Las trapisondas de Hugo Chávez salen a luz

Por Venezuela Real - 20 de Agosto, 2007, 17:29, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Editorial
ABC DIGITAL- Paraguay
20 de Agosto de 2007

La tantas veces negada intromisión del gobierno dictatorial de Hugo Chávez en los asuntos internos de otros países acaba de desmoronarse. Un dirigente piquetero argentino reconoció que “el Gobierno venezolano mantiene económicamente a los piqueteros de nuestra agrupación, así como también a otras organizaciones”. Este asunto es sumamente peligroso y debe ser motivo de alerta para los gobiernos de la región. En nuestro país, organizaciones que apoyan a Fernando Lugo se manifiestan abiertamente favorables a Chávez e inclusive admiten recibir también beneficios de su gobierno. Lugo debería aclarar su posible relación con las maniobras del mandatario venezolano, para que no quede prisionero de escondidos compromisos indeseables para el país.

La tantas veces negada intromisión del gobierno dictatorial del mesiánico Hugo Chávez en los asuntos internos de otros países acaba de desmoronarse por la confesión de parte de uno de los referentes más recalcitrantes y violentos de la izquierda política argentina. En efecto, conforme a una reciente crónica aparecida en el diario argentino “Ambito Financiero”, el piquetero Luis D’Elía admitió sin tapujos que “el Gobierno venezolano mantiene económicamente a los piqueteros de nuestra agrupación, así como también a otras organizaciones”. La declaración se produjo en el contexto del escándalo que surgió a raíz del “fatazo” descubierto de los 800.000 dólares que pretendió introducir un “empresario” venezolano muy cercano a Hugo Chávez en un avión fletado por el Gobierno argentino para sus funcionarios que venían de Venezuela al mismo tiempo que el dictador Chávez visitaba la Argentina.

Conviene destacar, por otro lado, las tristes y violentas acciones directas del grupo piquetero comandado por Luis D’Elía, personaje tristemente célebre por imponer mediante la violencia sus puntos de vista y que ahora se presenta nada menos que a candidato para los comicios presidenciales de octubre próximo. Tiene en su haber, entre otras cosas, haber atropellado e incendiado una comisaría en el interior de su país, por lo que no recibió ninguna sanción conforme establece la ley, prueba evidente de que goza de la protección política en el más alto nivel del gobierno de Kirchner; fue además uno de los principales organizadores de los actos realizados en Mar del Plata con la llamada “Anticumbre”, que tuvo por objetivo hacerle la contra a la Cumbre de las Américas que motivó la visita del presidente norteamericano, George Bush. Igualmente, ha sido protagonista de los más violentos cierres de rutas y atraco a propiedades privadas en el vecino país, mereciendo las críticas más ácidas de propios y extraños. La impunidad que goza el conocido matón piquetero D’Elía no puede sino comprometer directamente al gobierno de su país y también al de Venezuela, que provee los grandes recursos para sus movilizaciones como él mismo lo acaba de confirmar. Todo esto es sumamente peligroso y debe ser motivo de alerta para los demás gobiernos de la región, siempre que quieran mantenerse alejados de las influencias nefastas de la clase de “política” que Chávez quiere comprar con la fuerza de sus petrodólares.

El asunto se torna particularmente preocupante porque son grupos que tienen el odio y el resentimiento como energía central de sus acciones directas para hacer añicos las leyes, las instituciones y los valores más acendrados de toda sociedad moderna y democrática. Paraguay, por supuesto, no está ajeno a la influencia de las ideas totalitarias que pregonan estos grupos que, a fuer de hacer realidad su “socialismo” del siglo XXI y con el soporte de los petrodólares que Chávez alegremente reparte a sus acólitos, pueden perfectamente –por qué no– estar recibiendo también adoctrinamiento, catecismo y dinero para llevar adelante tan repudiables actividades.

Ante la llegada subrepticia desde Venezuela de una importante suma a la Argentina, que Chávez se niega a investigar, cabe aventurar que en nuestro país pudo y puede estar ocurriendo lo mismo para apoyar a organizaciones afines a su política o a candidatos presidenciales que pueden posteriormente apuntalar también su alocada aventura, la que supuestamente busca instalar un nuevo orden que traerá justicia, progreso, convivencia y paz entre los hombres, pero cuyos métodos para conseguir esos objetivos son la antítesis de lo que pregona.

Frente a este lamentable cuadro lo único que cabe decir es que parte de nuestra sociedad por demasiado tiempo se ha aferrado con ceguera a varias ideas absurdas y es la causa de su fracaso. La sociedad en su conjunto debe estar atenta para separar la paja del trigo; debe evitar por sobre todo cometer los errores de otros cuando aparecen tan claras evidencias como en este caso.

En la actual lucha preelectoral de nuestro país, organizaciones que apoyan a Fernando Lugo se manifiestan abiertamente favorables a Chávez e inclusive admiten recibir beneficios de su gobierno. Teniendo en cuenta que precisamente las “ayudas” que los gobiernos no pueden realizar abiertamente se canalizan por medios subrepticios y torcidos, para conocimiento de la opinión pública Lugo debería aclarar su posible relación con las maniobras del mandatario venezolano, para que en el caso de ser electo presidente no quede prisionero de escondidos compromisos indeseables para el país.

 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog