"Cada venezolano deberá tener un fusil"

Por Venezuela Real - 12 de Septiembre, 2007, 19:50, Categoría: Temas Militares

Richard Becerra Jiménez
Noticias 24 / Infopress
12 de septiembre de 2007

Entrevista a William Izarra

“Tiene que llegar un momento en el cual la población civil, y dada la identificación del enemigo que ataca al Proceso por distintas vías, será necesario que esté armada. Recordemos que la confrontación contra el imperio es a través de la guerra asimétrica y eso implica la necesidad de tener a nuestra población armada“. Lo dice hoy William Izarra en una entrevista de Richard Becerra donde analiza, entre otros temas, la reforma constitucional.

Desde antes de plantearse el Psuv y el factor ideológico dentro del proceso político que encabeza el Presidente de la República, Hugo Chávez, ya el teniente coronel y ex viceministro de Relaciones Exteriores William Izarra tenía largo trecho caminado por casi todo el territorio nacional proponiendo y escribiendo al respecto y sobre el nuevo rumbo que debería tomar la revolución bolivariana.

Con la propuesta de la reforma de la Carta Magna, que el Presidente presentó a la Asamblea Nacional, Izarra señala que no se trata de una simple reforma sino de una “revolución constituyente”. “Es algo por lo cual uno ha venido luchando durante muchos años”, afirma inicialmente.

Pedagogo al hablar, respetuoso de las ideas y específico en sus apreciaciones, la entrevista que concede en exclusiva para Intopress tiene lugar en un salón del Archivo General de la Nación en donde dirige un equipo técnico que trabajará en la creación de un archivo de la revolución.

“Cuando se inició el Proceso en el año 1999 yo me encontraba dentro de esas ideas”, afirma al ahondar en el tema de la reforma. “La reforma profundizará el proceso revolucionario”, subraya.

“Es decir, llegamos al punto donde se marca la diferencia entre reforma y revolución, es un momento coyuntural que genera una nueva fase y la cual es la aceleración directa que, según mi interpretación, sería la cuarta fase. La primera (fase) es la toma del poder; la segunda es el desarrollo del modelo endógeno; la tercera, es el arranque del socialismo y la cuarta, la aceleración directa. Por lo tanto, la reforma es propia de una revolución que busca cambio de estructuras”, argumenta.

- ¿Cuál es su análisis de la propuesta de reelección indefinida o contínua sólo para el cargo del Presidente, aspecto que ha sido cuestionado por sectores opositores como el inicio de una autocracia?
- Es válido para Hugo Chávez la continuidad porque se está construyendo una revolución. Y a quien le ha tocado el privilegio histórico de dictar las pautas es a Hugo Chávez; por ello se necesita su vigencia en el tiempo para darle la viabilidad al proyecto. Pero, hay que considerar que así como puede ser reelecto la misma Constitución establece el referendo revocatorio para que el colectivo decida que no quiere la continuidad del Presidente.

Pero, hay un tercer factor, en mi consideración personal, y es la confianza que tengo en Hugo Chávez. Cabe señalar aquí una ocasión, hace diez años en un evento que hicimos en Valencia, en donde él señaló ante la dirección estratégica del MVR lo siguiente: “Yo meto las manos en el fuego por William Izarra”. Hoy en día, digo lo mismo por él: yo meto las manos en el fuego por Hugo Chávez.

Una coraza ética

- ¿Considera que se deben establecer mecanismos para declarar a Venezuela como una nación socialista?
- Puede haber algo netamente nominativo lo cual no debería ser lo importante a diferencia de lo ideológico con lo cual se necesita la acción y la práctica y la cotidianidad. La consolidación de la revolución se alcanzará cuando se llegue al bien común pleno del colectivo nacional. Allí estaríamos en niveles óptimos para el ejercicio del socialismo.

- ¿Ha sido acertado el debate alrededor de la ideología como factor del proceso político bolivariano?
- El Presidente ha insistido muchísimo en el debate ideológico pero no se puede ordenar o decretar, es algo que nace en la conciencia de la comunidad. En el marco de la reforma constitucional tomará mayor fuerza la discusión ideológica. El colectivo que apoya el proceso revolucionario tiene necesidad de la formación política, de manejo de conceptos y categorías que le permitan fortalecer la búsqueda de un cambio de estructura. Por fin, la gente está entendiendo la importancia de la discusión ideológica y formación política.

- ¿El objetivo que se ha planteado la revolución bolivariana verse afectado con escándalos de corrupción como ha ocurrido con Pdvsa, el decomiso del maletín a un empresario vinculado al Proceso, entre otras denuncias?
- Eso lo puede afectar, evidentemente que sí. Sin embargo, por otro lado puede enseñar en la medida que se asuma la capacitación política. En esa medida se pueden reforzar los principios éticos y morales del individuo. Cuando éste entienda el significado del proceso revolucionario, cuyo fundamento es el humanismo del ser, en esa medida se genera como una coraza ética que le da moral al individuo para contrarrestar los efectos fascinantes de la corrupción.

“La corrupción se perfecciona”

- ¿Por qué existe la impresión en la población que el gobierno no ha sido severo en el combate de la corrupción?
- Sí creo que ha habido voluntad, al menos a nivel de Hugo Chávez. Pero, veo que la corrupción se ha ido perfeccionando y especializando hasta no dejar huella. Por eso es difícil acusar a alguien si no se tienen las pruebas. La corrupción es consecuencia del modelo pragmático sustentado de la maximización del beneficio, se trata de mentes brillantes. Por lo tanto, la corrupción se perfecciona constantemente para no dejar ningún tipo de pruebas. Es por ello que al sistema judicial le resulta muy difícil acusar a un corrupto.

- ¿No han sido malos ejemplos revolucionarios que altos funcionarios tengan las camionetas Hummer, yates, mansiones, lujos, o se elaboren mecanismos como la Lista Tascón?
- Sí lo es, sí lo es. En la medida que avanza el proceso revolucionario se tiene que ir depurando a quienes dirigen el proceso o tienen mando directo. En la medida que se adquieran esos principios éticos y morales, de igual manera, el sistema irá depurando a quienes no están ganados desde el punto de vista conceptual e ideológico para seguir adelante con la revolución.
Búsqueda del poder popular

- En septiembre del año 2006 usted publicó un documento que tituló “El partido único en tres fases”, ¿estas ideas de alguna manera han influenciado en la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv)?
- Ese documento fue producto de mis análisis e investigaciones sobre la creación de una plataforma unitaria, pero especialmente a raíz del golpe del 2002. Después del golpe (2002) se creó una comisión presidencial de la cual yo formé parte y que tuvo como propósito la fundación de una plataforma unitaria que no prosperó debido a los intereses de los partidos que apoyaban a la revolución. Sin embargo, continué con la discusión y ello arrojó resultados con un documento que titulé “El partido único”. Esto ha tenido algún tipo de incidencia en lo que es hoy en día la conformación del Psuv.

Esa plataforma unitaria o el Psuv debe ser instrumento para la emancipación del pueblo. De hecho, esa denominación de partido debe desaparecer y reemplazada por la palabra “plataforma”, y ello con el propósito de descontextualizarlo de los partidos de la Cuarta
República que tuvieron el virus del clientelismo.

- ¿Qué principios debe conservar el Psuv para que no se desvirtúe como en el caso de los partidos de la Cuarta República?
- Meterse de lleno en la esencia de la revolución y esta es el poder popular. En la medida que todas nuestras acciones estén referidas a la búsqueda del poder popular seremos consecuentes con lograr un instrumento que vaya hacia la emancipación del colectivo.

- ¿Se ha pre inscrito como aspirante al Psuv?
- Estoy pre inscrito como aspirante.

“No es politización de la FAN”

- ¿Cómo interpreta usted la denominación del término Socialismo Siglo XXI?
- El Socialismo del Siglo XXI podría verse a través de la conceptualización diaria o cotidiana y otra con fundamentos científicos. Este tipo de socialismo es la continuación del proyecto de emancipación del Libertador Simón Bolívar. Pero, también le podemos incorporar a Cristo quien también ha inspirado al socialismo. Se podría decir, entonces, que el socialismo es la búsqueda del bien común del colectivo nacional. También se puede adherir al Ché (Guevara) como ícono de toda referencia del pensamiento marxista y revolucionario. Podemos concluir que el socialismo es la lucha imperecedera contra la injusticia social y es, además, la creación de una cultura para un nuevo hombre.

- ¿Cómo interpreta la propuesta de la reforma constitucional en el aspecto específico de la Fuerza Armada Nacional?
- Estoy totalmente de acuerdo. Ya podemos hablar de un cambio revolucionario que ha habido dentro de la FAN; por ejemplo, “patria, socialismo o muerte” no es una frase fría sino una expresión espiritual. Hay una identificación con estas expresiones que nacen en la lucha de la FAN.

- ¿Eso no es más bien que estamos al frente de una politización de la FAN?
- No, no es politización sino una identificación plena con un nuevo modo de vida, de entender el mundo y de desarrollar el pensamiento militar. Estoy de acuerdo con la creación de una sola Fuerza Armada Bolivariana y con sus distintos componentes e incluyendo la reserva nacional que pasará a ser la Milicia Popular.

Guerra asimétrica

- ¿Con la entrada en vigencia de ese concepto cada venezolano tendría derecho a tener un fusil?
- Ojala llegáramos a ese nivel. Pero, con la propuesta de la reforma el uso legítimo de las armas va a estar institucionalizado en la FAN. Tiene que llegar un momento en el cual la población civil, y dada la identificación del enemigo que ataca al Proceso por distintas vías, será necesario que esté armada. Recordemos que la confrontación contra el imperio es a través de la guerra asimétrica y eso implica la necesidad de tener a nuestra población armada.

- ¿Qué porcentaje de posibilidades hay de que Venezuela sea invadida por Estados Unidos?
- La invasión no puede medirse en un nivel de guerra total o de ocupación de espacio territorial de la fuerza invasora. Esta es una categoría que puede darse pero en nuestro caso es a distintos niveles. Por ejemplo, puede darse a través de la desestabilización y lo vimos con las manifestaciones estudiantiles y la protesta cívica no violenta. La guerra contra el gobierno revolucionario a través de los medios de comunicación es también una forma de guerra.

“Machurucuto me cambió la vida”

William Izarra egresó de la Escuela de Aviación en el año 1967 en momentos cuando el ejército mantenía batallas contra la guerrilla. “El pensamiento doctrinario era que el enemigo a vencer era el comunismo y subversión”, señala.

Estando en el teatro de operaciones de Altagracia de Orituco se dio un hecho que le cambió la vida y fue el desembarco de soldados cubanos en Machurucuto, una playa que queda al frente de Cúpira, estado Miranda.

“Allí cayó preso un oficial cubano, llamado Antonio Briones Montoto, quien venía acompañando a unos militantes revolucionarios que se iban a internar en (la isla) El Bachiller”, recuerda.

A Izarra le tocó entrevistarlo: “Y esa entrevista causó en mí un estremecimiento a la formación rígida que yo tenía, y a partir de allí se inicia en mí la búsqueda de la revolución. Mi vida profesional la dirigí para organizarme y capacitarme y organizar una estructura dentro de la FAN para alcanzar la revolución”, afirma.

Con permiso de la FAN ingresa a la Universidad Central de Venezuela para estudiar una carrera universitaria, pero es aprovechada por Izarra para adquirir conocimientos y experiencias para alcanzar la meta trazada.

Paralelamente, funda en el año 1979 el movimiento ARMA (Alianza Revolucionaria de Militares Activos) que cuajó como un semillero marxista dentro de la FAN y hasta lograron establecer comunicaciones con los gobierno de Libia, Ira y Cuba.

El movimiento fue infiltrado e Izarra es llevado a juicio por conspiración marxista. Y aunque no se le comprobó culpa alguna no pudo quitarse de encima la etiqueta de “oficial comunista” lo cual le impidió los ascensos y los cargos de mando.

Chávez y William


William Izarra señala que conoció a Hugo Chávez en el año 1981 pero una vez que se organizó el movimiento del 4 de Febrero no pudo participar pues ya se encontraba fuera de la FAN.


“No estuvimos involucrados en el plan pero sí en organizaciones políticas con las cuales se mantenían comunicaciones”, puntualiza.


Asimismo, confiesa su faceta de novelista la cual califica como su estado natural y no descarta dedicarse a tiempo completo a la narrativa.

William es padre de Adriana y del ex ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, hoy presidente de Telesur. “Mi relación con Andrés es de profundo respeto, hemos sido compañeros y es quizás producto de la soledad que sufrimos por la ruptura matrimonial, y eso nos vinculó mucho”, acota.

- ¿Cómo es su relación con el presidente Chávez?
- Ha habido una relación de afecto. Desde que nos conocimos en el año 1981 y después cuando comenzamos con el Movimiento Quinta República. Ese afecto se ha mantenido a pesar que no tengamos una relación más estrecha debido a las circunstancias. Además, venimos de las mismas raíces y es la búsqueda de la revolución.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog