Siguen reunidos los presidentes de Colombia y Venezuela, en Hato Grande, norte de Bogotá

Por Venezuela Real - 1 de Agosto, 2007, 15:27, Categoría: Política Internacional

El Tiempo - Colombia
31 de agosto dde 2007

El canciller, Fernando Araújo, recibió en el aeropuerto de Catam al mandatario venezolano.

En el aeropuerto militar Catam, el presidente Hugo Chávez dijo que llegó a Colombia con las mejores intenciones y se declaró optimista por el aporte que pueda hacer al acuerdo humanitario.

"Pido a Dios poder contribuir en el tema del canje humanitario, en la búsqueda de la paz, que es la paz para Colombia y para Venezuela,  unión e integración", expresó Chávez.

Luciendo su tradicional camisa roja, Chávez se salió del protocolo, saludó con un largo y caluroso abrazo al canciller Fernando Araújo y se dirigió a la prensa que lo esperaba en la base militar de Catam.

Allí sostuvo que se tiene que rehacer la gran patria latinoamericana, y que Colombia y Venezuela tienen siempre un papel infinito que jugar en esa labor, porque "ambas son hijas de (Simón) Bolívar.

"Cada vez que yo vengo a Colombia y veo sus campiñas y sus montañas, y oigo el himno de Colombia, que venía oyendo con mis compañeros en el avión, cada vez que vengo aquí me palpita más fuerte el corazón, y me doy cuenta, aquí en mi alma, que quiero tanto a Colombia, que en verdad me siento un colombiano más".

Dijo que le encantaba Bogotá y el clima tan agradable.

Aunque inicialmente se dijo que estaría en la capital poco menos de seis horas, EL TIEMPO conoció que el presidente venezolano retornará a su país después de las 10 d e la noche.

Disputa por la agenda

El jueves, en vísperas de la visita, se supo que el mandatario venezolano no estuvo conforme con la rigidez de la agenda definida por la Casa de Nariño e insistió en reunirse con familiares de secuestrados y de guerrilleros presos.

La definición de la agenda, que comenzó a prepararse desde hace dos semanas, se convirtió en un tira y afloje que anoche no había terminado.

EL TIEMPO supo que el equipo de Chávez encontró dificultades para que el mandatario se reuniera en la Quinta de Bolívar de Bogotá con familiares de los secuestrados y de los guerrilleros presos en cárceles colombianas, como era su deseo.

Pero hubo más desencuentros. Chávez quería estar más tiempo del señalado por la agenda enviada desde la Casa de Nariño, la cual restringió la visita oficial a solo 5 horas y 45 minutos, en la hacienda presidencial de Hato Grande, en las afueras de la ciudad.

Sin embargo, el viernes trascendió que el mandatario estará en el país más tiempo del previsto.

Diferencias sobre los temas

Otro motivo de amplia discusión entre los dos gobiernos fue la temática misma de las reuniones. Mientras que para Chávez lo esencial de la visita era encontrar salidas al acuerdo humanitario, para Uribe ese era un punto más, pues le interesaba mucho evaluar otros asuntos como el avance del oleoducto binacional, los peajes en la frontera y el intercambio comercial entre los dos países.

Aunque para la Casa de Nariño la visita de Chávez debe culminar a las 3:45 de esta tarde, saliendo del aeropuerto militar de Catam, autoridades venezolanas preparaban encuentros del mandatario con diferentes sectores sociales como directores de medios de comunicación y familiares de secuestrados y de guerrilleros de las Farc presos, en la sede de la embajada.

Aunque fuentes de la Casa de Nariño dijeron que desconocen la agenda paralela del presidente Chávez, anoche los familiares de los secuestrados fueron informados sobre la inminencia del encuentro.

Este diario también conoció que Chávez le dará a conocer a Uribe durante su encuentro en Hatogrande sus molestias sobre la rigidez de la agenda.

Una fuente de la Cancillería colombiana negó, sin embargo, que se hubieran presentado tensiones por la definición de la agenda.

La llegada del presidente Hugo Chávez a Colombia se produce en momentos en que se da una gran presión internacional sobre el presidente Uribe, en busca del acuerdo humanitario, que involucra a varios países europeos y latinoamericanos.

Lo más evidente fueron las llamadas que el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, hizo en las últimas horas a Chávez y a Uribe para apoyar la búsqueda de una negociación que ponga en libertad a los secuestrados.

A Chávez lo llamó el miércoles, y ayer, un poco antes del mediodía, telefoneó a Uribe y habló con él 12 minutos para hacerle saber que apoya los esfuerzos del presidente venezolano.

Los otros temas de la reunión

Intercambio comercial, gasoducto, peajes, son entre otros, los temas adicionales de la agenda que los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez, discutirán hoy en Hato Grande.

El tema más sensible de estos es el del bloqueo al transporte terrestre en la frontera a raíz de la instalación de peajes en territorio colombiano. Los empresarios de ambos países aceptaron suspender el paro hace un par de semanas, a la espera de que los dos mandatarios encuentren hoy una solución.

También se abordará el caso del gasoducto binacional de la Guajira, cuya terminación está demorada.

Familiares de plagiados, en agenda del mandatario venezolano

Si bien el encuentro en Caracas con el presidente Hugo Chávez, el pasado 19 de agosto, llenó de esperanzas a los familiares de los secuestrados por las Farc, la visita de hoy les alienta la ilusión.

Por eso ayer había cierta desazón entre ellos, pues no sabían si finalmente se podrían encontrar de nuevo con Chávez. En la agenda oficial dicha reunión no estaba, pero en la tarde se empezó a hablar del encuentro con el mandatario venezolano en la sede de la embajada en Bogotá.

"Quienes estamos en Bogotá quedamos comprometidos a avisarles a los de otras ciudades. Algunos tienen la maleta preparada", dijo ayer un familiar de uno de los plagiados.

Pero la expectativa no solo era de los parientes de los secuestrados. También las familias de los guerrilleros presos que podrían recuperar la libertad en caso de lograrse el intercambio estaban ansiosas.

"Ellos están optimistas sobre las gestiones que pueda realizar el presidente Chávez, pero muy pesimistas de que se dé la reunión con él", dijo Ramiro Orjuela, el abogado de 'Simón Trinidad', extraditado a Estados Unidos. Dijo además, que por lo menos ocho familiares cercanos a guerrilleros presos estaban interesados en el encuentro.

Anoche, no obstante, trascendió que se estaba haciendo la lista de los que irían a la reunión en la embajada.

El director del semanario de izquierda 'VOZ', Carlos Lozano, dijo que con la agenda definida por el gobierno colombiano para la visita de Chávez no se le está dando el juego que requiere el mandatario venezolano "para ir construyendo cosas que faciliten el intercambio".

Crece bloque internacional por el acuerdo humanitario

No solo Francia, España, Suiza y Venezuela impulsan el acuerdo humanitario para liberar a los secuestrados en poder de las Farc. Detrás del presidente Hugo Chávez podría sobrevenir el respaldo de un amplio bloque de países de Europa y Latinoamérica en apoyo a esta iniciativa.

Países como Italia han hecho saber que respaldan los esfuerzos de una solución negociada y la mediación del presidente Chávez.

También Cuba, Nicaragua, Argentina, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Brasil, entre otros, se sumarían a este grupo.

El respaldo internacional es una de las principales cartas que Chávez se jugará para presionar a las partes a ceder en sus posiciones.

Fuentes cercanas al Palacio de Miraflores, en Venezuela, aseguraron que una de las posibles razones que Chávez entregue hoy a Uribe es la posibilidad de conformar un bloque latinoamericano que respalde este propósito.

Ayer trascendió que el llamado 'canciller' de las Farc, Rodrigo Granda, sacado de prisión por sugerencia del presidente francés, Nicolás Sarkozy, habría recibido instrucciones de la organización armada para coordinar acciones relacionadas con el acuerdo humanitario y que podría reunirse con Chávez en cualquier momento.

Lo que ha trascendido del encuentro

Chávez no quiso pernoctar en Bogotá por un agüero: temor a una nueva noche septembrina.

Los periodistas tendrán que llegar desde antes de las 7 de la mañana a los sitios de reunión.

Hasta anoche había dudas sobre el lugar en donde finalmente Chávez se reunirá con sus invitados.

Un grupo de congresistas británicos coincidió con la presencia de Chávez en Bogotá. También apoyan el acuerdo.

Apuesta a despeje con seguridad

En medio de la expectativa por las propuestas para lograr el intercambio humanitario, de las frustraciones por las reiteradas negativas de las Farc y de la campaña por el 'No al despeje' que encabeza el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, ha pasado inadvertida una ventana que quedó abierta tras recientes palabras de 'Raúl Reyes'.

El vocero de las Farc dijo que el intercambio de secuestrados por guerrilleros presos debía ser en territorio colombiano y no en Venezuela, como propuso el presidente Hugo Chávez, pero aceptó que la negociación del tema se haga en el vecino país.

Y es ahí donde está la ventana abierta si las Farc no echan reversa. Esa guerrilla ha pedido un despeje de Florida y Pradera por 45 días para acordar el intercambio, pero si se negocia este afuera, como admite 'Reyes', la desmilitarización sería solo para la entrega de secuestrados e insurgentes.

Justo días antes de que el presidente Chávez entrara al tema como facilitador, la Fundación Ideas para la Paz (FIP), de la que hacen parte expertos en defensa, aventuró una propuesta en la que fueran "compatibles" el despeje y la seguridad.

La idea, dice la FIP, es evitar "la disyuntiva de escoger entre la libertad de los rehenes y los avances en la restauración del orden", y sobre esa base planteó que el despeje fuera para entregar y no para negociar.

A lo que debe temerse no es a la desmilitarización, sino al tiempo que dure, sobre todo porque las Farc suelen pedir para alargar, como ocurrió en el Caguán.

Para sustentar su propuesta, la FIP retomó palabras del ex comandante de las Fuerzas Militares general (r) Fernando Tapias, que en entrevista reciente con La W dijo: "A mí el despeje de territorio no me parece grave, sino el tiempo que permanezca despejado".

Pactadas en Venezuela las condiciones del intercambio, 45 días de despeje serían suficientes para el canje. La seguridad en la zona se garantizaría, según la FIP, con despliegue militar alrededor, pero con corredores libres para la entrada y salida de los guerrilleros, que estarían vigilados por un contingente civil de Francia, Suiza y España.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog