Paradojas

Por Venezuela Real - 26 de Julio, 2007, 20:13, Categoría: Economía

VenEconomía Opina
26 de julio de 2007

Desde el año 2003 el Gobierno Nacional ha impuesto "vía decretos renovables" la inamovilidad laboral en Venezuela. Ahora, según informaciones de prensa, la Ley Habilitante le está abriendo el camino al presidente Hugo Chávez para promulgar un "Decreto- Ley Orgánica de Estabilidad en el Trabajo" que perseguiría eternizar la inamovilidad en Venezuela.

Ese proyecto de Decreto-Ley contempla que, sin el visto bueno previo del Ministerio del Trabajo, ningún trabajador podrá ser despedido luego de tres meses laborando. Tampoco podrá ser trasladado del cargo o desmejorado en sus condiciones laborales.

Ninguna excusa sería válida a la empresa para modificar su nómina de manera independiente, ni por razones de progreso o modificaciones tecnológicas, ni siquiera porque atraviese problemas económicos. Sólo el Ministerio del Trabajo podrá dar el visto bueno a cualquier movimiento laboral dentro de las empresas.

De igual manera, el proyecto contempla que antes de concretar una reducción masiva (sea la causa que fuere) el empresario debería considerar asociar al trabajador al negocio, bajo los esquemas de cogestión o autogestión. Este proceso estaría monitoreado por el Ejecutivo, quien quedaría comprometido a otorgar preferencias crediticias, subsidios, renegociación de deuda con el Estado, y cualquier incentivo que se requiera para tal fin.

El problema con la inamovilidad es que en vez de promover el empleo, producción y el crecimiento económico, genera desempleo, así como estancamiento de la economía.

Por regla universal, cuando el Estado reglamenta desproporcionadamente las condiciones laborales y hace inflexible el manejo de la nómina, las empresas no crean nuevos empleos. En consecuencia, se incrementa el desempleo, especialmente entre los más jóvenes, que ingresan en el mercado laboral. El Estado termina beneficiando a quienes tienen el privilegio de estar empleados, en desmedro de un ingente número de desempleados.

La experiencia dice que en los países donde el régimen laboral es más flexible crece la economía y con ella, el empleo.

Por ejemplo, en los EE.UU, con una economía liberal se han generado unos 47 millones de empleos en los últimos 25 años, un crecimiento de 50%. Mientras que en Francia donde no existe tal flexibilidad, el empleo creció escasamente14% en el mismo lapso.

Peor, aún es que en el proyecto de ese Decreto-Ley se contempla que el mismo sólo aplicaría para el sector privado. Los empleados de la Administración Pública (central, regional y descentralizada) no estarán amparados por la normativa.

Así, el Presidente-legislador le deja las manos libres al Gobierno para seguir aplicando el apartheid laboral que ha dejado sin empleo no sólo a los 20.000 técnicos y profesionales de PDVSA, sino otros tantos miles que siguen siendo despedidos por haber firmado el Referendo Revocatorio presidencial en 2004, o que no se muestren incondicionales al socialismo del siglo XXI. ¡Cosas veredes Pancho!






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog