Chávez busca la eternidad constitucional

Por Venezuela Real - 16 de Agosto, 2007, 16:15, Categoría: Prensa Internacional

ROBERT MUR
Vanguardia
16 de agosto de 2007

El líder venezolano presenta una reforma de la Carta Magna que incluye la reelección presidencial indefinida
La reforma deberá ser aprobada por el Parlamento chavista y ratificada en un referéndum popular

La apisonadora bolivariana continúa sin freno. Esta madrugada el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ejecutó lo que podría ser el enroque definitivo de su figura y de su ideología para perpetuarse en el poder eternamente. El mandatario llevó al Parlamento su tan anunciada reforma de la Constitución, cuyo punto más significativo no por consabido es menos relevante: la reelección indefinida del presidente.

Lo primero que hizo Chávez al llegar al poder en 1999 fue promover una nueva Carta Magna, a la que se añadiría el adjetivo "bolivariana". Aquel fue el inicio de la transformación política de Venezuela y la presentación formal del estilo confrontacional del mandatario. Esa Constitución, vigente hoy día, ya incrementaba considerablemente los poderes presidenciales y aumentaba de cinco a seis años el mandato del jefe del Estado, con la posibilidad de una única reelección.

No obstante, en el texto fundamental se introdujo también el llamado referéndum revocatorio, que permite que todos los cargos de elección popular puedan ser cuestionados y sometidos a una reválida a mitad de su mandato. Chávez se sometió a referéndum revocatorio en el 2004, donde el líder venezolano consolidó su poder al obtener un 59% de los sufragios favorables a su continuidad.

Al resultar reelecto en los comicios del año pasado, el Gobierno de Chávez debe extenderse hasta el año 2013, fecha en que según la actual Constitución no podría repostularse. El mandatario encadenaría más de trece años de mandato, si se suman los dieciséis meses extras que duró su primer periodo, antes de someter a referéndum la actual Carta Magna.

Previamente a ese refrendo popular, Chávez había convocado una Asamblea Constituyente, que se ocupó de redactar la norma fundamental. Sin embargo, ahora el presidente no considera necesario llamar a una Constituyente, puesto que para el Gobierno no se trata de una nueva Carta Magna, sino simplemente de una reforma que supuestamente no modificará artículos fundamentales. No obstante, de las palabras pronunciadas por el propio Chávez se deduce que algunos de esos artículos sufrirán cambios, aunque se utilizarán subterfugios legales, como disposiciones añadidas.

La idea de convocar una Asamblea Constituyente ni se le pasa por la cabeza al mandatario, ya que ello supondría la incorporación de la oposición a los debates. Cabe recordar un grave error táctico de esa misma oposición, que trató de boicotear las elecciones legislativas del 2005 al no presentar candidatos. El resultado es que el cien por cien de los miembros de la Asamblea Nacional, que deberá debatir y concluir la reforma constitucional antes de dos años, pertenecen a partidos afines al chavismo.

Esa irrelevancia institucional de la fragmentada oposición ha hecho que, paradójicamente, sus representantes se hayan convertido en los principales defensores del texto de 1999. Algunos opositores alegan que antes de reformar la norm , primero es necesario desarrollarla. Algunos documentos contrarios a la modificación tachan la iniciativa de "dictatorial y marxista-leninista".

El texto presentado hoy por el líder bolivariano ante el Parlamento unicameral ha surgido de una comisión nombrada expresamente por Chávez. El objetivo está claro: grabar a fuego en la Constitución el "socialismo del siglo XXI" que propugna el mandatario. Chávez ha dicho que la Carta Magna trazará una "nueva geometría del poder".

Durante los últimos meses, las filtraciones y rumores sobre los trabajos de la comisión han estado a la orden del día. Apenas 24 horas antes de su presentación parlamentaria, Chávez telefoneó un programa de la televisión y adelantó que cuando se haga pública la propuesta de reforma y "repartamos proyectos por todos lados, comienza una buena, bonita y gran batalla". El presidente añadió que "va a quedar desmontado un conjunto de artimañas y falsedades que se han estado construyendo en periódicos y televisiones".

La presencia de Chávez en la Asamblea Nacional se anunció ayer por sorpresa. No estaba previsto que el texto de la reforma fuera presentado inminentemente. Los medios venezolanos atribuyen esta agilidad a la intención del presidente de extender una cortina de humo sobre el caso de la maleta con 800.000 dólares interceptada la semana pasada a un empresario chavista en un aeropuerto de Buenos Aires.

Parece, pues, que trece años de gobierno no son "suficientes" para Chávez. De hecho, así se expresó el mandatario a finales de julio durante un acto público, donde también insinuó que dimitiría si la reforma constitucional no era aprobada en el plebiscito. "Si me responden que no, listo", dijo el líder bolivariano. "Seguiría batallando, eso sí - prosiguió Chávez-. No nací para ser presidente, yo soy Hugo, un soldado", concluyó.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog