El almuerzo indigesto - Maletín molesto

Por Venezuela Real - 21 de Agosto, 2007, 15:12, Categoría: Corrupción

El Editorial
El Nacional
21 de agosto de 2007

La inmediata y desmesurada reacción del Gobierno venezolano ante un reportaje periodístico llevado a cabo por el equipo del programa televisivo argentino Los Tres Poderes, no deja lugar a dudas sobre la importancia del escándalo del maletín (o la valija) de Antonini. Y esto es conveniente recalcarlo porque si ese reportaje trasmitido desde Buenos Aires no estuviera basado en indicios sólidos y convincentes nada hubiera ocurrido. Pero ahora, con esa actitud de buscapleitos adoptada desde Miraflores, todo el mundo comienza a pensar si detrás no hay algo más comprometedor que todavía no ha salido a la luz.

Resultan innegables los esfuerzos públicos y también clandestinos, nacionales e internacionales, que ha emprendido el Gobierno venezolano para tratar de echarle tierra a este asunto del maletín de Guido Antonini. Sin embargo, sus esfuerzos han sido inútiles porque en ningún momento se ha propuesto investigar policial y políticamente un hecho que no ha sido inventado por nadie, sino que está comprobado tanto por las autoridades aduanales argentinas como por las declaraciones de los propios implicados, la gran mayoría de ellos altos funcionarios de confianza de organismos de energía y petróleo de los dos países.

¿Qué es realmente lo que se quiere ocultar de un hecho que, por su trascendencia, debería ser objeto de un seguimiento público y permanente? ¿Es que acaso los ciudadanos argentinos y venezolanos somos menores de edad, a quienes no se les puede decir la verdad porque podemos sufrir un daño cerebral irreparable? ¿En qué nos puede afectar moralmente conocer cómo actúan los pillos que se introducen en la burocracia bolivariana y, desde allí, procuran negocios para sus bolsillos y esquilman al tesoro público? Entonces ¿por qué insiste el Gobierno venezolano servir como cómplice de quienes con su forma de actuar no sólo perjudican a la revolución bolivariana sino que, de paso, dejan a Venezuela como muchacha de telenovela, pobre y engañada? Lo correcto, lo valiente y lo revolucionario es desenmascarar públicamente a las bandas de comisionistas y a la red de corruptos que actúan al interior de la principal empresa petrolera del Estado. Y no es difícil esta tarea: todo el mundo los conoce, saben de sus negocios y de sus lujosas veleidades. De manera que Miraflores hace el papel de marido cornudo y es el último en enterarse.

Willian Lara, ministro de Comunicación e Información, dijo ayer que "no ha habido ninguna ocasión en que se haya producido un almuerzo entre el empresario Guido Antonini y el presidente Chávez". Pero el rollizo Antonini Wilson reveló a sus captores en el aeropuerto, según el sumario policial, que "no había tenido tiempo de traer (a Argentina) ropa de invierno porque cuando llegó a Caracas desde Miami, tuvo que ir a un almuerzo con el presidente Chávez".

No hay razón para creerle todo al hombre del maletín (o de la valija), pero tampoco para santificar al presidente Chávez, porque entre los dos la adicción a la mentira es crónica.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog