Reunión de la OPEP - Sensata decisión

Por Venezuela Real - 12 de Septiembre, 2007, 19:14, Categoría: Petróleo/Energía

El Editorial 
El Nacional
13 de septiembre de 2007

La decisión de la OPEP de aumentar la producción en 500.000 barriles diarios ha sido considerada como "simbólica" por la mayoría de los analistas. Se trata, sin embargo, de un símbolo importante. El mensaje consiste en que los países exportadores de petróleo no desean contribuir a la inestabilidad de la economía mundial y que, sin duda, prefieren una relación armoniosa con los países consumidores a una confrontación, tal como lo proponen Irán y Venezuela.

En las últimas semanas han crecido los temores con respecto a un deterioro grave en el crecimiento de la actividad económica a escala mundial. Ello estaría originado por el debilitamiento de los mercados financieros, luego de los problemas del crédito provocados por el crack de las hipotecas de riesgo en Estados Unidos. Era probable que una actitud inflexible de parte de la OPEP hubiera podido dar lugar a que se achacara a los precios de los hidrocarburos las dificultades que hoy sacuden a la economía global.

Tradicionalmente, al menos desde la década de los setenta del siglo XX, cuando se presentan problemas en las economías de los países industrializados, se suele culpar a los precios del petróleo y a los países que exportan esa materia prima de haber provocado la inestabilidad y de las penurias que deben soportar los consumidores finales, los ciudadanos. El asunto es muy fácil porque normalmente la inestabilidad se produce hacia el final de un ciclo económico expansivo, en el cual casi necesariamente se han elevado los precios de los hidrocarburos, debido al aumento de la demanda.

Los líderes políticos y económicos de los países industrializados para ocultar sus propias faltas –en el caso de Estados Unidos, el exceso de créditos hipotecarios mal garantizados– inventan un culpable externo, que invariablemente es la OPEP. Con ello, además, intentan desprestigiar a los exportadores ante la opinión pública y debilitar su posición negociadora. Ha ocurrido lo mismo cada 10 años durante las últimas cuatro décadas.

Esta vez los países exportadores no han caído en la trampa. Mediante la decisión "simbólica" de esta semana han dejado claro que no están dispuestos a contribuir a una recesión y, mucho menos, a que se les atribuya. También dejaron claro que están conscientes de que una desaceleración de la actividad económica mundial perjudicaría a los países petroleros.

Sobre la base de este sano razonamiento la decisión adoptada de "complacer a los mercados" se debe considerar más como un signo de sagacidad que una debilidad. La OPEP ha sacado lecciones de su propia experiencia y tiene ya la sabiduría y la firmeza necesarias para derrotar, dentro de su propio seno, a los países que pretenden ser "duros" y buscan la confrontación por razones políticas domésticas, como Irán y Venezuela.

La organización conoce desde hace mucho tiempo un juego de poder que el ministro Rafael Ramírez y su jefe superior aún no han comprendido. Y en buena hora sus colegas de la OPEP hacen oídos sordos a sus opiniones.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog