Cuando la familia bebe el trago más amargo

Por Venezuela Real - 24 de Agosto, 2007, 15:17, Categoría: Dimensión Social

Maye Albornoz
TalCual
24 de agosto de 2007

Los seres más cercanos a las personas enfermas de alcoholismo atraviesan por un vía crucis que sólo ellos conocen. Hogares disfuncionales y niños violentos y resentidos son algunas de las consecuencias de no buscar ayuda a tiempo. Grupos como Al-Anon, brazo de Alcohólicos Anónimos, ofrecen apoyo a éstas personas. Su XXV Congreso Nacional se realizará este fin de semana

Daniela* evoca su vida de hace 10 años y le duele. Por mucho tiempo debió soportar las borracheras de su esposo y con esto los insultos y maltratos físicos. La llegada del único hijo de la pareja no cambió las cosas. Cada día, se hacía más fuerte su sentimiento de culpa y frustración luego de intentar cuánto podía para rescatar la armonía en la familia.

"Me anulé por completo. Lo primero que pensé fue que él bebía por mi culpa, que sus depresiones y cambios de humor se debían a que yo no estaba el tiempo suficiente en casa, ocupándome de mi familia. Perdí mi propia vida intentando resolver las cosas, sin saber que detrás de todo había una enfermedad", cuenta Daniela entre sollozos.

Ella lo conocía desde que eran novios, y las salidas a tomar licor, que en principio eran en fines de semana, pasaron a ser parte de la cotidianidad. Con un trago de más, la persona más cariñosa puede pasar a la violencia y el desprecio desmedido. "Al principio notaba que desarrolló una tolerancia increíble, tomaba y tomaba y se mantenía sobrio, pero con el paso del tiempo la situación cambió. En los últimos años, con apenas un sorbo de alcohol ya estaba borracho".

Daniela recuerda que le costó reconocer el problema, primero el de él, según ella por el cliché de que todos los alcohólicos rozan la indigencia y, luego, comprender que el resto de la familia también necesitaría ayuda para reparar los daños que el alcoholismo de su ser querido había dejado en ellos.

ESCALERA DE SALIDA

Mientras la situación estaba cada vez más cercana a tocar fondo, Daniela se hacía más perceptiva.

Cuenta que notó un cambio de actitud en una mujer que vivía en su edificio: "Siempre había sido alguien gris, pero luego no paraba de sonreír". En su desesperación, no dudó en preguntarle cómo había logrado superar aquello que le atormentaba.

Fue suerte que diera con la persona indicada, pues la vecina la condujo al grupo Al-Anon, una organización mundial que presta apoyo a familiares que han sido afectados por el alcoholismo de alguien cercano.

Según la Organización Mundial de la Salud, el alcoholismo es considerado una enfermedad de la familia.

Beber sin control afecta al alcohólico y a su entorno: amigos, trabajo, hijos, padres, pareja, todos sufren. "Entendí que yo no tenía la culpa, tomé la decisión de quererme y aprendí a ser feliz". Según Daniela, este fue el efecto que tuvo asistir a Al-Anon. Pero la situación en su núcleo familiar estaba tan conmovida que se hizo imposible la convivencia. Entonces decidió, por su bien y el de su hijo, separarse de su esposo, quien aún no se reconoce como enfermo.

La literatura de la hermandad indica que este tipo de situaciones se produce si no se asume a tiempo el problema. Por lo general los familiares se sienten responsables de la actitud del alcohólico y se vuelven obsesivos en controlarlos, lo que desencadena un efecto contrario en el enfermo. La consecuencia en los hijos puede ser devastadora:
comportamiento violento; problema de autoestima, alcohol y drogas y resentimiento hacia los padres, son los más comunes.

Explica también que los familiares deben comprender que están imposibilitados para ayudar a la persona a dejar de beber u obligarlo a buscar ayuda profesional, sólo él mismo puede hacerlo. Acosar a la persona o esconderle las botellas tampoco funciona: "A mi hijo lo informo, pero entendí que no me puedo obsesionar como hice con su papá. Antes mi única meta en la vida era que mi esposo dejara de tomar. Lo más difícil de la terapia es entender que tu vida vale y que no puedes vivirla a través de otro", relata Daniela.

COMPARTIR ES SANAR

El grupo de familia Al-Anon se esmera por mantener el anonimato de sus integrantes, quienes incluso se conocen entre sí sólo por sus nombres de pila. En las reuniones realizan terapias no dirigidas en las que comparten experiencias, fortalezas y esperanza, según cuenta una participante.

Este viernes 24, sábado 25 y domingo 26 de agosto, se realizará el XXV Congreso Nacional Al-Anon y Alateen, desde las 8:30 am, con el lema "Un regalo de amor para la familia" en la Fundación Casa de Bello, Salón Auditorio, esquinas Mercedes a Luneta, Parroquia Altagracia, en Caracas.

La entrada es libre.

La finalidad de este encuentro es promover a la hermandad y llevar el mensaje al mayor número de personas, pues siempre alguien podría necesitarlo. Los ponentes serán los integrantes con más tiempo dentro de Al-Anon, quienes compartirán sus vivencias con los presentes.

* El nombre real de "Daniela" se resguardó

10 COSAS QUE DEBE SABER

# A menudo se puede identificar el alcoholismo a través de los miembros de la familia
# Más de 50% de los delincuentes juveniles vienen de familias alcohólicas
# Muchos niños de alcohólicos tienen problemas de aprendizaje, mientras otros hijos de alcohólicos sobrepasan la excelencia en compensación por los problemas de su casa
# Al-Anon es una comunidad internacional con sedes en toda Venezuela
# Alateen Forma parte de Al-Anon y fue concebida para adolescentes cuyas vidas han sido afectadas por los problemas de alcohol de terceros
# El único requisito para pertenecer al grupo es tener un familiar afectado por el alcohol. No hay que pagar cuotas para las reuniones
# Por cada alcohólico en el hogar, hay siete familiares afectados
# Venezuela, ocupa el primer lugar en Latinoamérica con un consumo per cápitade alcohol, equivalente a 60 Lts. anuales. Actualmente el país cuenta con más de 300 agrupaciones de Alcohólicos Anónimos
# En América Latina, sólo Cuba se acerca a Venezuela en sus negros números sobre el control de bebedores problema, pues nada más han transcurrido 3 años desde que el mensaje del alcohol como enfermedad llegó a la isla
# Al-Anon tiente 34 años en Venezuela y cuenta con 74 grupos a nivel nacional

El número telefónico de la Oficina de Servicios Generales de Al-Anon es: 0212- 7827026






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog