¡Sin infiltrados!

Por Venezuela Real - 24 de Agosto, 2007, 16:54, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

HÉCTOR FAÚNDEZ LEDESMA
El Nacional
24 de agosto de 2007

Así definió Hugo Chávez el tipo de proceso que quiere para la discusión y aprobación de la reforma constitucional. El Presidente de la República lamentó que en la Asamblea Constituyente, que aprobó "la mejor Constitución del mundo", haya habido infiltrados que impidieron adoptar un texto diferente. Según Chávez, incluso su mentor y ex ministro de Interior, Luis Miquilena, habría sido uno de esos infiltrados. Con toda seguridad, esos infiltrados fueron quienes incorporaron en la Constitución normas sobre la separación de poderes, la libertad de expresión, el debido proceso, y el derecho de reunión. Esos infiltrados deben haber sido quienes impidieron consagrar la presidencia vitalicia (y hereditaria), obligándonos a corregir esas deficiencias.

Esta vez, el jefe del Estado no quiere que haya tropiezos y, por lo tanto, está dispuesto a evitar que en el proceso de reforma constitucional pueda haber algún infiltrado. Por eso es que el proyecto de reforma se preparó a puertas cerradas, previo juramento de confidencialidad de los miembros del Consejo Presidencial. Por eso es que no hubo ni habrá discusión pública sobre algo que ya ha sido decidido por el caudillo, y en lo que ningún infiltrado tiene nada qué decir. Habiéndose erigido en fiel intérprete de la voluntad popular, Hugo Chávez sabe lo que el pueblo quiere, y sabe cuáles son los cambios que se requieren. Cualquier otra cosa es perder el tiempo, y distraer a la población con la discusión de asuntos que, en opinión de Chávez, no son esenciales.

El actual Presidente de la República pretende que se apruebe una reforma constitucional incompatible con la idea de democracia, y aspira a que en el proceso de adoptarla no haya infiltrados. Sin embargo, es bueno que se sepa que, para Chávez, infiltrados no son los que, desde hace décadas, venían conspirado desde el interior de las Fuerzas Armadas para destruir la democracia; tampoco son los agentes cubanos que hoy pululan por las oficinas del gobierno, ni los extranjeros que vienen al país como invitados oficiales a opinar sobre la política interna. Infiltrados no son los mercenarios que están haciendo negocios desde la cúpula de Pdvsa ni quienes manejan las finanzas públicas y están pagando, con dinero venezolano, la deuda exterior y los proyectos de desarrollo de otras naciones.

Para el teniente coronel Hugo Chávez, infiltrados son los que no están dispuestos a doblegarse ante la voracidad sin límites de quien pretende gobernar el país eternamente.

Para Chávez, infiltrados son los que quieren transparencia en la gestión de los asuntos públicos, lejos de los contratos otorgados sin licitación, y lejos de los maletines llenos de dólares, que van a financiar campañas electorales en tierras extrañas.

Infiltrados son quienes piden que se respete la norma constitucional que garantiza el acceso a la información, y que obliga a los funcionarios públicos a dar cuenta de los asuntos bajo su responsabilidad.

Infiltrados son los que desean un Banco Central autónomo, y que no quieren que el jefe del Estado disponga irresponsablemente de las reservas internacionales. Para Chávez, infiltrados son quienes añoran aquel Estado de Derecho en el que todos estábamos sometidos a la Constitución y a la ley; son los venezolanos que no han renunciado a pensar por sí mismos, que tienen una visión distinta del tipo de sociedad que se nos pretende imponer, y que aspiran a construir un país mejor, en un marco de democracia y libertad.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog