Constitución de papel

Por Venezuela Real - 31 de Agosto, 2007, 15:35, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

CARLOS RAMÍREZ LÓPEZ
El Nacional
31 de agosto de 2007

En Venezuela hemos venido funcionando sin ley suprema desde hace tiempo, desde antes de Chávez. Una cosa dice el papel y otra la realidad.

En la efervescencia de los tiempos finales de la dominación adeco-copeyana, un numeroso grupo de abogados, entre quienes se encontraba el hoy diputado Carlos Escarrá, nos organizamos para protestar frente a la Corte Suprema de Justicia por la inefectividad del texto constitucional de 1961. En aquella acción de calle, que por cierto no fue reprimida, reclamamos que los derechos y garantías estaban suspendidos de hecho ya que no surtían efecto.

La anarquía se había instalado en todas las instancias del poder, subvirtiendo el sentido que abarca el concepto de democracia, de allí la degradación con la que se manejaban los dineros públicos, la manipulación de la justicia por aquellas terribles tribus, el poder militar envilecido en medio de negociados y compadrazgos. El país estaba asfixiado en manos de una pequeña élite que no reconocía más ley que la que le dictara sus intereses.

Quienes creímos que con el desplazamiento del puntofijismo se restauraría el imperio de la ley, nos equivocamos.

Rápidamente, un comando de aprovechadores levantó de sus curules a los viejos congresantes para sentarse ellos, los nuevos depredadores que entonces, en un librito azul, empaquetaron la nueva Constitución como la panacea salvadora. Crearon y coparon el supercogollo más poderoso y obediente de todos los tiempos, denominado Sala Constitucional, a la que asignaron la misión de último intérprete y guardián supremo de la carta fundamental, esto en atención al enunciado de que "la constitución dice lo que los jueces dicen que dice". Fabricaron aquel texto a la medida de sus conveniencias y lo llenaron de elogios como el mejor del mundo, el campeón de las garantías, catálogo de derechos y a la vez norma suprema, es decir, poesía y realidad en una simbiosis jamás lograda en la ciencia constitucional del universo.

Poco duró el embeleso que dio paso al desencanto. Rápidamente nos dimos cuenta de que seguíamos con una Constitución de papel, por un lado estaban sus preceptos y por otro la voluntad política en ejercicio del poder real. Dos niveles normativos, el formal y el que se aplica.

La crítica a la violación de las formas cuando la vieja CSJ autorizó el cambio de texto a través de la convocatoria a una Constituyente que no estaba dentro del marco de lo entonces permitido, es la misma crítica que ahora se reproduce: el poder político cambia la Constitución sin respetar las previsiones que al respecto ella misma contiene. Otra cosa común en ambos casos es que en 1999 se hizo una Constitución a la que se ignoró y la que ahora se hará se ignorará igualmente, ambas son sólo papel de desecho.

La Constitución que ahora se impondrá hace engañosas concesiones tácticas que se definen como "de transición" hacia otra fase donde desaparecerá definitivamente la propiedad privada; donde no exista el dinero; donde se proscriba el capitalismo y su base de considerar la fuerza de trabajo como una mercancía; es decir, cuando finalmente tengamos el fantasioso hombre nuevo y la utópica sociedad sin clases. El poder político se moverá hacia esos objetivos mil veces proclamados y superpondrá esa voluntad real a lo que diga el librito rojo que ahora se promociona y el cual impúdicamente será igualmente ignorado cuando sus postulados, el respeto a la propiedad privada, por ejemplo, entren en conflicto con la dirección estratégica que enrumba hacia el comunismo. Lo que en ese librito rojo se asiente tampoco será límite alguno para el abusivo ejercicio del poder, que para algo se le ha perdonado la vida a la Sala Constitucional.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Agosto 2007  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog