Escándalo argentino que salpica a Venezuela

Por Venezuela Real - 10 de Agosto, 2007, 16:55, Categoría: Prensa Internacional

BUENOS AIRES AFP / LA NACIÓN/GDA
La Nación - Uruguay
10 de agosto de 2007

Dólares.
Otro funcionario "K" destituido; investigaciones se inician en ambos países

Los 800 mil dólares que un ciudadano venezolano intentó ingresar a Buenos Aires provocaron ayer la renuncia de un funcionario argentino, la denuncia de una fiscal de ese país, y el inicio de una investigación en Venezuela.

Claudio Uberti, director del Órgano de Control de Concesiones Viales, funcionario del poderoso ministerio de Planificación argentino, debió presentar su renuncia ayer tras quedar involucrado en un nuevo escándalo que sacude al gobierno, por autorizar a subir a un avión fletado a un empresario venezolano, Guido Antonini Wilson, que intentó ingresar al país con 800.000 dólares.

La renuncia de Uberti es el octavo caso en cuatro meses de un funcionario separado de su cargo por acusación de corrupción, irregularidades en sus funciones, u otra vinculación con los escándalos, a 80 días del comicio presidencial.

Curiosamente, Antonini Wilson llegó a Argentina en las vísperas de la llegada de Chávez al país. Posteriormente viajó a Uruguay, siguiendo el mismo periplo que el mandatario venezolano. Si bien se cree que volvió a Venezuela, según indicó ayer de noche el portal de Perfil, aún permanecería "refugiado" en Montevideo. Este dato no ha podido ser confirmado.

Limpio.

El presidente Néstor Kirchner dijo ayer tener "las manos limpias", en un acto en la periferia noroeste de Buenos Aires, al respaldar la candidatura presidencial de la primera dama y senadora Cristina Fernández, a quien las encuestas pronostican un triunfo electoral. También destacó que estos asuntos saltan a la luz, porque los organismos de control trabajan como corresponde.

Uberti debió renunciar por ser quien autorizó a funcionarios de la firma estatal petrolera venezolana Pdvsa y al empresario Antonini Wilson a subir el sábado en Caracas a un avión fletado por la empresa estatal de energía argentina (Enarsa) que regresaba a Buenos Aires.

Por su parte, Venezuela investiga la procedencia de la maleta con los dólares.

El máximo responsable del organismo tributario, José Vielma Mora, confirmó que el avión salió de Caracas, pero dijo estar investigando la hora, los pasajeros, su equipaje y las escalas. El fiscal general de Venezuela, Isaías Rodríguez, descartó por lo pronto comenzar una investigación judicial hasta tanto la investigación en Argentina arroje resultados más concretos.

En Argentina, la fiscal en lo penal y económico, María Luz Rivas, denunció a Antonini Wilson por el supuesto delito de contrabando. La causa no involucra a ninguno de los otros pasajeros de ese avión.

"Error".

 En Buenos Aires, el ministro de Planificación, Julio De Vido, consideró como "un error" al permitir el ingreso al avión de personas ajenas a la delegación de Argentina.

Uberti, de muy buena relación con el presidente venezolano Hugo Chávez, había viajado el viernes pasado a Caracas junto al presidente de Enarsa, Exequiel Espinosa, y otra funcionaria de esa empresa, en el avión que regresó horas más tarde a Buenos Aires, explicó el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a radios porteñas.

El renunciante era considerado clave en el relacionamiento con Venezuela y un hombre del riñón de De Vido quien, a su vez, es el brazo derecho del presidente Kirchner.

De Vido, bajo cuya órbita ya han sido sospechados varios funcionarios, fue atacado por la oposición, que llegó a pedir su cabeza.

Según Fernández, funcionarios de Pdvsa solicitaron lugar para viajar en el avión, lo que fue autorizado por Uberti.

"Hubo un abuso de la buena fe de los funcionarios argentinos por parte de los funcionarios venezolanos", dijo. Sobre el escándalo desatado, lo atribuyó a "fines electoralistas".

El gobierno argentino, sin embargo, no pudo explicar bien qué hacía Antonini Wilson en el avión. Según la versión oficial, subió al aparato como acompañante de Daniel Uzcateguy Speech, hijo del vicepresidente de Pdvsa.

El empresario habría salido el miércoles de Argentina con rumbo a Uruguay sin reclamar su dinero, que quedó incautado en Buenos Aires.

El escándalo estalló el lunes en coincidencia con la llegada a Buenos Aires de Chávez, quien negó terminantemente que el empresario fuera parte de su comitiva. Ayer, el vicepresidente venezolano calificó al escándalo como "un estúpido pote de humo".

¿Quién es Guido Antonini Wilson?

Tan misterioso como el caso -del que se sabe poco y las autoridades informan menos- es el protagonista.

Es un multimillonario excéntrico de 46 años que gusta de las carreras amateurs con coches de lujo. Posee en Miami un condominio valuado en más de U$S 1 millón.

Sobre su cercanía al chavismo hay diferentes versiones. Hay quienes lo ubican muy cerca de quienes manejan la política económica venezolana; otros le atribuyen lazos con el empresariado más enfrentado al presidente.

El propio gobierno argentino le atribuyó lazos con el chavismo al difundir en un comunicado que Antonini subió al avión en cuestión por pedido del vicepresidente de Pdvsa.

También se lo vincula, aunque esto no fue confirmado, al negocio de las armas en Venezuela.

Qué pasó después es una incógnita. Antonini Wilson no reclamó los 400 mil dólares que aún podía retirar (la Aduana se queda con la mitad de lo incautado cuando esto no es declarado) y se fue del país. Los medios argentinos señalan que viajó a Uruguay, y eventualmente a su país.

"Las autoridades no tienen derecho a interrogar por qué hizo eso", afirmó ayer Aníbal Fernández, ministro del Interior argentino.

Las cifras

790,55 Los miles de dólares que intentó ingresar Antonini Wilson en Argentina el sábado, retenidos por la Aduana

4 Funcionarios de Pdvsa que viajaron en el vuelo; entre ellos Ruth Berhrrenes, funcionaria de la petrolera en Uruguay, según Enarsa

Chávez y Kirchner, juntos

Días después de su reciente encuentro en Buenos Aires, y en medio del escándalo que planea tras los misteriosos 800 mil dólares de un ciudadano venezolano retenidos por la Aduana porteña, los de Argentina y Venezuela, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, volvieron a verse las caras ayer y hoy en Bolivia, en una reunión en la que también participará el anfitrión, Evo Morales.

Los tres presidentes fortalecerán la organización que cobija a países exportadores de gas natural, Opegasur, como mecanismo para afianzar sus mercados energéticos.

Antes de partir a Bolivia, Kirchner elogió la acción de su gobierno por el escándalo, cuando se conoció la dimisión de Claudio Uberti.

"Yo no tapo nada, cuando algo pasa el pueblo se tiene que enterar. Es la primera vez que en la Argentina se combate en serio la corrupción y se busca la verdad de forma permanente", enfatizó. AFP y La Nación/GDA

Los ocho caídos de Kirchner

El "skanska-gate"

El gobierno de Néstor Kirchner se vanagloriaba de estar limpio de escándalos. Pero eso comenzó a cambiar con el denominado "caso Skanska", en el que se descubrieron irregularidades en la concesión de obras públicas (gasoductos) a la firma sueca de ese nombre. Skanska reconoció el pago de "comisiones indebidas", aunque no señaló el destino de las mismas. Por este affaire, fueron despedidos Néstor Ulloa, gerente de Fideicomisos del Banco Nación, y Fulvio Madaro, director del Ente Regulador del Gas (Enargas). Pocos días después, al saberse investigado por la Justicia, renunció Raúl Rodríguez, subsecretario de Obras Públicas. Eso fue en mayo, cuando faltaban cinco meses para las elecciones del 28 de octubre. La Justicia sospecha también de una veintena de funcionarios, entre ellos el secretario de Energía, Daniel Cameron. La gran mayoría de los involucrados se encuentra bajo el área del ministro de Planificación, Julio de Vido.

La bolsa de Miceli

En junio, en el baño del despacho de la ministra de Economía, Felisa Miceli, se encontró una bolsa con más de 60 mil dólares que ella atribuyó a una "operación inmobiliaria" luego frustrada. Al igual que en este caso del venezolano, las respuestas oficiales no conformaron a nadie y tampoco a la Justicia. Al ser imputada por la fiscalía, que sospechaba de "un supuesto origen espurio" del dinero, la jerarca renunció a su cargo el 16 de julio. El nuevo ministro, Miguel Peirano, desplazó el 26 de ese mes de sus cargos a Jaime Grinberg y Jorge March, los dos representantes del gobierno en el Banco Hipotecario, muy vinculados a Miceli. Un día antes, también había despedido a Alejandro Barrios, director del oficial Instituto nacional de Estadísticas y Censos, organismo que mide los indicadores económicos, en medio de denuncias que hablaban de manipulaciones en la tasa de inflación.

Dinero en la aduana

Ayer se le pidió la renuncia a Claudio Uberti, titular del Organo de Control de Concesiones Viales y uno de los principales funcionarios de De Vido. Se lo consideró responsable de haber permitido que el ciudadano venezolano Guido Antonini Wilson intentara ingresar al país con casi 800 mil dólares no declarados (ver nota principal).

Temas no resueltos

Otros funcionarios de gobierno cuestionados en los últimos tiempos son la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti (acusada de nepotismo y mal uso de fondos) y la ministra de Defensa, Nilda Garré, por un supuesto fraude en venta de armas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog