Chávez, reforma y corrupción indefinida

Por Venezuela Real - 31 de Agosto, 2007, 15:30, Categoría: Corrupción

OSCAR LUCIEN
El Nacional
31 de agosto de 2007

Indignado por el obsceno abuso que el teniente coronel Chávez nuevamente hizo de los medios de comunicación del Estado, para ponerlos al servicio de un acto eminentemente partidista, la Asamblea de batallones del PUS del sábado pasado en El Poliedro (otro espacio público), con la complicidad de los funcionarios al frente de esos medios, entendí el sentido de uno de los cambios que nos quiere meter Chávez en la mal llamada reforma de la actual Constitución. Estoy absolutamente seguro de que el presidente conoce los textos de la vigente Ley contra la corrupción: "Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad política o económica alguna. En consecuencia, no podrán destinar el uso de los bienes públicos o los recursos que integran el patrimonio público para favorecer a partidos o proyectos políticos, o a intereses económicos particulares (art. 13). "El funcionario público que, indebidamente, en beneficio particular o para fines contrarios a los previstos en las leyes, reglamentos, resoluciones u órdenes de servicio, utilice o permita que otra persona utilice bienes del patrimonio público o en poder de algún organismo público, o de empresas del Estado cuya administración, tenencia o custodia se le haya confiado, será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años (art. 54).

Sin embargo, en la lógica de la revolución, "el fin justifica los medios" y propone en el proyecto presidencial de reforma (sic) de la Constitución la eliminación del artículo 141: "La Administración Pública está al servicio de los ciudadanos y ciudadanas y se fundamenta en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho".

Aunque estoy absolutamente convencido de que la propuesta de otra Constitución que trata de imponernos el teniente coronel Chávez tiene como único propósito su permanencia indefinida, continua o vitalicia en el poder, valdría la pena señalar como, también, mediante el nuevo artículo 141 de la reforma (sic) se pretende dar título constitucional a la corrupción indefinida.

Una de las banderas de Chávez durante su campaña electoral de 1998, cuando fue electo por cinco años, fue la lucha contra la corrupción.

Sin embargo, lo paradójico es que la historia de la corrupción del gobierno bolivariano comienza precisamente durante la campaña presidencial de 1998 con el financiamiento de 1,5 millones de dólares por parte del BBVA, violando la Ley Orgánica del Sufragio y de Partidos Políticos de Venezuela.

Al inicio de su gobierno una heterodoxa reforma del FIEM (Fondo de Inversión y Estabilidad Macroeconómica) lo convierte en caja chica del régimen. En 2000 se denuncia que 2,3 millones de dólares fueron utilizados para fines no autorizados. El plan Bolívar 2000, un plan de contingencia cívico-militar para atender los problemas más apremiantes del pueblo venezolano se convirtió en uno de los primeros y más notorios casos de corrupción. Inmensas sumas de dinero de fuente desconocida e inauditables fueron administradas por los jefes de las guarniciones militares y no por gobernaciones, alcaldías o ministerios. Aunque sin pretender ser exhaustivos, la lista de casos de corrupción más notorios dejaría inmovilizada la modesta carretilla del padre Palmar: Edelca, Banco Industrial de Venezuela, Fondur y reconstrucción del Estado Vargas, Fogade, Fundabarrios, Eleoccidente, CVG-Venalum, Represa de Caruachi, Fondafa, Ciudad Lebrún, Complejo Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora (Caaez), planta procesadora de tomates La Centinela. Progra mas sociales bandera del gobierno de Chávez como Barrio Adentro y Mercal han sido acusados de manejos non sanctos. En mayo de 2006, Eliézer Otaiza denunció que sólo 15% de los organismos gubernamentales presentan relación de contratos, y de éstos 95% se otorgó por adjudicación directa sin licitación.

El reciente caso del maletín con los 800.000 dólares es, sin duda, la guinda de la torta (de la corrupción). Rechazar la reforma no es sólo oponerse a la reelección indefinida. También significa rechazar la corrupción indefinida.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog