El ministro Lara en sus contradicciones

Por Venezuela Real - 9 de Agosto, 2007, 17:50, Categoría: Gente de Chávez

ANDRÉS CAÑIZÁLEZ
TalCual
09 de agosto de 2007

El ministro de Información y Comunicación, William Lara, podrá ser recordado tanto por sus propuestas como por sus contradicciones. Durante la ardua y costosa campaña gubernamental para venderle al país y al mundo que el cierre de RCTV era legítimo, llegó a reconocer que los medios que están bajo la administración estatal incumplen la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, y que por tanto era necesario que se estatizara la señal del canal 2 para poder cumplir con tales disposiciones.

Palabras más, palabras menos, nos dijo que la programación del canal 8 no servía, al aseverar que TVes no sería un clon de Venezolana de Televisión. Ambos comentarios evidencian la enorme contradicción que envuelve al ministro Lara, pues una cosa o la otra, es decir que los medios gubernamentales cumplan con la ley y que hagan una programación de calidad depende básicamente de él, de su Ministerio. No le está hablando al país el ministro de Agricultura o el de Economía Popular, sino quien debe diseñar lineamientos y velar porque se efectúen, al menos en su área de competencia: la información y la comunicación.

RCTV salió del aire, por señal abierta, el gobierno invirtió enormes sumas de dinero en defender la decisión y en poner en marcha, con evidentes signos de improvisación, a la señal de TVes, la cual también depende en buena medida del ministro Lara. Hasta ahora ningún dirigente gubernamental se ha atrevido a decirle al país que allí se está haciendo una televisión de calidad, y sobre esa materia William Lara guarda el más absoluto de los silencios.

En lo que sí no guarda silencio el ministro es en hacer anuncios. La semana pasada hizo uno sobre el que es importante volver: en 2008 habrá una nueva estación de televisión, patrocinada por el Estado.Tal anuncio entraña una serie de contradicciones. Dado que el ministro habló en el marco del I Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Soberanía Tecnológica, ante muchos visitantes extranjeros que no padecen la televisión gubernamental de nuestro país, tal anuncio levantó aplausos. De acuerdo con el mensaje, la nueva propuesta ya tiene reservado presupuesto oficial. Lara no pudo ocultar su satisfacción, de esa forma se amplía el aparato gubernamental en medios. Lo que no parece importarle al ministro es sí el canal tendrá o no audiencia, si se hará buena o mala televisión. Seguramente se podrá acusar a quienes critiquen el anuncio, de que estos aspectos –a fin de cuentas- lucen como una exquisitez. Esta dimensión estética y de entretenimiento envuelve una madeja no fácil de abordar, al menos desde la actual práctica mediática gubernamental.Para muestra basta ver la ausencia de adhesiones hacia la experiencia de TVes incluso en las zonas que claramente se identifican, políticamente, con el gobierno.

La creación de una nueva estación de televisión, en el año 2008, para que sea el espacio de los Productores Nacionales Independientes (PNI), tal como nos lo dice el ministro Lara, simboliza una clara contradicción con lo que se nos ha venido asegurando a lo largo de este 2007, con el caso de RCTV.Tanto Lara como el ministro de Telecomunicaciones, Jesse Chacón, nos repitieron que no había más disponibilidad en las frecuencias. Es decir, se nos afirmó categóricamente que era necesario sacar a RCTV del aire para que el Estado pudiera crear una nueva televisión de servicio público. El anuncio de Lara, la semana pasada, nos corrobora la tesis que defendíamos muchos: según estudios especializados no era imprescindible, desde un punto de vista eminentemente técnico, que se sacara a RCTV de la señal de televisión abierta para que el gobierno pudiera disponer de una frecuencia y sacar un nuevo canal de televisión en Venezuela. Tal como sí sucederá en 2008, obviamente después de cobrarle políticamente a RCTV su línea editorial crítica y sus posiciones contestatarias.

Por otro lado, y no menos importante, este anuncio del ministro Lara corrobora la debilidad de otra de las tesis gubernamentales, veamos por qué.

La nueva estación de televisión estará destinada a los Productores Nacionales Independientes, para que estos encuentren un adecuado espacio de difusión. En el papel esto suena conveniente, pero no podemos dejar de recordar que con escasos meses de diferencia era esta, exactamente, la misma bandera que se enarboló para justificar la aparición de TVes ¿Qué pasó?
¿Por qué en tan corto tiempo ya no será este canal el espacio idóneo para los PNI?
Si esta propuesta de un nuevo canal, financiado por el Estado, sigue el camino de las experiencias previas del gobierno en materia televisiva, sólo implicará mayores erogaciones financieras y posiblemente tendrá muy poco impacto en la audiencia. Allí están las grandes contradicciones oficiales en materia de medios. Contradicciones, por cierto, que envuelven principalmente a la gestión de William Lara como ministro de Información y Comunicación.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog