La esperanza: el nuevo flagelo regional

Por Venezuela Real - 28 de Agosto, 2007, 17:27, Categoría: Política Nacional

Raquel Gamus
TalCual
28 de agosto de 2007

Como fenómeno colectivo, la esperanza ha demostrado ser paralizadora. Chávez lo ha comprendido bien y ha sabido combinar magistralmente su copioso discurso de inclusión de los olvidados (independientemente de la exclusión practicada), con el manejo a su antojo del chorro petrolero.

Ha dado muchísimo menos de lo que promete; pero alimenta día a día la esperanza.

En ese sentido, las misiones cumplen un papel estelar.

Pero lo verdaderamente novedoso es la esperanza internacional que ha generado.

Tan sólo en su último recorrido sureño ofreció desembolsar más de 13.000 millones de dólares para proyectos en el sector energético y firmó acuerdos para respaldar la aseveración de que puede suministrar petróleo para todo el siglo.

No otra cosa hizo en la reunión de Petrocaribe, en la que además de anunciar la construcción de refinerías, gasoductos e inversiones, aseguró que nuestro petróleo —que él cree suyo— está a disposición y alcanzará para todos.

Al parecer, muy poco de lo ofrecido ha sido concretado; nadie tiene claro cuánto hay de fantasía y cuánto de realidad en estas promesas, cuántos de estos delirios podrán cumplirse. Pero de forma similar a desempleados o damnificados esperanzados en las dádivas de sus gobiernos, jefes de estado del continente han aprendido a combinar la obediencia con la autonomía para emprender alianzas económicas indeseadas por el dueño de la chequera; a vacilarse la intromisión en sus asuntos internos y a simular que creen todas sus propuestas.

Gracias a los recursos de los venezolanos que arbitrariamente maneja su presidente, la esperanza se ha convertido en principio rector de las relaciones interamericanas en el siglo XXI, que amenaza con desplazar los esfuerzos democráticos que culminaron con la aprobación de la Carta Democrática.

Si se trata de un candidato a dictador, aprueba la reelección indefinida, le da un golpe a la constitución o cierra medios de comunicación, son temas que han pasado nuevamente a considerarse como "problemas internos de los venezolanos" que no competen ni a la OEA ni a otros organismos multilaterales. De acuerdo a la perspectiva del Secretario General del organismo y de sus integrantes, la democracia parece haber pasado de moda y la no ingerencia adquiere ribetes de alcahuetería.

¿Será así de oscura la suerte de los acuerdos contra la corrupción? Por ahora el escándalo de la maleta con los dólares venezolanos ingresados ilegalmente a Argentina está por resolverse.

Si, como declararon los jefes de la Cancillería y de la energía, intentando minimizar el problema, ésta no es la primera ni la última maleta que ingresa por aeropuertos, no habrá que hacerse muchas ilusiones en el interés oficial de los esperanzados en develar entuertos.

El panorama no es halagador para los sectores democráticos venezolanos, pero si la dirigencia opositora decide ponerse las pilas a tiempo para enfrentar los motores y batallones socialistas no todo está perdido. Si la OEA se sigue desentendiéndose, parlamentarios y ONG's del continente y el mundo, que han dado muestra de vocación democrática, serán importantes aliados.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog