en los lapsos previstos.

Cuando hace algunas semanas el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, anunció la "nacionalización" de las 41 unidades que habían sido entregadas para su operación, lo cual fue considerado por algunos como un "pase de factura", ya muchas empresas habían comenzado a mudar taladros a países vecinos, principalmente a Colombia.

Pese a las medidas que está por tomar Pdvsa -incrementar la producción en la Faja del Orinoco, contratar unos dos o tres equipos costa afuera, maximizar el uso de los equipos propios y confiar en la pronta llegada de las unidades chinas- la solución al conflicto luce lejana. Consultado sobre la posibilidad de flexibilizar las exigencias sociales de las contrataciones, Vierma respondió la semana pasada con un rotundo "no".








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog