Rafael Ramírez: "A mí el monopolio de Estado no me disgusta"

Por Venezuela Real - 24 de Julio, 2007, 12:58, Categoría: Petróleo/Energía

MARIANNA PÁRRAGA
EL UNIVERSAL
24 de julio de 2007

Entrevista // Rafael Ramírez, Ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa
"Si no aceleramos los procesos de licitación se acumulará una situación que podría impedir cumplir los planes de producción"

Mientras se investiga con lupa en el Parlamento la última contratación de taladros hecha por Petróleos de Venezuela y en medio de tensiones laborales en la industria, el ministro de Energía y Petróleo y presidente de la estatal, Rafael Ramírez, conversó con un reducido grupo de periodistas sobre la conducción del barco del cual depende la mayor parte de los ingresos de la nación y sobre el giro que prevé dar el timón en el futuro.

-Hay retrasos en el plan Siembra Petrolera. ¿Cómo ha afectado la falta de taladros los proyectos de producción?
-No diría que hay retrasos en el plan Siembra Petrolera, que está sustentado en el crecimiento en la Faja del Orinoco, un área que no tiene riesgo exploratorio, es casi como tener potencial de producción. El problema allí es el desarrollo de infraestructura de manejo y mejoramiento, pero ya va a comenzar la etapa de exploración y producción. En el bloque Carabobo ya estamos listos.

-¿Cuántos taladros adicionales requerirá la Faja?
-Unos 50 para año y medio. Para nuestras áreas tradicionales estamos sacando otra licitación de 50 a 56 unidades antes de que culmine el año. Ya conseguimos uno costa afuera para comenzar la perforación en Mariscal Sucre en 2008 y tenemos 41 en vías de nacionalización.

-¿Algunos de los taladros licitados en 2006 llegarán en la fecha prevista?
-Sí y vamos a repetir el proceso hasta que tengamos los taladros. ¿Que vamos a tener que seguir trabajando con Schlumberger y Baker Hughes? Claro, pero no es lo mismo contratarlos con poder de negociación que entregarlos. Queremos tener soberanía tecnológica, lo necesitamos. Estamos llamando a nuestros socios foráneos para constituir empresas mixtas y el paso estratégico es tener nuestra propia empresa de servicios. Todos los taladros que estamos retomando y los chinos serán activos de Pdvsa Servicios.

-¿Cuál es la realidad de la emergencia operacional?
-Hay efectivamente una emergencia operacional y así lo dictaminó la junta (directiva) porque si no salimos a acelerar los procesos de licitación se va a acumular una situación que podría impedir cumplir con los planes de producción. Eso no significa que tengamos un caos.

-¿La licitación de 53 equipos que se prepara se hará por adjudicación directa? ¿Qué margen de maniobra tiene Pdvsa para este año?
-El primer taladro chino llegará entre septiembre y noviembre y después comenzaremos a ensamblarlos acá a través de Pdvsa Industrial, pero seguiremos intentando (conseguir taladros) a través de licitaciones. Siempre les reclamo a los nacionales que les tendemos la mano no para que se conviertan en intermediarios. Si su tarea es andar con una empresa de maletín, para acá no vuelvan (¿) Con China estamos hablando para que los 25 taladros que tienen aquí pasen a la empresa mixta y los nacionales que quieran se asocien en minoría (¿) El desarrollo de la Faja es muy rápido en cuanto a producción. Para solucionar los cuellos de botella en el mejoramiento estamos autorizando que se pueda mezclar como se hizo antes.

-¿Dispondrán de suficiente liviano para mezclar?
-De los mejoradores salen crudos de altísima calidad que se pueden usar para mezclar.

-¿Qué producción se estima en la Faja para fin de año?
-Ameriven y Petrozuata tienen una sinergia extraordinaria y pueden crecer en 200 mil b/d. Creemos que los recortes de la OPEP se van a mantener, pero pensamos llegar a finales de año a 3,2 millones de b/d. Lo que queremos es construir capacidad potencial, al menos 10% para contar con cierta flexibilidad (¿) Nuestros procesos de nacionalización han incidido en la producción porque los privados han levantado el lápiz.

El torbellino laboral

Lejos de ser tomado como un beneficio, el anuncio de la nacionalización de taladros y la absorción de sus trabajadores por parte de Pdvsa ha desencadenado tensiones puertas adentro.

-¿Cuántos trabajadores serán absorbidos?
-En Occidente fueron absorbidas 930 personas y llegaremos a 1.246. En Oriente serán entre 400 y 500, y 200 en Centro Sur.

-¿No es contradictorio hablar de ahorro de costos mientras aumenta la nómina?
-Tienes que ver en qué ahorrar costos. Míos son los trabajadores, tenemos 50 mil hombres ahí. Hay que ahorrar en otras cosas: outsourcing y contratos.

-¿Para qué se crean las nuevas filiales no petroleras?
-Debemos evolucionar a lo productivo. Vamos a hacer un conjunto de empresas que permitan, mediante alianzas con el sector privado pero con mayoría estatal, manufacturar insumos en el país y generar trabajo. Si se quieren meter los nacionales, tienen que comprometerse porque las transnacionales se niegan a cumplir con nuestro programa de EPS. Vamos a utilizar a Pdvsa como un motor.

-¿Cómo se ejecutará?
-Unas (filiales) están más avanzadas que otras. Vamos a crear una para la fabricación nacional de buques. Tenemos planeado encargar 42 buques para el plan de siembra, sería un crimen no aprovechar de meter astilleros aquí. Vamos a reactivar Astinave y a poner un nuevo astillero en Carúpano, estamos buscando socios nacionales.

-¿Qué hará Pdvsa Hogar?
-Vamos a desarrollar una línea para atender las necesidades básicas del pueblo. Es nuestra responsabilidad como empresa, eso no nos va a quebrar.

-¿Qué experticia tiene Pdvsa en eso?
-Podemos conseguir las experticias que sea. Pdvsa es una empresa con capacidades humanas y de planificación. Tendremos que crecer para capturar la experticia de manufactura que existe en el país.

-Uno de los objetivos de esas filiales es propiciar la competencia. ¿No se terminará creando de ese modo un monopolio de Estado?
-A mí el monopolio de Estado no me disgusta. Se ha cuestionado el socialismo, pero para mí es evidente que lo que ha fracasado es el capitalismo. No le tengo miedo entonces al monopolio de Estado, bien bueno, porque el Estado se rige por criterios distintos a una lógica de mercado que termina siendo criminal. Usaremos la fuerza del Estado para promover que esto se abra porque ahorita algunos sectores tienen estructuras tan atrasadas que no solamente no pueden construir el socialismo, sino ningún tipo de capitalismo. En petróleo somos monopólicos y queremos serlo, es estratégico y muy importante.

-¿Al capital privado no le quedará más remedio que asociarse con el Estado?
-A mí me parece un buen negocio, en el sector petrolero lo es. No hay privado nacional que pueda con Schlumberger o Baker Hughes, el único que puede hacer contrapeso es el Estado, Pdvsa sí puede. Lo que estamos haciendo es extender los brazos.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog