Entronización del régimen comunista

Por Venezuela Real - 29 de Agosto, 2007, 16:22, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

Luis Enrique Oberto G
El Universal
29 de agosto de 2007

Una reforma que implica la liquidación de cualquier atisbo de existencia democrática real
Como en otras ocasiones ha ocurrido, después de varios anuncios insinuando que el proyecto de reforma de la Constitución podría ser considerado en el año 2008, hace dos semanas fue presentado a la Asamblea Nacional para ser tramitado según un cronograma de actividades que supone su sanción en diciembre del año en curso. Una reforma que no es tal, porque los cambios propuestos hacen de ella una nueva Constitución, que implica la liquidación de cualquier atisbo de existencia democrática real en el país y una forma de organización social -comunista- contraria al querer mayoritario de la población, como ha quedado expresado en cuanta consulta de opinión ha sido hecha al respecto.

Contrario a democracia

El régimen comunista por su naturaleza es contrario a cualquier sistema genuinamente democrático. En ninguna parte del mundo ha sido, ni podrá ser, un régimen que promueva realmente la dignidad de la persona humana y su realización en libertad, porque para ello tiene que dejar de ser comunista, como ocurrió en la Unión Soviética -cuando decidieron pensar en la gente y promover la Perestroika y la Glasnost- y, más tarde, en sus satélites de la Europa Oriental. En dicho régimen siempre habrá uno de sus representantes dispuesto a pensar y decidir por el ciudadano, y a obligarlo -usando los medios e imponiéndole las penas que estime necesario- a que actúe según su voluntad.

Ideología del mal

El diseño de políticas y la ejecución de acciones dirigidas a mantener en zozobra a gran parte de la ciudadanía de un país y a depauperar su forma de vida, sólo puede estar movido por una de las ideologías del mal. La siembra de odios en su seno, la discriminación de una parte de ella y la sustitución de la justicia por la arbitrariedad, nunca conducirán a su bienestar. Tampoco las guerras que no persiguen asegurar su libertad cuando está amenazada de perderla -o devolvérsela si la ha perdido-, que siempre marcan a los pueblos a los que se las imponen. El belicismo nunca dejará de ser una expresión de la ambición y avidez de poder de quienes no les importa la gente.

Al abordar la reforma de la Constitución en la forma como ha sido hecha, tanto desde la perspectiva de su formulación encerrada como desde la de su trámite y consideración acelerada por parte de los órganos responsables de garantizar su manejo con la delicadeza que su trascendencia impone, por ser siempre un asunto del interés de todos, ha quedado claro el poco respeto que a la ciudadanía se le guarda y la ninguna importancia que a su trajinar en paz y libertad se le da.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog