La prensa destapó el caso del hombre del maletín

Por Venezuela Real - 12 de Agosto, 2007, 14:26, Categoría: Corrupción

GUSTAVO YBARRA
Ultimas Noticias
12 de agosto de 2007

Una pequeña nota informó que en el vuelo estaban hombres del presidente Kirchner
Faltan muchas preguntas por responder en este incidente que involucra a Venezuela y Argentina

Buenos Aires. Ninguno de los diez últimos guiones de las películas de James Bond han tenido en vilo a la Argentina como lo está haciendo el apasionante affaire del incidente por el cual el empresario venezolano Guido Antonini Wilson fue encontrado, en plena madrugada porteña y en un aeropuerto poco tradicional en la recepción de vuelos internacionales, intentando ingresar al país con un maletín cargado con 790.550 dólares.

Mucho más si se tiene en cuenta que en aquel vuelo viajaban dos altos funcionarios que reportan de manera directa a Julio de Vido, ministro de Planificación Federal argentino y uno de los colaboradores de mayor confianza del presidente Néstor Kirchner sobre el que desde hace mucho tiempo, casi desde el inicio de la actual administración nacional, pesan fuertes sospechas por corrupción mediante el manejo poco claro de fondos públicos.

Los funcionarios comprometidos son Claudio Uberti, titular del ente que tiene a su cargo el control de las concesiones de las autopistas por peajes del país (Occovi), y Exequiel Espinosa, titular de Energía Argentina S.A. (Enarsa), empresa estatal con negocios en el mercado energético.

Uberti acaba de ser despedido por haber cometido el "error" de haber permitido que Antonini Wilson subiera al avión sin que nadie le preguntara qué llevaba en su valija.

El papel de la prensa.

A pesar de que Kirchner afirmó el jueves que su gobierno no defiende a los corruptos, sino que los despide y los somete a la investigación de la justicia, el caso de la valija repleta de dólares que Antonini Wilson intentó meter de contrabando en la Argentina salió a la luz gracias a la tarea de la prensa.


La primera información se conoció en la noche del lunes, cuando el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, llevaba apenas una hora en el país, al que viajó para firmar una serie de acuerdos para iniciativas energéticas bilaterales. El canal Todo Noticias-TN divulgó el extraño incidente relatand! o que un ciudadano venezolano había sido detenido por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Hasta ahí nada más se conocía, salvo que el incidente había llegado a manos de la justicia a raíz de la denuncia de Ricardo Mussa, histórico dirigente del peronismo porteño que no reporta al kirchnerismo y que es más conocido por su pertinaz voluntad para postularse en todas las elecciones (presidenciales, legislativas y para alcalde) que se realizan desde hace más de 15 años sin mayor éxito que juntar un puñado de votos inferior al 1% del padrón.

Pero el verdadero escándalo estalló dos días después, cuando en su edición del miércoles el diario económico Ámbito Financiero publicó en su contratapa que entre los pasajeros del vuelo privado en el que había llegado Antonini se encontraba Uberti, titular del Occovi y hombre fuerte en los negocios que desde hace cuatro años mantienen las administraciones de Kirchner y Chávez.

Ese pequeño artículo fue lo que desencadenó esta verdadera historia de alto voltaje político que fue tomando volumen con el paso de las horas. Poco después se supo por la Justicia que el hombre de la valija repleta de dólares era Antonini Wilson y, casi en simultáneo con informaciones de medios alternativos (páginas de Internet que acostumbran a contar chismes del poder), quiénes eran los otros pasajeros. Así se supo que, además de Uberti, también había viajado Espinosa, otro de los hombres de confianza del ministro De Vido.

Recién entonces, en la tarde-noche del miércoles, el gobierno de Kirchner dio su primera respuesta oficial en el asunto. Lo hizo a través de Enarsa con un comunicado en el que se explicaba que el viaje había sido realizado en un jet privado y que su pasaje inicial estaba integrado por Espinoza, Uberti y una empleada de este último, Victoria Bereziuk, que renunció tras el escándalo. Que en Caracas le pidieron a la delegación argentina si podían llevar a Buenos Aires a tres directivos de Pdvsa< /a>, entre ellos a Daniel Uzcátegui Speech, hijo del vicepresidente de la compañía y quien, siempre según el anuncio oficial, pidió que Antonini Wilson pudiera viajar en el vuelo.

Versiones.

A partir de este momento empiezan las diferencias en las historias. La versión del gobierno kirchnerista asegura que el empresario venezolano se sometió a la requisa de la Policía de Seguridad Aeroportuaria sin mayor dilación y que, una vez hallados los dólares no declarados -deben hacerlo todas aquellas personas que pretendan ingresar al país más de 10.000 dólares-, se quedó haciendo los trámites de rigor mientras el resto de los pasajeros abandonaba el aeropuerto. Sin embargo, el primer denunciante del incidente, Mussa, asegura que si se presentó ante la Justicia fue porque vio cómo Uberti amenazaba con despedir a los funcionarios aeroportuarios si impedían el ingreso de Antonini Wilson, al que citó como miembro de la comitiva del presidente Chávez que llegaría dos días después.


Preguntas sin respuestas.

La primera de ellas es por qué la empresa Enarsa alquiló un avión privado para volar a Caracas con un costo de 75.000 dólares cuando en un vuelo en primera ida y vuelta los tres funcionarios argentinos hubiesen gastado 15.000 pesos, es decir, menos de 5.000 dólares. La segunda, es por qué el vuelo de regreso llegó al aeroparque metropolitano y no al aeropuerto internacional de Ezeiza y a las 2:30 de la madrugada.


Por el momento, sólo se conoce la versión del jefe de Gabinete de Kirchner, Alberto Fernández, quien aseguró que el uso de un jet privado obedeció a que sólo hay tres frecuencias semanales entre Buenos Aires y Caracas. El hecho se oscurece más si se toma en cuenta que la aeronave fue alquilada a la firma Royalclass, cuyo principal accionista es Pablo Yabrán, hijo del fallecido empresario Alfredo Yabrán a quien, en la década de los 90, se lo sindicó como líder de una mafia que controlaba el mercado postal privado y los servicios de rampa y pista de los aeropuertos argentinos y que termino suicidándose acorralado por la justicia, que lo investigaba como responsable del crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas por haber cometido el pecado de haberle tomado la primera fotografía del empresario que un medio de prensa pudo publicar.

Pero sin dudas que lo que mayor sospechas genera es la actitud de Antonini Wilson, quien abandonó Argentina con destino a Montevideo -otra de las escalas del viaje de Chávez al Cono Sur-, sin importarle que en la Aduana argentina quedaron, incautados, sus dólares en efectivo. Otro interrogante más: cómo hizo el empresario para sacar tamaña cantidad de dinero de un país, Venezuela, en el que rige un estricto control de divisas.

Hasta el momento, la justicia no ha avanzado más allá de calificar el hecho como contrabando, delito cuyo castigo no pasa de una sanción aduanera que se salda con una multa equivalente a la mitad del dinero no declarado. Sin embargo, se barajan muchas hipótesis sobre el origen del dinero. En Argentina ya todos conocen la historia de Antonini Wilson como un millonario con relaciones comerciales en Venezuela que fijó su residencia en Miami, donde está empadronado para votar en las elecciones de su país, que gusta de las competencias automovilísticas de alta velocidad y que se ha convertido en el extravagante y enigmático protagonista de un nuevo escándalo con sospechas de corrupción que acosan al gobierno de Kirchner cuando falta algo de más de dos meses para las elecciones presidenciales del 28 de octubre.

Como se ve, la historia es apasionante. Pero el guión de esta película que supera con creces a las del agente 007 todavía no termina.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog