Miquilena denuncia fraude constitucional

Por Venezuela Real - 21 de Agosto, 2007, 18:42, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

Alejandro Botía
TalCual
21 de agosto de 2007

El otrora “indescabezable” y todopoderoso ministro de Interior y Justicia, advierte que con su reforma de la Constitución Chávez pretende darle carácter legal a sus reiteradas violaciones a la Carta Magna

Después de un prolongado ostracismo tras su salida del gobierno en enero de 2002, el otrora hombre fuerte del gobierno de Hugo Chávez decidió romper su silencio para denunciar lo que a su juicio representa un deliberado plan del Presidente para consumar un fraude a la Constitución.

Ante los 33 artículos presentados por el mandatario nacional en la Asamblea Nacional (AN) el pasado 15 de agosto, Miquilena sostiene que no estamos en presencia de una simple reforma a la Carta Magna de 1999 sino ante la pretensión de aprobar una nueva constitución.

Para alzar la voz, Miquilena, convocó hoy a las 11 a.m. a una rueda de prensa en el hotel Eurobuilding, con el propósito de denunciar los planes de Chávez de perpetuarse en el poder y darle rango jurídico a sus reiteradas violaciones de la constitución.

Si un parlamento plural no está facultado para cambiar la constitución –sostiene el ex constituyente y ex ministro del Interior– mucho menos puede estarlo una Asamblea Nacional unicolor, que el propio presidente descalifica y que fue electa por sólo el 15% del electorado.

Según el dirigente, surgido en las filas de Unió Republicana Democrática (URD) en los años 40, la naturaleza de los cambios propuestos por Chávez, ameritan la convocatoria del poder soberano del pueblo a través de una Asamblea Nacional Constituyente. Sin embargo, Chávez optó por burlar los procedimientos y modificar el Texto Fundamental a mano alzada desde interior la AN.

SE PAGA Y SE DA EL VUELTO

El ex ministro del Interior, asegura también que todo el contenido de la reforma propuesta por Chávez no hace otra cosa que recoger en un instrumento jurídico y darle carácter legal, a todo el cúmulo de arbitrariedades y violaciones a la constitución que ha venido cometiendo el primer mandatario.

Desde la politización de la FAN, el desconocimiento de la autonomía del BCV; la violación de los derechos humanos; hasta la anulación de la autonomía regional y el desconocimiento de la descentralización, quedarían consagradas con la reforma constitucional.

Miquilena, quien desde su ruptura con Chávez sólo abandonó el silencio el 11 d abril de 2002 cuando dijo que no quería ver su nombre vinculado a un gobierno con las manos manchadas de sangre, advierte ahora que el mandatario nacional pretende burlarse de la inteligencia de los venezolanos, para perpetuarse en el poder.

Lo único realmente nuevo en ese proyecto de reforma –dice Miquilena– es el aumento del período presidencial a siete años y la instauración de la reelección indefinida, que conllevan una ruptura con el principio de alternancia en el poder.

A su juicio, Chávez usa como excusa el principio de que la soberanía reside en el pueblo, para justificar su intención de legalizar la reelección indefinida.

“Si examinamos el cuadro que hay en el país, apreciamos un poder judicial domesticado, una administración pública donde los recursos del estado se manejan al arbitrio de un presidente que hace lo que le da la gana y un poder electoral conformado de manera fraudulenta para favorecer los intereses de quienes están en el poder”, dice Miquilena.

LUCHA EN DOS TIEMPOS

Para el ex presidente de la Asamblea Constituyente, todos estos elementos conforman un panorama oscuro que augura momentos tormentosos para la democracia.

“Estamos viviendo una hora aciaga para el país en la que están amenazadas todas las libertades y la propia constitución”, sostiene.

Para Miquilena, el momento crucial por el que atraviesa Venezuela, obliga a plantearse la lucha política por la democracia en dos tiempos:
uno, orientado esencialmente a la denuncia del fraude que pretende cometer Chávez y a desenmascarar el carácter inconstitucional de su proyecto de reforma.

El segundo momento de la lucha será la definición, por parte de los sectores democráticos, de la posición que se asuma frente al articulado de la reforma. Por ahora, Miquilena prefiere no opinar en torno a este escenario y deja para un futuro no muy lejano el debate.

La cuestión es si debe aglutinarse a la población y convocarla para votar contra la reforma o si debe por el contrario, llamarse a la abstención y desconocer de plano la legitimidad de cualquier cambio a la carta magna que surja de el proceso puesto en marcha por Chávez.

“En su momento se verá qué se hace, el tiempo de decidir ya vendrá. No sería bueno introducir elementos de debate políticos ahora cuando lo importante es denunciar el fraude en marcha”, sostiene Miquilena.

La posición del ex ministro de Interior y Justicia, coincide con la de su colega de bancada en la ANC, Hermán Escarrá, quien asegura que ya llegará la oportunidad propicia para definir la posición que se debe tomar frente al proyecto de reforma: si se vota en contra o si se ignora electoralmente y se llama a la abstención.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog