Inflación en Venezuela tiene al bolívar en su menor valor de la historia

Por Venezuela Real - 11 de Agosto, 2007, 17:21, Categoría: Prensa Internacional

El TIEMPO - Colombia
11 de agosto de 2007

El acumulado interanual de la inflación desde julio de 2006 hasta julio de este año alcanzó a 17,2 por ciento, según reportó el Banco Central de Venezuela.

El aumento es especialmente sensible en los bolsillos de los más pobres, pues el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas es el que ha presentado el mayor incremento, 26,1 por ciento.

A estas alturas, solo los voceros oficiales dicen confiar en que el índice de precios no superará el 12 por ciento, tal como lo tienen previsto, pero el acumulado de 2007 hasta julio ya es de 8,3 por ciento.

Además de la inyección de bolívares producto de la renta petrolera, el control de divisas (el dólar oficial está a 2.150 bolívares, pero en el mercado negro ya se consigue a 4.000 y 4.200 bolívares) y el control de precios de alimentos son los otros dos grandes motores de la inflación, pues impiden que los bolívares sean evacuados del mercado.

Hugo Farías, economista profesor del Instituto de Estudios Avanzados, comenta que en Venezuela los equilibrios están desfasados. "Los controles son medidas temporales de contención de la inflación que nunca curan el problema inflacionario. Aunque el país absorbe en gasto público 34 por ciento del PIB, el problema no es tanto la inyección de bolívares sino que la gente no los quiere y prefiere deshacerse de ellos, pero no puede porque hay control de cambios. Entonces compra con voracidad, el precio aumenta porque no alcanza la oferta que permite absorber el exceso de bolívares que circulan en el país".

Desde que fue instaurado el control de precios en el año 2003, ha sido modificado poquísimas veces a pesar del claro aumento en los costos de producción. Ante el temor de ser sancionados, muchos prefieren cambiar de rubro (lo que ha producido escasez de productos como los huevos y la leche), y otros eslabones de la cadena corren el riesgo de comercializarse en mercados paralelos o con precios no regulados (como la carne y el azúcar, esta última 'regulada' a 0,6 dólares el kilo, pero apenas se consigue en ventas de calle a 2,3 dólares).

Carros baratos comida cara

No en todos los casos la oferta se ha ajustado bien a la nueva prosperidad venezolana, que en 2006, por ejemplo, presenció la apertura de 78 nuevos restaurantes sólo en Caracas.
A veces cuesta trabajo hallar carne, huevos, pollo, azúcar, sardinas y leche en los anaqueles de sus mercados.

De nuevo una doble razón explica el fenómeno; por un lado hay quienes aseguran que el control de precios que mantiene el Gobierno a estos productos ha afectado su rentabilidad y productividad, mientras este señala que la escasez solo es producto del crecimiento poblacional, una intensa demanda y de "sectores productivos interesados" en crear alarma y desestabilizar al Estado.

Lo cierto es que la producción interna no alcanza para cubrir la demanda (el presidente Chávez reconoció que el año pasado solo se alcanzó el 75 por ciento de la meta de la cosecha) y, para paliar la brecha, el Gobierno está embarcado en un proceso agresivo de importaciones.

Según el Banco Central de Venezuela, de 21.750 millones de dólares que importó el Estado en 2005, la cifra alcanzó 31.344 el año pasado. En el año 2001, por ejemplo, las importaciones alcanzaron 16.435 millones de dólares.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog