CHÁVEZ EN SU BERENJENAL

Por Venezuela Real - 12 de Septiembre, 2007, 15:37, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Adolfo R. Taylhardat
El Univeresal
12 de septiembre de 2007

Quienes seguimos por televisión la rueda de prensa que ofrecieron los dos mandatarios al final de la visita pudimos apreciar que el ambiente dentro del cual se desarrolló la “cumbre” Chávez-Uribe no fue el mas cordial y amigable. Los presidentes estaban situados cada uno frente a un atril situado a por lo menos dos metros de distancia, lo que no le permitió a Chávez, como acostumbra hacerlo, abrazar, manosear o apretujar a su interlocutor. Las caras que tenían los dos mandatarios revelaban tensión y distanciamiento. Es cierto que con el correr del tiempo el ambiente se volvió menos tenso, pero sin caer en la confianzuda excesiva familiaridad con que Chávez acostumbra tratar a sus pares.

Chávez creía que durante su visita iba a lograr solucionar la situación de los 45 rehenes que se encuentran secuestrados por las FARC entre los que figura la ex–candidata presidencial Ingrid Betancourt. Al menos eso es lo que hizo creer a la opinión pública. Es lo que esperaban los familiares de los rehenes y la Senadora Piedad Córdova que se reunieron con él en Miraflores la víspera de su partida para Bogotá.  Chávez esperaba obtener de Uribe la luz verde para negociar con las FARC valiéndose de sus vínculos con los capataces de ese movimiento narco-guerrillero. Eso le habría servido para borrar de la memoria de la opinión pública internacional el escándalo del maletinazo de los 800.000 dólares, desviar la atención de los venezolanos respecto de su propósito de convertirse en presidente vitalicio y presentarse ante el mundo como el gran hacedor de la paz en Colombia para que lo postulen otra vez al premio Nóbel.


Lo cierto es que, según contó el Presidente Uribe en la rueda de prensa, durante su encuentro con Chávez le hizo una relación completa de todos los esfuerzos que tanto él como sus predecesores han hecho para restablecer la paz en Colombia. Finalmente ante la insistencia de su colega y después de recibir el ofrecimiento de resolver el problema de la delimitación de las áreas marinas y submarinas en el Golfo de Venezuela, Uribe aceptó finalmente permitir que Chávez actúe como mediador.

Lo que ha recibido Chávez en sus manos es una papa caliente que le resultará muy difícil manejar. Las posiciones irreconciliables de las dos partes en el conflicto anuncian de antemano el rotundo fracaso de la mediación.

El Presidente Uribe dejó muy claro que su gobierno no cederá en su posición contraria a la desmilitarización de territorio que exigen las FARC. Una caricatura publicada en el Tiempo de Bogotá ilustró con toda precisión la situación: el Presidente Uribe aparece inclinado trazando en el piso una línea recta que comienza en los pies de Chávez como diciéndole, está bien, puedes hacer de mediador pero no te me sales de esta línea. "No hay zona de despeje'' militar, ha dicho Uribe, "estamos procurando controlar el territorio para proteger a los ciudadanos''. Como es sabido, la guerrilla pide la desmilitarización de un área de 800 kilómetros cuadrados en los municipios de Pradera y Florida para realizar el canje recíproco de prisioneros. 

Por su lado los jefes de las FARC han dicho que no liberarán a los rehenes sino dentro del territorio colombiano. “Yo quiero agradecer al presidente Chávez por esa generosidad (Chávez ofreció despejar una zona de territorio venezolano para efectuar el canje) pero seguimos sosteniendo que es un problema interno y el canje debe solucionarse en Colombia” ha dicho Raúl Reyes, portavoz de esa organización guerrillera.

Adicionalmente las Fuerzas Militares de Colombia han dicho que no bajarán la guardia ante las FARC y advirtió que la vinculación de Chávez como mediador “no llevará a modificar nuestra política contra la organización insurgente” “Nosotros continuaremos con las operaciones militares con toda la contundencia con la que se han venido llevando a cabo” ha dicho el Ministro de la Defensa de Colombia.

En resumen, Chávez está metido en un auténtico berenjenal, del cual difícilmente saldrá ileso. Al tiempo que jugará su papel de mediador debe ocuparse del tema de la modificación de la Constitución cuyo objetivo último la ciudadanía comienza a entender y a rechazar. Pero también tiene que lidiar con las situaciones de confrontación interna entre sus prosélitos, el distanciamiento de PODEMOS, la reacción de los familiares de venezolanos secuestrados que no entienden por qué no le asigna a ellos la misma –o mas- importancia y prioridad que la que otorga a los colombianos,

Chávez parece olvidar que el “dialogo” entre el gobierno colombiano y las ELN que se efectúa en La Habana con la facilitación del gobierno cubano ya lleva dos años y tras seis rondas de negociaciones es muy poco lo que han podido avanzar.
Para completar, está por verse cual es la solución que le ofrecerá a Colombia en el tema del Golfo de Venezuela. "Quiero que solucionemos el diferendo con Colombia sobre el Golfo. ¡Ese problema es necesario resolverlo ya! Es decir, !YO, HUGO CHÁVEZ EL SOBERANO DEL SOBERANO ORDENO RESOLVER ESTE PROBLEMA AHORA MISMO! Seguramente en esto quiere proceder como con la modificación de la constitución, en secreto, a golpe y tapujo, a espalda de los venezolanos y antes del referendo constitucional, olvidando que ningún venezolano está dispuesto a aceptar una solución que implique perder territorio.
 

En su culebrón semanal del domingo pasado Chávez reconoció algunos de los obstáculos que ya ha confrontado en la misión que asumió. Dijo que el Jefe de la FARC le informó que no vendrá a Venezuela pero que podría enviar un representante. En vista de eso ofreció ir a la selva colombiana si el presidente Uribe lo autoriza, aunque reconoció que eso tampoco es nada fácil. Señaló que tratará de que ambas partes cedan en sus posiciones para buscar un acercamiento. “Deben entender (...) que si ellos quieren el acuerdo humanitario ambos deben ceder en algo”.

"Yo comencé siendo, aceptando, el papel de un observador, pero ya no, ya he caído en el papel de mediador, y lo he dicho: si a las puertas del quinto infierno tuviera yo que ir para tratar de que haya un acuerdo humanitario y más allá un acuerdo de paz... pues allá iré". A lo mejor aprovechará para ver si efectivamente George W. Bush está allí.

"Dicen que el que se mete a redentor muere crucificado y yo le pido al Redentor que nos ayude para que podamos ayudar a Colombia".  Falta ver si después de todo lo que ha dicho de la iglesia y de los sacerdotes el Redentor está dispuesto a ayudarlo.

En todo caso, cualquiera sea la salida que encuentre en ese berenjenal, Chávez saldrá perdiendo. Si fracasa, que es lo mas probable quedará desprestigiado ante los venezolanos, los colombianos y el mundo. Si obtiene un resultado positivo, aún cuando quiera capitalizarlo, su prestigio también quedará en entredicho a la luz de la opinión pública porque se deberá a la estrecha relación de connivencia que cultiva con la dirigencia guerrillera colombiana. 

Sabemos que Chávez siempre trata de convertir las derrotas en victorias y será muy triste constatar que un tema tan delicado como el de la suerte de 45 rehenes de la guerrilla es explotado con fines políticos y para ocultar a la opinión pública su verdadera imagen.

Sin embargo, creo que el presidente Uribe sabía perfectamente lo que hacía cuando lo autorizó a mediar.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog